La serie de TV The Purge amplía el universo distópico de la franquicia cinematográfica

La serie de TV The Purge (USA/SyFy) ya está en el aire. Pocos conceptos tan poderosos y con tantas posibilidades dramáticas como el de la franquicia y, ahora, la serie. La franquicia describe una sociedad, la estadounidense, organizada en torno a una sangrienta celebración. Una purga anual.

Una noche en la que, por 12 horas, la población tiene la total libertad de perpetrar toda clase de crímenes. Y sin temer retaliación alguna. Un concepto vil que embarga al espectador con una extraña e inasible sensación de resaca moral.

Lo interesante es que lo que en la primera cinta era apenas la premisa de una historia de horror, íntima y mínima; gradualmente devino en la base fundamental de una sociedad distópica. Además de una ácida crítica hacia la derecha religiosa más recalcitrante de los Estados Unidos.

Purga y totalitarismo

La historia nos ha acostumbrado a que las purgas son mecanismos de desahogo de tensiones y recuperación del equilibrio de los totalitarismos. Bien sea a través de la muerte, la cárcel o el exilio.

Por eso resulta muy ingeniosa la inversión implícita en el concepto narrativo de los filmes. Las purgas como base fundamental de un gobierno totalitario. En este caso, el de un partido conservador, de ultraderecha, los Nuevos Padres Fundadores de América.

Es también ingeniosa la idea de usar el crimen como mecanismo de desahogo de tensiones sociales. El pensamiento conservador está alimentado por las amenazas externas. La racial. La política. El crimen.

Pero en este caso, Los Nuevos Padres Fundadores de América abrazan el crimen en vez de combatirlo. Y esta idea es lo que sostiene todo su entramado de poder y control social. Si no puedes contra ellos, únete. 

No hay que perder de vista que la clase política y empresarial —blanca, nacionalista y corrupta— que dirige los destinos de EE.UU. ve la purga como una herramienta de sometimiento y exterminio de las clases más desposeídas y las minorías discriminadas.

Serie de TV The Purge
Serie de TV The Purge, visión más amplia

La serie de TV The Purge, horizonte más amplio

Conforme han ido estrenando películas, el enfoque de la franquicia se ha ido ampliando. De una primera cinta que prácticamente transcurría en una sola locación y se centraba en una familia protagonista, las siguientes películas ampliaron su visión e incluyeron tramas colectivas que abarcan casi todo el espectro social.

Y después de la última «precuela» (The First Purge), acaso era inevitable que tarde o temprano arribara una serie con el mismo concepto. Esta semana, finalmente, se ha estrenado el primer capítulo.

Desde luego, un sólo capítulo es insuficiente para juzgar las diez horas que tendrá de duración la nueva serie. Pero si hemos de juzgar por esta primera entrega, el resto se adivina igual o más vertiginoso que el ritmo de los largometrajes. Quizás un tanto más oscuro, sexy, pero igualmente vil.

Sinopsis de la serie de TV The Purge

La serie de TV The Purge tiene como protagonistas a Miguel, un marine que Penélope. Ella se ha unido a un culto pseudorreligioso en torno a La Purga. Miguel ha recibido una carta de su hermana y teme lo peor.

Ambos son huérfanos y perdieron a sus padres en La Purga de La Doncella de Staten Island (acontecimientos que se narran en The First Purge, estrenada a mediados de año).

Al mismo tiempo, en otro lugar de la ciudad, un grupo de empleados de una corporación, liderados por una dura ejecutiva interpretada por Amanda Warren, se preparan para trabajar durante la noche de purga. El primer capítulo no abunda en detalles sobre esta trama. Pero establece el antagonismo entre Jane, la ejecutiva, y Don, su jefe, interpretado por William Baldwing.

La tercera trama sigue a una pareja de clase media ambiciosa que asiste a una fiesta de los Nuevos Padres Fundadores. Antipurga ellos mismos, la intención de Rick y Jenna es cerrar un trato de negocios. Los negocios no conocen de ideologías ni principios.

Una vez que La Purga comienza,  imposibilitados de abandonar el recinto, las cosas se complican cuando hace acto de presencia la hija de los anfitriones de la fiesta, Lily, con quien Jenna y Rick hicieron un trío que prefieren no recordar. Si la purga es mala de por sí, no se puede imaginar peor situación.

