Canon EOS M50, ¿la cámara perfecta para youtubers?

Por fin ha sucedido el milagro: tal parece que la nueva cámara Canon EOS M50 es la cámara perfecta para youtubers y vloggers.

Youtubers y vloggers no le piden mucho a sus cámaras. Sus requerimientos para la cámara ideal son más bien modestos. Lo curioso es que hasta ahora, ningún fabricante de cámaras había cumplido con tan modestas exigencias.

Los creadores de vídeos para Internet soñaban con una cámara compacta, con lentes intercambiables. Que no pesara demasiado. Y que tuviera una buena resolución de imagen. No tenia que ser la gran resolución. Bastaba que fuera buena y punto.

Youtubers como Casey Neistat piden que esa cámara perfecta tenga entrada para un micrófono externo. Y que el monitor pudiera girarse. Pero no hacia arriba, donde su visión es obstaculizada por el micrófono. Tampoco hacia abajo, donde la imagen quedaría oculta por el trípode. Lamentablemente, los dos modelos anteriores, EOS M3 y M6 tenían esos problemas.

la Canon EOS M50 tiene monitor desplegable lateralmente. Por fin.

la Canon EOS M50 tiene monitor desplegable lateralmente. Por fin.

Para youtubers y vloggers, lo ideal es que el monitor pueda desplegarse hacia un lado. Eso es lo que varios modelos de Canon han hecho desde principios de década. A partir de la Canon 60D.

Pero aunque manejables, esas DSLR podían llegar a ser muy pesadas para el uso diario.

Canon EOS M50, exigencias cumplidas

La cámara Canon EOS M50, que acaba de ser anunciada, cumple con todas esas exigencias. Y más. Tiene un monitor que se despliega lateralmente. Buena resolución. Es compacta, ligera. Y posee entrada para micrófono externo.

 

Gracias a su conectividad WIFI y Bluetooth, con la Canon EOS M50 puedes transferir inmediatament tus fotos a tu celular

En su larga lista de especificaciones técnicas y prestaciones, incluye un sistema de estabilización de imagen de 5 ejes (importante para vloggers de pulso temblequeante) y comunicación WIFI y Bluetooth, para la transferencia inmediata de fotos y videos a tu teléfono celular.

Además, posee seguimiento de foco (muy importante para esos hombres y mujeres-orquesta que son los youtubers). Tiene una gran sensibilidad (ASA 100-25600, que puede ser extendida hasta la 51200 ASA).

Y,  finalmente, una de las características más esperadas para la cámara perfecta para youtubers: resolución UHD 4K. La primera cámara Canon con video 4K. Y con capacidad de hacer timelapses y extraer fotogramas en esa resolución. Sí, visto así, en papel, la Canon EOS M50 luce como la cámara perfecta para youtubers y vloggers, ¿no?

Canon EOS M50, varios colores y presentaciones

La cámara perfecta para youtubers tampoco debe ser excesivamente cara. Y la Canon EOS M50 no lo es. El cuerpo cuesta U$D 779. El cuerpo más un zoom 15-45mm f/3.5, U$D 899. Si le añades además un zoom 55-200mm f/4.5, el paquete sale en U$D. 1,249.

Canon además ha preparado un kit para creadores que, además del zoom 15-45mm, incluye una tarjeta SD de 32GB y un micrófono Rode por U$D 999. Viene en negro, y en blanco. La cámara ya está en preventa y estará disponible para la venta el 2 de marzo próximo, en poco menos de un mes.

 

La nueva Canon EOS M50 es una mirrorless (es decir, a diferencia de las DSLR, no tiene espejo), equipada con un sensor APS-C CMOS de 24.1MP y procesador de imagen DIGIC 8. Definitivamente, parece la cámara perfecta para youtubers, vloggers y demás creadores de video.

Anuncios

RED Scarlet X y EOS Canon C300, la historia continuará…

Muchos esperaban que la promesa de Canon y RED se cumpliera y que ayer ambas compañías cambiarán el curso de la historia, en cuanto a cámaras se refiere.

