HardwareTecnología

Crank 2: filmada con cámaras no profesionales

crank-jason.jpg

No he visto Crank, ni tenía idea de qué iba, pero ahora que conozco su premisa (un pistolero –Jason Statham– que ha sido envenenado y le queda una hora de vida y debe mantener alta la adrenalina en sus venas porque, de lo contrario, se muere) y he leído algunas entrevistas con sus directores y escritores Mark Neveldine y Brian Taylor (Neveldine/Taylor), me han entrado ganas de verla.

¿Alguien la ha visto? ¿Vale la pena un viaje al video club?

Resulta que para la segunda parte de la película, Crank: High Voltage, que Neveldine/Taylor actualmente están filmando, han decidido usar baratas cámaras Canon, específicamente los modelos XH-A1 (U$D. 3,500) y HF10 (menos de U$D. 1,000).

Según ambos, el reducido tamaño de esas cámaras les permite emplazarlas en sitios casi inaccesibles, imposibles para las cámaras profesionales más grandes. Del mismo modo, pueden destruirlas sin mucho remordimiento. Así mismo, tienen el tamaño ideal para montarlas en serie, en un aparato tipo Bullet Time que ellos mismos han ideado.

Los directores planean escenas filmadas hasta con doce de estas cámaras.

En cuanto a la resolución de la imagen y el resultado final, Neveldine/Taylor, quienes también operan la cámara en sus películas, aseguran que han inventado un método para que luzca como «una película nunca antes vista». Curiosamente, este proceso misterioso lo hacen en cámara, no en postproducción.

No se verá como Cloverfield. No se supone que se vea como un video casero. Se va a ver como una película, pero como lucirá como ninguna película que hayas visto antes.

Vaya manera de picarle la curiosidad a uno. Si hasta han anunciado su intención de hacer Crank 3 en 3D (o cine estereoscópico), con lo que James Cameron no estaría solo en su empeño.

Neveldine/Taylor | Entrevista

Vía | Collider

Share:
A %d blogueros les gusta esto: