Currently set to Index
Currently set to Follow

Menú

Pandemia y salas de cine, un reporte del frente de batalla

Pandemia y salas de cine, un reporte del frente de batalla

¿Acabará la pandemia con las salas de cine? Había decidido darle un giro a este blog para enfocarme en los contenidos educativos, que resultaran más útiles a los lectores que el simple comentario del día a día. Pensaba que lo mejor era producir contenido más o menos universal, que no se desactualizara con facilidad, como la serie sobre los agentes de ventas.

Pero escribo esto cuando en casi todo el mundo cumplimos alrededor de dos meses de cuarentena. Y cada día que pasa se me hace más evidente que muy probable la pandemia vuelva obsoletos todos los contenidos que estoy produciendo. Que una vez que se levante el confinamiento —si es que ello llegara a ocurrir en un futuro no muy lejano—, todo lo que yo haya escrito en estos parezca cosa de un mundo extinto.

Quizás esa sensación se vea reforzada porque durante esta cuarentena me he devorado The Stand, la apocalíptica novela de Stephen King en la que una pandemia de gripe acaba con la humanidad. Pero, exageraciones aparte, a estas alturas estoy casi convencido de que muchas cosas de nuestro antiguo modo de vida no sobrevivirán a la pandemia. No, al menos, hasta que se desarrolle una vacuna, lo que no parece que vaya a ocurrir pronto.

¿Podremos luego recuperar esas cosas pérdidas, como la experiencia comunal de disfrutar de una película en una sala de cine?

La Pandemia y las salas de cine, The End?

Sin una vacuna, es poco probable que las salas de cine puedan brindar sus servicios como siempre. En todo caso, no en el corto plazo. En el plan que develó hoy el gobernador de California, Gavin Newson, para levantar el confinamiento y retornar a a cierta normalidad, la apertura de las salas de cine está prevista en la tercera fase, reservada para actividades y negocios que no serán reactivados sino hasta dentro de varios meses. ¿Soportarán las cadenas exhibidoras la carga económica?

Muy difícil preverlo en estos momentos, cuando aún no comienza la desescalada.

Pero la situación en California es muy diferente a la de Georgia, por ejemplo, donde los teatros abrirán el próximo lunes. O de Texas, donde comenzarán a funcionar este mismo fin de semana. No obstante, algunas cadenas de exhibición han decidido no reanudar actividades hasta julio próximo. Una de las principales razones es que la mayoría de los grandes estrenos de este año han sido pospuestos hasta después del otoño e, incluso, hasta el próximo 2021 y 2022. No tiene mucho sentido pues, abrir los cines tan pronto, si no hay nuevas películas que mostrar.

Lo más extraño de todo es que aún hay un cine abierto que muestra películas de estreno y que es responsable de la taquilla del país.

La taquilla de todo un país en un sólo cine

La situación es tan absurda que un sólo cine reportó el total de la taquilla de todo el país el pasado fin de semana . Se trata de un autocine en Florida, el Ocala Drive In, abierto desde 1948. Y para sus dueños, cerrarlo no es opción. El Ocala Drive In actualmente está mostrando dos películas: Resistence y Swallow. Y entre ambas recaudaron casi 5 mil dólares ese fin de semana.

Sí, el reporte del box office, ha ido de millones de dólares, miles de salas y cientos de películas a un simple autocine, dos cintas y 5 mil dólares. De llegarse a desatar un verdadero Armagedón por culpa del coronavirus, no les quede la menor duda de que en medio del paisaje post-apocalíptico, el Ocala Drive In seguirá proyectando películas.

Pero esta no es la única situación singular que ha provocado la conjunción de la pandemia y las salas de cine. Está también está el insólito caso de los festivales de cine que han decidido unirse.

We are one, la pandemia los une

En los últimos años, la proliferación de eventos desató una lucha encarnizada entre festivales de cine por las mejores películas y los artistas más reputados. La lucha además terminó por incluir a las nuevas platformas de streaming. Cannes veía en Netflix a un enemigo tan peligroso como su festival rival, Venecia.

Pero la llegada del coronavirus también remesó los viejos cimientos de tan vetustas instituciones. Algunos eventos debieron ser pospuestos. Otros, como el SXSW, cancelados. Mientras que algunos se apuraron en organizar algo de lo que hasta hace poco abjuraban: una edición online. Por ejemplo, Tribeca. Venecia declinó no muy amablemente la invitación de Cannes a realizar una edición conjunta. Quizás por eso, los organizadores del más importante festival de cine del mundo, aunque no pierden la esperanza de celebrar su evento en otoño, decidieron unirse a We Are One, un festival de cine global online.