Canon EOS C300, con C de Cine

Canon EOS C300, con C de Cine

Al parecer, no fue así. En un evento en los estudios de Paramount, con invitados de la talla de Martin Scorsese y J.J. Abrams, entre otros; Canon develó su nueva cámara C300: óptica intercambiable con montura EF o PL —una de dos—; 1080p, sensor Súper 35mm CMOS de hasta 4K de resolución, tarjetas CF, generador de código de tiempo y salida HD-SDI, entre otras características. Pero no es la cámara de menos de 15 mil dólares con que todos soñaban. La Canon EOS C300 costará entre 16 mil y 20 mil dólares.

No obstante, habrá que esperar que salga al mercado —lo que debería ocurrir a principios del próximo año— y probarla, para poder juzgar con propiedad. Mientras tanto, hay quienes comentan que sus especificaciones no la diferencia mucho de la 5D o la 7D.

Lo que sí despertó comentarios de admiración fue el corto Mobius, de Vincent Laforet, rodado con la EOS C300:

La Canon EOS C300 forma parte de la nueva línea de cámaras de cine digital de la compañía. En este sentido, en el evento de ayer también se mostró el prototipo de una futura DSLR con sensor de 35mm —full frame— y resolución de hasta 4k.

Canon ataca el cine digital

Canon ataca el cine digital

El anuncio de RED tampoco emocionó. Su prometida y cacareada Scarlet —3k por 3k—, se transformó en una pequeña Epic cuyo sólo cuerpo —o cerebro— costará cerca de 10 mil dólares. Con todos sus periféricos —o al menos, los mínimo necesarios— costará poco más de 16 mil dólares.

Red Scarlet X, ¿#epicfail?

Red Scarlet X, ¿#epicfail?

La RED Scarlet X viene equipada con un sensor de 14 megapixeles, es capaz de hacer fotografías (fijas) a 5k de resolución y grabar video de hasta 4k a 24p. Viene con adaptadores para monturas PL y Canon. De resto, es casi una hermanita menor de la RED Epic.

Otra que habrá que probar para juzgar. Y a ustedes, ¿qué les ha parecido?

¿Canon y Scorsese cambiarán hoy el curso de la historia? Y la RED Scarlet, ¿también?

A estas alturas, mucho es lo que se ha especulado y poco lo que realmente se sabe sobre el evento que ha anunciado Canon para hoy. Se sabe que tendrá lugar en los estudios Paramount. Y se especula que contará con el respaldo y la presencia de Martin Scorsese. No se sabe si se trata de una cámara revolucionaria. O de un programa relacionado con el cine. Como el concurso fotográfico organizado junto a Ron Howard.

(más…)

No hay vuelta atrás después de filmar con una DSLR

La Revolución de las DSLR ha comenzado. Para quien esto escribe, no habría vuelta atrás después de probar una DSLR.

Me senté a escribir con la idea inicial de hacer una reseña de la cámara Canon EOS 60D que estoy usando en el documental en el que estoy trabajando. Pero antes de examinar los detalles técnicos, me apetece más hablar de la experiencia como realizador. Y de lo que significa para el lenguaje cinematográfico el uso de unos de estos aparatos.

Canon 60D, el pequeño detalle que la hace grande: monitor articulado

Canon 60D, el pequeño detalle que la hace grande: monitor articulado

La primer vez que usé la cámara fue para filmar unas muñecas de 30 centímetros cuyas cabezas no eran más grandes que una nuez. Y me bastó mirar por el visor para darme cuenta de lo constreñido que estuve todos estos años debido a las limitaciones usuales de las cámaras de video convencionales.

La revolución de las DSLR, liberadora

Estoy hablando, principalmente, de lo que incansablemente se destaca como la principal ventaja de las DSLR. Me refiero al manejo de la profundidad de campo. Al foco selectivo. Y a las posibilidades expresivas que brinda una buena colección de lentes. Me bastó el primer el encuadre para saber que sí, efectivamente, era la óptica, estúpido. Fue un efecto liberador.

Canon 60D

Canon 60D

Confieso que antes de usar la Canon 60D no pensé que podía ser para tanto. Pero me equivocaba, sólo que no me había percatado. Intuía que algo muy importante me faltaba, pero no podía decir qué era. ¿Saben como cuando un zapato te molesta pero sólo te das cuenta cuando te lo quitas? Bueno, así.