The Purge, lo que falta

Hay una situación que siempre echo en falta en cada película de The Purge. ¿Quñe pasa el día después? ¿Cómo la gente retoma su cotidianidad después de semejante orgía de crimen, sangre y muerte? ¿Saludan a sus vecinos que horas antes trataron de matar? ¿Se presentan en el trabajo como si nada, después de haber asesinado a su jefe o su colega? ¿De qué forma la sociedad sana tal resaca moral?

En un largometraje que, no hay que perderlo de vista, es entretenimiento puro, puede que no haya tiempo de hacer ese tipo de reflexiones existenciales. Ojalá que en su nuevo formato de serie de TV The Purge dedique unos pocos minutos a examinar ese día después.

GuardarGuardar

GuardarGuardar

Anuncios

Who is America? de Sasha Baron Cohen enciende la controversia antes de su estreno

Who is America? de Sasha Baron Cohen es la serie que el controvertido actor ha filmado de incógnito desde hace más de un año para Showtime. Las primeras noticias y trailers no revelaron mucho, a decir verdad. Los primeros materiales promocionales consistían en una diatriba (falsa) de Trump contra el creador de Borat y Brüno (¿se acuerdan de cuando Ali G trató de venderle a Trump su «gran idea» del guante anti chorreo de helado?). Y poco más:

Pero, ciertamente, ya con eso bastaba y sobraba.

Poco después aparecieron otros dos videos. Esta vez, con más detalles. El primer teaser sugiere que veremos a Sasha Baron Cohen encarnar unos cuantos personajes más. La serie lo mostrará como nunca antes lo hemos visto, dice. Luego, sigue una amistosa invitación de, nada menos y nada más que de Dick Cheney, a ver su entrevista.

El segundo video cierra además con Cheney autografiando un garrafón de agua que supuestamente forma parte de un kit de waterboarding, la famosa técnica de interrogación (bajo tortura) tristemente célebre durante la administración Bush.

Desde luego, esa intervención de Cheney despierta unas cuantas interrogantes:

¿Se dio cuenta de lo que estaba haciendo? ¿Se trata acaso de una muestra del retorcido y desconocido sentido del humor del ex vicepresidente estadounidense? ¿Sabía en realidad quién lo estaba entrevistando?

Muy probablemente no lo sabía. Baron Cohen, demás de ser un maestro del disfraz, es un genio de la empatía. Nada más fácil para él que empatizar, mimetizarse con sus entrevistados para hacerles decir verdaderas barbaridades. Si no, pregúntenle a Sarah Palin. Curiosa e inesperadamente, fue ella quien reveló la mayor información sobre la serie, esta semana. Y, de paso, quien más y mejor la promocionó.

La arremetida de Sarah Palin contra Who is América? de Sasha Baron Cohen

A Sarah Palin no le debió tomar mucho tiempo deducir que el extravagante veterano de guerra discapacitado que le había entrevistado y el personificador de Ali G, eran la misma persona. Por eso enseguida arremetió contra Who is America? de Sasha Baron Cohen. Palin corrió a Facebook a ventilar su cólera

Sí, fuimos engañados. Me cogiste, Sasha. ¿Estás satisfecho? Me sumé a una larga lista de personalidades públicas estadounidenses que han caído víctimas del malévolo, explotativo y enfermizo «humor» del «comediante» británico.

Me sometí a una larga «entrevista» plena de irrespeto holywoodense y sarcasmo, pero finalmente tuve demasiado. Así que literlamente me arranqué el micrófono y me fui, para disgusto de Cohen.

El irrespeto hacia nuestros militares y la clase media estadounidense por medio de los comentarios extranjeros de Cohen, disfrazados de preguntas de una entrevista, fue realmente perverso.

Agrega además la exgobernadora de Alaska y ex candidata a la vicepresidencia, que había viajado a Washington DC, acompañada de una de sus hijas, para participar en un supuesto documental histórico para Showtime. Según dijo, Baron Cohen estaba disfrazado de veterano de guerra discapacitado, «con silla de ruedas incluida y todo».

Al parecer, Palin decidió abandonar la entrevista cuando el falso veterano de guerra le preguntó acerca de un supuesto cambio de sexo, financiado por el gobierno, de Chelsea Clinton.