Se trata de una iniciativa de Tribeca y Youtube, a la que se han sumado más de 20 de los más importantes festivales de cine del mundo. A partir del próximo 29 de mayo y por diez días, a través de los canales del evento en Youtube, se trasmitirán películas nuevas y clásicas, clases magistrales, encuentros virtuales con realizadores y demás actividades propias de un festival de carne y hueso.

Dice el comunicado de prensa de Tribeca y Youtube:

El núcleo del ADN de los festivales de cine es la creencia de que los artistas y creadores tienen el poder de unir a las personas y crear conexiones significativas durante un momento en que el mundo más lo necesita. A través de We Are One: A Global Film Festival, el público no solo podrá echar un vistazo a las diferentes culturas a través de un nuevo lente, sino que también podrá apoyar a las comunidades locales mediante la donación directa a organizaciones que ayuden en los esfuerzos de ayuda para los afectados por el covid-19…

Pero si los festivales de cine, algunos acérrimos enemigos entre sí, han logrado unirse y, al menos momentáneamente, no hacerle asco a la exhibición en línea, es justo el streaming lo que divide y confronta a los grandes estudios de Hollywood y las cadenas de salas de cine estadounidenses.

AMC y Universal, desunidos por el streaming

Las declaraciones de Jeff Shell, CEO de NBC Universal, encendieron la mecha. Shell habló en términos muy elogiosos de la exhibición en streaming, a propósito de los más de 100 millones de dólares recaudados en Internet por su cinta Trolls World Tour. El ejecutivo comentó la posibilidad de seguir estrenando películas en ambos formatos, una vez que pase la crisis del coronavirus.

Los resultados de Trolls World Tour han excedido nuestras expectativas y demostraron la viabilidad del PVOD. Tan pronto como los teatros abran, nosotros esperamos seguir estrenando películas en ambos formatos.

La respuesta de AMC Theaters, la mayor cadena de salas de cine del mundo, fue radical: vetar las películas de Universal en sus teatros. Desde comienzos de la década pasada, cuando el magnate de Internet Mark Cuban y el director de cine independiente Steven Soderbergh estrenaron Bubble en salas de cine e internet al mismo tiempo, el day and date, como se le conoce a esta estrategia, ha sido un punto de discordia entre productores, distribuidores y exhibidores, Estos últimos protegen a toda costa la exhibición por ventanas.

Por ventanas se entienden las diferentes plataformas y métodos de exhibición de una película. Comenzando por la proyección en cine y terminando en la transmisión de TV de señal abierta algunos años después del estreno en salas, el sistema de ventanas pasa por los canales de cable, sistemas de video en demanda (VOD) y plataformas de streaming. Saltarse ese sistema es pecado mortal para las cadenas de exhibición. Ese fue, precisamente, el origen de la disputa de Cannes con Netflix.

El presidente y director ejecutivo de AMC Theatres, Adam Aron, calificó los comentarios del CEO de Universal de inaceptables, según The Hollywood Reporter.

Es decepcionante para nosotros, pero los comentarios de Jeff sobre las acciones e intenciones unilaterales de Universal no nos han dejado otra opción. Por lo tanto, efectivamente, AMC ya no reproducirá películas de Universal en ninguno de nuestros cines en los Estados Unidos, Europa o el Medio Este.

Por si ya fueron a Google y regresaron aún más confundidos, permítanme explicarles. No, en este contexto PVOD no significa Pulmonary veno-occlusive disease sino Premium Video On Demand. Curiosamente, la Enfermedad venooclusiva pulmonar es uno de las complicaciones del Covid-19. ¿Matará el PVOD a las salas de cine? ¿Alguna duda de que cuando salgamos de esto nada será igual?

Sobre el autor

Carlos Caridad-Montero

Carlos Caridad Montero es guionistas y director de cine venezolano. Fundó BlogaCine en 2004. Es autor de la comedia de humor negro '3 Bellezas'.

GUÍA CORTA PARA

ESCRIBIR UN CORTO

Descarga gratis nuestra GUÍA CORTA PARA ESCRIBIR UN CORTO te guiará a través de la compleja tarea de escribir un cortometraje y, de paso, aprenderás nociones básicas de dramaturgia.

¿No sabes por dónde comenzar? Tranquilo, sólo descarga nuestra guía gratis. 

Mira el vídeo y lee nuestro tutorial.

¡La Guía corta para escribir un corto va en camino!