Publicada en

Clint Eastwood y la cultura de los gadgets

Clint Eastwood, último héroe americano
Clint Eastwood, último héroe americano

“El mundo de los ordenadores, del Facebook y los reality-shows no me va. Yo soy de los que leen el periódico y me gustan los libros en papel. Me gusta su peso, su olor. Pero si no lo tengo en papel, lo leo en el iPad. Y tengo que reconocer que cada vez leo más libros en el iPad porque la pantalla está iluminada y puedo leer en la cama a oscuras. Pero no me verán utilizarlo para otras cosas. Ni tan siquiera para enviar mensajes. Cuando voy por la calle soy de los pocos que siguen mirando las cosas que le rodean, no voy pendiente de una pantallita. Esa no es mi generación”.

Clint Eastwood en una entrevista.

Publicada en

¿Para qué sirven los críticos?

Anton Ego

Anton Ego , ¿para qué sirven los críticos?
Anton Ego , ¿para qué sirven los críticos?
¿Y la crítica? La pregunta se repite hasta el hartazgo y aún nadie termina de ponerse de acuerdo.

No obstante, yo he encontrado la respuesta en un fragmento del monólogo de Anton Ego, el reseco gastrónomo de Ratatouille. Al menos, es la respuesta que a mí me gusta, por su diáfana sencillez:

En muchos sentidos, el trabajo del crítico es fácil. Corremos muy pocos riesgos y sin embargo, disfrutamos de una posición sobre aquellos que ofrendan su trabajo y su ser a nuestro juicio. Nos esforzamos en la crítica negativa, que es divertida de escribir y leer.

Pero la amarga verdad que los críticos debemos enfrentar es que, en el gran esquema de cosas, la pieza promedio de basura es probablemente más significativa que nuestra crítica que así la designa. No obstante, hay ocasiones en que un crítico verdaderamente arriesga algo: en el descubrimiento y la defensa de lo nuevo.

El mundo es a menudo cruel con los nuevos talentos, con las nuevas creaciones. Lo nuevo necesita amigos…

Un crítico que no descubra ni defienda lo nuevo y se agote en la mera crítica negativa, divertida como dice Ego, pero facilona, no está cumpliendo con su papel. No merece llamarse como tal.

Publicada en

¡Feliz Navidad, 2010!

The Nightmare Before Christmas
The Nightmare Before Christmas
The Nightmare Before Christmas

¡Creo que esta cosa de Navidad no es tan complicada como parece! ¿Sabes? Pero ¿por qué ellos deberían tener toda la diversión? ¡La Navidad no deberia pertenecerle a nadie! ¡A nadie, salvo a mí…! ¿Por qué? ¡Yo podría hacer un árbol de Navidad! ¡Y no existe ninguna razón por la que yo no podría tener una Navidad! ¡Apuesto a que hasta podría mejorarla! ¡Y eso es exactamente lo que voy a hacer!

Jack Skellington en The Nightmare Before Christmas

Publicada en

Arte y descargas, sobre el #Manifiesto

Técnicamente las páginas de enlaces no infringen la LPI (Ley de Propiedad Intelectual), pero no hay duda de que perjudican a los autores. Estos sitios aprovechan los vacíos legales de forma desleal y, en última instancia, dañan al autor. Creo que es competencia desleal. Además, sus responsables no se pueden escudar en que como los creadores no tienen un modelo de negocio claro, les da derecho a ofrecerlo ellos gratuitamente y sin remunerar al autor. Tampoco es cierto que la industria cultural no se haya sabido adaptar a la nueva realidad tecnológica. iTunes o Spotify son ejemplos de éxito de un modelo respetuoso basado en licencias.

El abogado Miquel Peguera, en El País de España. El diario publica un completo dossier sobre el tema.

Publicada en

Misión Apollo 11, en la Luna, 40 años después

Misión Apollo 11, en la Luna, 40 años después

El primer estadounidense en el espacio no será un chimpacé. ¡Yo quiero pilotos de prueba!

Dwight D. Eisenhower, citado en The Right Stuff, adaptación cinematográfica del libro de Tom Wolfe, dirigida por Phillip Kauffman. Sigue leyendo Misión Apollo 11, en la Luna, 40 años después

Publicada en

Cine cubano, arte, libertad y revolución

Fotograma de Fresa y Chocolate, de Tomás Gutiérrez Alea
Fotograma de Fresa y Chocolate, de Tomás Gutiérrez Alea

Siempre hemos supuesto que en la revolución, en el socialismo, es donde el arte y los artistas debían encontrar toda la libertad y posibilidades del mundo, donde la imaginación encontraría un cauce sin fronteras de ningún tipo para expresarse, y que esto, además, sería válido para todos, estaría al alcance de todos sin más límite que el talento y la voluntad y disciplina para el trabajo. Y esa es la relación que yo creo que debe haber entre arte y revolución. Sólo agregaría que la libertad es también un ejercicio de responsabilidad. Hacer lo que me da la gana no es exactamente ser libre, también puede representar ser tonto. La libertad mal entendida es el reino de los pillos y los mercaderes.

Senel Paz, escritor y guionista cubano, autor del texto de Fresa y Chocolate, entrevistado por El Universal.