Palin no fue la única en caer en la garras del corrosivo Cohen. Aparte de Cheney y ella, se sabe que Bernie Sanders, Howard Dean, David Patraeus, Roy Moore o Trent Lott también integran la larga lista de engañados a la que alude Palin.

La defensa de Sasha Baron Cohen (o del Dr. Billy Wayne Ruddick Jr., PhD)

Y es aquí cuando la polémica en torno a Who is America? de Sasha Baron Cohen, una serie que ni siquiera se ha estrenado, se vuelve aún más delirante. Resulta que el Dr. Billy Wayne Ruddick Jr., el falso veterano de guerra lisiado que entrevistó a Palin, le salió al paso a sus declaraciones.

Se supone que Wayne Ruddick es el webmaster de Truthbrary.org, una website de teorías conspirativas. En su portada se afirma que los medios tradicionales estadounidenses están dominados por el Estado Profundo y los Illuminati.

Carta del Dr. Billy Wayne Ruddick Jr., PhD., a Sarah Palin

Dice la carta que Wayne/Cohen le dirige a Palin y que publica tanto el site como su cuenta de Twitter:

Vicepresidente Palin:

Soy el Dr. Billy Wayne Ruddick, fundador, presidente y contador de Truthbrary.org y yo fui quien le entrevistó. Yo NO dije que fuera un veterano de guerra. Yo estaba en el servicio, no en el militar sino en el postal, y sólo peleé por mi país una vez, cuando le disparé a un mexicano que se metió en mi propiedad. (Tal cual nuestro bravo Presidente, tristemente no se me permitió unirme a la armada regular debido a los espolones óseos que descubrieron en mis testículos.

Siempre le he admirado por CONTAR LA VERDAD acerca del certificado de nacimiento de Obama y la ubicación de Rusia. Pero señora, creo que usted ha sido alcanzada por una granada de pendejadas y ahora está sangrando noticias falsas.

Usted solía cazar los más peligrosos animales en el país, como lobos y personas necesitadas. ¿Por qué entonces perseguir a un periodista ciudadano legal como yo?

YO exijo UNA DISCULPA

Que alguien combata las noticias falsas y el cinismo de la clase política, con técnicas de noticias aún más falsas y humor corrosivo es todo lo que necesitábamos en estos tiempos sin esperanza.

Démosle la bienvenida a Who is America?de Sasha Baron Cohen.

David Simon: «Que se joda el lector medio»

Creo que lo he dicho antes: The Wire, de David Simon, es uno de los trabajos audiovisuales más importantes del último medio siglo.

Más allá de una simple serie de televisión, es un enorme y complejo fresco estructurado a la manera de las grandes novelas estadounidenses de principios del Siglo XX. Sí, algo así como una suerte de Manhattan Transfer post 11 de septiembre y en Baltimore.

La serie, que no gozó del éxito que acaso merecía (pero que sus creadores tampoco buscaban) fue idea de David Simon, ex reportero devenido en productor y guionista televisivo.

Simon contó con el apoyo de escritores de grueso calibre como Dennis Lehane (Mystic River, Shutter Island), George Pelecanos (The Night Gardener) o Richard Price (The Color of Money, Ransom, Historias de Nueva York, Clockers).Y de directores de cine y TV de la talla de Tim van Patten o Agniezka Holland.

(más…)

Anatomía de una escena: la misma historia dos veces

¿Han visto The Wire? ¿La serie?

Desde Persona, de Bergman, sabemos que no es el mismo cuento el que se cuenta que el que se escucha.

En la obra maestra del realizador sueco, Liv Ullman hace un relato y la cámara permanece sobre su rostro. Luego, el mismo relato se repite sobre el rostro de Bibi Anderson, mientras escucha. Pero ya no es el mismo. Algo ha cambiado.

—Atención: puede que me equivoque, que no sea Ullman quien narre y Anderson quien escucha. Disculpen: hace tiempo que no veo la película. Es más, puede que hasta me esté confundiendo de película. Pero estoy seguro de que lo vi en una de Bergman.

He recordado aquellas dos memorables secuencias viendo un capítulo de la primera temporada de The Wire. Estoy revisando las cinco temporadas de la serie pues una de las historias en las que estoy enfrascado —además de 3 Bellezas, la comedia de humor negro sobre el mundo de la belleza venezolana— por estos días es una especie de western urbano, ambientado en un barrio de Caracas. (más…)

Pin It on Pinterest