¿Planea Greenaway dirigir una porno?

pillowbook.jpgPeter Greenaway, uno de los realizadores experimentales vivos más importantes, está haciendo el casting de su nueva película.

Pero, hasta ahora, sólo ha trascendido que el director de ZOO y Prospero’s Book le hace un par de preguntas, digamos que interesantes, a las aspirantes al papel:

  1. ¿Estaría dispuesta a tener sexo no simulado ante las cámaras?
  2. ¿Estaría dispuesta a mostrar su vagina destilando semen en un plano?

Me queda la duda de qué clase de preguntas les hará a los actores…

Vía | Fleshbot (un blog NSFW que, desde luego, yo no leo).

Comienza el rodaje de ‘Una mirada al mar’

Betsabé Duque participará en Una Mirada al Mar, de Andrea Ríos

El cine femenino venezolano vive acaso uno de sus mejores momentos. Cuando aún está caliente el estreno de Una, dos y tres mujeres, filme colectivo dirigido a seis manos por Andrea Herrera, Andrea Ríos y Anabel Rodríguez, arranca la filmación de Una mirada al mar, filme escrito por María Nella Ilas Alas y dirigido por Andrea Ríos –quien así da el salto definitivo al largometraje.

Mientras tanto, los estrenos de Perros Corazones de Carmen L’Roche y Libertador Morales, el justiciero de Efterpi Charalambidis, están a la vuelta de la esquina. Y, desde luego, hay que recordar que por allí viene Un té en La Habana, de una de las cineastas venezolanas más importantes, Fina Torres. Ah, sí, también está pronta a ser estrenada Día Naranja, la esperada ópera prima de Alejandra Zseplacki (¡gracias, Rorro, por el recordatorio!).

Una Mirada al Mar cuenta la historia de un viejo pintor, testarudo y viudo, que poco a poco va perdiendo la visión. Estorbando en casa de su hijo y su nuera, decide regresar a su pueblo de la costa, donde se reencuentra con sus paisajes y con su gran amigo Gaspar, pintor que ha asumido la custodia de una pequeña niña llamada Ana E. Mientras reacomoda su antigua casa, Rufino es invitado a quedarse en casa de Gaspar, donde Ana E y su perro todo lo hurgan y ante todo opinan. Con la muerte de Gaspar queda incierto el destino de Ana E. Allí comienza una historia entre ambos, en la que Ana E, se va convirtiendo en su pequeño lazarillo, mientras Rufino la enseña a pintar para un concurso de la escuela.

Una mirada al mar es una producción de la Fundación Villa del Cine y su elenco está integrado por ernando Flores, Yucemar Morales, Asdrúbal Melendez, Loly Sánchez, Zoe Bolívar y Bebsabé Duque.

Nota: por estos días sólo puedo conectarme una o dos veces al día. Los comentarios está siendo moderados hasta que termine de arreglar el desorden del cambio de diseño. La discusión estará lenta, más no será interrumpida. Disculpen las molestias

Boves, nuevas imágenes

En estas noches pasadas me perdí la filmación de una de las degollinas que Boves perpetró a lo largo de su corta, sangrienta y efectiva campaña militar que dio al traste con la II República. Por cuestiones de trabajo (estaba grabando un tema para la película coral Bloques –que codirigí con Alfredo Hueck–, con Álvaro Paiva de Cabijazz y Rekesón de Guerrilla Seca), no pude asistir.
(más…)

Boves, primeras imágenes

Boves…

Este fin de semana pasado, llegaron a mi perfil en Facebook las primeras imágenes de Boves, el último filme de de Luis Alberto Lamata que, al momento de escribir estas líneas, entra en su segunda semana de rodaje.

Se trata de la adaptación cinematográfica de la novela de Francisco Herrera Luque, Boves, El Urogallo.

Pocos personajes condensan mejor las contradicciones y la tragedia de nuestras guerras de independencia como José Tomás Boves.

Asturiano, antiguo corsario, después de pelear un tiempo en el bando republicano, se pasa al bando realista. A pesar de sus orígenes, prefiere la compañía de esclavos, zambos y pardos y pronto, en el llano, logra reunir un magnífico ejército de lanceros que sería conocido como La Legión Infernal.

Arrasando todo a su paso, cometiendo toda clase de atrocidades, según los historiadores, movidos por el odio hacia el blanco –realista o patriota, criollo o mantuano, no importa–, Boves y sus lanceros, llevan adelante una cruenta guerra de razas (“de colores”, según Bolívar) que precipita la caída de la Segunda República y obliga a los republicanos, con El Libertador a la cabeza, a evacuar la capital en el trágico episodio de la Emigración a Oriente.

Daniela Alvarado

De Boves, Simón Bolívar escribiría lo siguiente:

La pluma se resiste a describir las execrables atrocidades del archimonstruo Boves, el devastador de Venezuela; más de ochenta mil almas han bajado a la silenciosa tumba por su orden o por los medios y aun por las manos de este caníbal, y el bello sexo ha sido deshonrado y destruido por los medios más abominables y de la manera más innatural y horrenda. Los ancianos y los niños han perecido al par de los combatientes. Nada se ha escapado a la furia despiadada de este tigre… Los llanos de Calabozo, los valles de Aragua, la ciudad de Valencia donde violó Boves una capitulación que había ofrecido cumplir bajo el más solemne y sagrado juramento, por los santos evangelios y en presencia de la Majestad Divina, la capital de Caracas, las provincias de Barcelona y Cumaná son monumentos eternos de la más espantosa carnicería. ¡De todas esas bellas ciudades, de todos esos campos risueños, apenas quedan vestigios, excepto escombros, esqueletos y ceniza! La memorable y desgraciada ciudad de Maturín, combatiendo valerosamente contra las armas españolas, tuvo al fin que rendirse rodeada por las llamas y la espada, y pronto quedó convertida en inmenso cementerio: ¡allí yacen los infortunados restos de Venezuela!

Luis Alberto Lamata

No hay acaso mejor manera de entender nuestra independencia que examinarla desde el punto de vista del antihéroe, del antagonista paradigmático que encarna la figura de Boves. Puede que sólo a través de su mirada, Bolívar adquiera una verdadera dimensión humana, alejado del acartonamiento dramático y narrativo al que su figura histórica parece condenada irremediablemente –¿se acuerdan de aquel Bolívar interpretado por Maximilian Schell?

Boves es escrita y dirigida por Luis Alberto Lamata. Alejandro Wiedemann se encarga de la fotografía –en video digital de alta definición, con las nuevas cámaras Sony F23. Luisa de la Ville, produce y el elenco está encabezado por Juvel Vielma en el papel del Urogallo. Daniela Alvarado, viva estampa de una mantuana en la foto, le acompaña, entre otros.