Soderbergh, el costo y la inevitabilidad del arte

Steven Soderbergh, adiós a las cámaras

Steven Soderbergh, adiós a las cámaras

Cito a continuación un pasaje del discurso de Steven Soderbergh en el Festival de Cine de San Francisco sobre el estado actual del cine estadounidense.

El fragmento resulta particularmente conmovedor, pues toca un tema al que ningún artista es ajeno —a menos, claro está, que sea un arrogante desmedido o un perfecto imbécil—: el del costo del arte y la creación, en un mundo de recursos cada vez más menguados y de grandes sectores de la población en la miseria:

(más…)

La lista de Soderbergh

Steven Soderbergh, adiós a las cámaras

Steven Soderbergh, adiós a las cámaras

Si se estaban preguntando qué hizo Steven Soderbergh el año pasado —de verdad, hay gente que se pregunta eso—; Studio 360 tiene la respuesta: una lista con todo lo que hizo, los libros que leyó, los episodios de las series que sigue —Breaking Bad, por ejemplo— y las películas que vio.

Todo, escrupulosamente ordenado por fechas, a la manera de un log.

Como si lo anterior no fuera lo suficientemente extraño, el hombre vio tres veces en una misma semana Indiana Jones y los Cazadores del Arca Perdida.

Esta es una captura de pantalla del comienzo de la lista:

La lista de Soderbergh

Para verla un pelín más grande, hacer clic en la imagen

La lista de Soderbergh | Descargar

Steven Soderbergh quiere retirarse

Steven Soderbergh, adiós a las cámaras

Steven Soderbergh, adiós a las cámaras

Este fin de semana se conoció la noticia: Steven Soderbergh, autor de 30 películas, reconocido realizador independiente, quiere seguir el camino de David Lynch, Billy Wilder, Arthur Penn o Ingmar Bergman, cineastas que en algún momento de sus vidas hicieron a un lado sus cámaras y decidieron dedicarse a otra cosa, o simplemente, a no hacer nada.

La razones de Soderbergh son sencillas: está harto de las complicaciones innecesarias del negocio y siente que ya comienza a repetirse a sí mismo.

Quiero un cambio. En los últimos tres años he rechazado todos los proyectos que me han llegado. Y en el futuro ya no verán más a Steven Soderbergh dando vueltas por ahí. Cuando llegas al punto en el que piensas que si tienes que volver a subirte a la camioneta para localizar exteriores te pegarás un tiro, es el momento de dejar subirse en la camioneta a otros a los que de verdad les haga ilusión. Cuando empecé a sentir que ya había hecho esa toma antes, que ya había rodado escenas así, fue cuando empecé a considerar en serio la idea de retirarme. Un cineasta sin ganas es como un jugador de béisbol o de fútbol que se cansa tras dos temporadas. ¿Por qué llegar a esa situación si me puedo ir habiendo en el mejor pie, habiendo creado un Abbey Road?

No obstante, llama poderosamente la atención que su fatiga parece estar relacionada con el agotamiento creativo, no tanto del autor como del lenguaje cinematográfico mismo:

Cada vez que comienzo una película tengo la sensación de haber estado ahí, de haber hecho eso. Definitivamente no me gusta aquel sentimiento de repetirme a mí mismo. La tiranía de la narrativa me pesa y estoy convencido de que hay otras formas de organizar las imágenes y las ideas. Necesito dar un paso al costado, porque me estoy agotando muy rápido.

¿Será ésta la razón de que algunos directores muestren un declive creativo al final de sus carreras? ¿Acaso existe un punto en el que las limitaciones propias del lenguaje cinematográfico, sobre todo cuando de cine narrativo se trata, se convierten en el principal obstáculo para el desarrollo de la obra de todo autor?

Soderbegh, como Lynch o Peter Greenaway, está considerando dedicarse a la pintura o, como otros tantos directores, a la fotografía. Pero antes, deberá terminar un par de películas: la biografía de Liberace y otra cinta protagonizada por George Clooney.

Entrevista completa | Studio 360

El buen gusto cinematográfico de Sasha Grey

Sasha Grey en The Girlfriend Experience, de Steven Soderbergh

Sasha Grey en The Girlfriend Experience, de Steven Soderbergh

Sasha Grey se dio a conocer en el mundo de las películas para adultos y es el cerebro tras un interesante proyecto musical. Recientemente ha dado el salto al cine independiente, más serio y experimental, de la mano de Steven Sodebergh, en The Girlfriend Experience (no sé qué les parecerá a ustedes, pero a mí, la fotografía de esta película –del mismo Soderbergh bajo el pseudónimo de Peter Andrews– se me antoja muy, muy buena).

En el video que verán a continuación, Grey cuenta cuáles son sus cinco películas favoritas y por qué.

Son cuatro obras maestras de la historia del cine, más una que podría definirse también como una obra maestra, pero del entretenimiento:

(más…)

Steven Soderbergh y Sasha Grey: The Girlfriend Experience

the-girlfriend-experience-poster-preview-30402-1238647127-2.jpg

Desde su preestreno en el pasado festival de Sundance, The Girlfriend Experience, el último filme de Steven Soderbergh, ha despertado reacciones encontradas. Como él mismo lo ha dicho en una reciente entrevista con la publicación electrónica IndieWire, su película tiene efectos polarizantes en los espectadores: algunos la odian, otros la aman.

De estructura no lineal y narrativa fragmentaria que debe lo suyo, temática y formalmente, a Vivre Sa Vie (Jean-Luc Godard), la trama narra seis días en la vida de una call girl, de un género muy particular, pues no sólo vende sexo, sino una experiencia íntima. De allí, como lo explica Soderbergh, su nombre: girlfriend experience, o GFE. En la cinta, el papel protagónico está a cargo de la diva porno e intérprete de música electrónica, Sasha Grey.

(más…)