No digo que no sea válido. Al fin y al cabo, cada historia demanda su propio enfoque y no hay mejor cámara que la única que se tiene a mano. Además, ya es bien sabido que las limitaciones casi siempre propician las mejores y más creativas soluciones. Sobre todo, en el cine.

Tampoco quiero decir que no volvería a utilizar una de esas camcorders con lentes fijos y sensores diminutos. De hecho, en el mismo documental estamos usando una vieja Sony HDR-HC1 como una suerte de cámara de respaldo. No me cabe la menor duda de que mucho de lo que ya se ha filmado con esa cámara, terminará de una u otra forma, en el trabajo final.

Volviendo al punto. Simplemente quiero decir que no sabía yo lo que me estaba perdiendo. Lo que había abandonado en el camino por razones técnicas. Por limitaciones técnicas. ¿Cómo pude filmar con semejante camisa de fuerza?

El efecto cine, ahora

Mucha agua ha corrido desde que publicamos aquel artículo titulado Cómo hacer que el video parezca cine, hace apenas seis años. Lo supe al mirar a través del visor y descubrir la diminuta cabeza de la muñeca llenando todo el encuadre y aislada de un fondo multicolor por la magia del fuera de foco.

Y, lo mejor de todo, es que habíamos obtenido este resultado sin necesidad de pesados, costos e inmanejables adaptadores de 35 mm, ni de soluciones desesperadas como aquella de enroscarle a tu lente una cámara SLR completa.

Nada, esta vez no había nada más que una simple cámara, sin aditamento extravagante alguno. ¿Y la resolución, el ruido digital en condiciones de baja iluminación o el efecto gelatina qué? Pues me tienen sin cuidado. Imperfecciones o limitaciones que se pueden asumir tranquilamente si se comparan con la enorme ventaja de recuperar el manejo de la profundidad de campo como una de las herramientas creativas del lenguaje cinematográfico.

Monitor articulado, imprescindible para el video

Monitor articulado, imprescindible para el video

Lo que viene

Tengo la intención de escribir más adelante sobre lo que significa para un documentalista tener siempre a mano tu equipo, presto para rodar. Y que todas tus herramientas quepan en un morral de mediano tamaño.

También quisiera contarles cómo un equipo tan liviano propicia un clima de mayor intimidad.

Y confianza con tus entrevistados y los personajes de tu historia. Además, tengo la idea de ir publicando reseñas de algunas herramientas que hacen posible el ideal del gran Glauber Rocha de una cámara en la mano, una idea en la cabeza.

Además de las cámaras, el Fig Rig, el grabador de sonido Zoom H4n, las lámparas LED de Ikam o el estabilizador de cámara y sistema de enfoque «Captain Stubling» de Red Rock Micro.

Cómo hacer que el video parezca cine (actualizado)

Sobre la Canon 60D puedo adelantarle que comparto completamente la opinión de Stu Maschwitz (autor de Canon 7D que la 60D no pueda hacer. Y mucho más, pues su monitor articulado (el de la 60D quiero decir) es imprescindible para trabajar en video.

Sí, este artículo suena como el eureka de alguien que acaba de descubrir el agua tibia. Pero ni modo. Pero eso sí: la revolución de las DSLR ha comenzado.

Restrepo y Why We Fight, partes de guerra desde Afganistán

Mientras todo el mundo está pediente de Irak, en Afganistán se libran desde hace más de dos años feroces combates. Fue lo que descubrió, por ejemplo, el veterano periodista Sebastian Junger —autor del reportaje en el que se basa Perfect Storm— cuando visitó el país para escribir un reportaje. Se imaginó que el tiempo se le iría tomando té, paseando por el pueblo, y conversando de vez en cuando con los lugareños.

Pues no fue así. Junger saldría de allí, del ignoto y letal valle de Korengal, un año después, herido, extenuado pero con un documental bajo el brazo que, dicen, es tan extraordinario como brutal. Se titula Sundance. Su trailer, arriba.

El especialista Matthew Freire también estuvo en Afganistán. Pero durante su estadía de 9 meses no se dedicó solamente a combatir, sino a filmarlo todo con su Canon 5DMKII. De ese material surgió el corto Why We Fight (título de la célebre serie documental de propaganda bélica coordinada por Frank Capra), en el que un grupo de élite de comandos afganos cuentan sus razones para seguir luchando.

Pin It on Pinterest