CineDestacadas

Ted Bundy, extremadamente perverso, escandalosamente malvado y vil

Bundy: extremadamente perverso, escandalosamente malvado y vil
7 min de lectura

Theodore Robert Bundy era carismático, guapo, inteligente, pero extremadamente perverso, escandalosamente malvado y vil. Un brillante estudiante de leyes y catedrático de Estudios Chinos. Poseía un título de Psicología, lo que le había permitido brindarle asesoría a la Comisión del Crimen de Seattle.

Desde luego, tenía suerte con las mujeres. Y mucha. Pero ni su educación, su alto coeficiente intelectual ni su carisma le impidieron asesinar brutalmente a más de 40 muchachas, según las autoridades. Aunque en su primera confesión, Ted –como le bautizaron los medios— aseguró haber violado, asesinado y descuartizado más de 100 mujeres.

El apuesto Ted Bundy se consideraba a sí mismo un vampiro. Incluso, confesó haber comido partes de sus víctimas.

Ted Bundy, orígenes

TedBundyincustody

Bundy, el carisma del mal

Se estima que la serie de crímenes de Ted Bundy se inició a principios de 1974, cuando atacó y asaltó sexualmente a Joni Lenz de 18 años y a Lynda Ann Healy, de 21 años, a quien violó y asesinó.

Entre la primavera y el otoño de ese año, la policía estima que fueron al menos 12 las víctimas.

Ted Bundy tenía un particular modus operandi. Solía acercarse a las mujeres cargado de libros y con un brazo enyesado o escayolado. Entonces, les pedía ayuda para abrir su automóvil. Y cuando la chica le daba la espalda para abrir la puerta, Bundy las golpeaba en la cabeza con el brazo enyesado y las empujaba al interior del vehículo.

Si esto les suena conocido es porque Robert Harris hizo que su asesino en serie Buffalo Bill usara el mismo modus operandi en El Silencio de los Corderos.

Ted Bundy era además escurridizo. Cambiaba su apariencia y se mantenía siempre en movimiento, yendo de un estado a otro. Pero allí donde iba, comenzaban a desaparecer jovencitas. En 1975 cometió al menos 7 crímenes comprobados. Nuevamente se trató de seis jóvenes estudiantes, hermosas, lánguidas, frágiles y delgadas, de larga cabellera lacia, peinada con raya al medio.

El comienzo del fin

Pero en agosto de 1975 fue detenido, gracias al retrato hablado que proporcionó una de sus víctimas sobrevivientes. Su juicio se inició el año siguiente, en 1976. Fue condenado a 15 años de prisión por secuestro agravado, gracias al testimonio y la identificación de otra de sus víctimas,  Carol DaRonch.

No obstante, logró evadir su condena en dos oportunidades. Su primera fuga fue en 1976. La segunda, al año siguiente, 1977. Fue entonces cuando perpetró sus últimos asesinatos.

Los asesinatos de la fraternidad Chi Omega

Mientras huía de la policía, el 14 de enero de 1977, Ted Bundy se introdujo en el edificio de la fraternidad Chi Omega y atacó a cuatro jóvenes más. Dos de ellas fallecieron y las otras dos presentaros secuelas de por vida. No muy lejos de allí, atacó a una quinta joven.

Finalmente, en febrero de ese mismo año secuestró, violó y asesinó a su última víctima conocida, Kimberly Leach. Tenía 12 años. no en vano en uno de los veredictos se le describe como extremadamente perverso, escandalosamente malvado y vil.

Ted Bundy, defensor de sí mismo

Poco después fue captura. Su segundo juicio se inició en junio de 1979. Bundy se encargó él mismo de su propia defensa. Pero las evidencias en su contra eran abundantes e irrefutables. Su juicio fue televisado y se convirtió en un éxito de audiencia.

Su atractivo físico, su encanto, su facilidad de expresión, combinados con los detalles espeluznantes de sus crímenes, lo convirtieron en toda una celebridad. Los medios lo apodaron El Rodolfo Valentino de los asesinos en serie.

En el juicio alegó que todos sus problemas tenían su origen en la adicción a la pornografía. A la violenta específicamente:

Sucedió en etapas, poco a poco, mi experiencia con la pornografía en general, pero con la pornografía que presenta un nivel alto de violencia sexual, una vez que te vuelves adicto a ella, —y esto lo veo como una especie de adicción igual que otros tipos de adicción— comienzas a buscar todo tipo de material con cosas más potentes, más explícitas, más gráficas. Hasta llegar a un punto en el que la pornografía va tan lejos que comienzas a preguntarte como sería hacerlo en realidad”.

No obstante, especialistas e investigadores desestimaron esta explicación como una de las tantas manipulaciones de un habilidoso y encantador psicópata.

Pero nada de eso evitó que se le condenara a la silla eléctrica por las muertes de Lisa Levy y Margaret Bowman, de la fraternidad Chi Omega. Pero la historia estaba lejos de terminar.

En el corredor de la muerte

En el corredor de la muerte, mientras esperaba su fecha de ejecución, Ted Bundy agotó todos los recursos que tuvo a mano para atrasar su muerte. Nuevamente, defendiéndose a sí mismo, obtuvo una apelación tras otra. Incluso, a minutos de ser ejecutado.

También trató de engatusar a investigadores confesando crímenes que no había cometido, que describía con toda clase de detalles inventados. O pedía tiempo para proporcionar los detalles de dónde había escondido los cuerpos nunca recuperados de algunas de sus víctimas.

Y cuando lo había intentado todo, se ofreció a ayudar en la captura de otro elusivo y prolífico asesino en serie, Gary Ridgway, The Green River Killer. Sí, una escena que parece haber sido sacada de directamente de las páginas de las novelas de Robert Harris o de la serie Mindhunter.

Finalmente fue electrocutado el 24 de enero de 1989.

Bundy, extremadamente perverso, escandalosamente malvado y vil

Todo lo anterior viene a cuento porque se encuentra en pleno proceso de producción el film Extremely wicked, shockingly evil and vile (extremadamente perverso, escandalosamente malvado y vil),  que contará la historia de Ted Bundy, pero desde el punto de vista de Elizabeth Kloepfer, su novia.

Sí, porque durante buena parte del tiempo en que perpetró sus crímenes, Bundy tenía novia. Y, lo que es aún más asombroso: se negó a creer la verdad sobre su novio durante años.

Zack Efron será Ted Bundy

Zack Efron será Ted Bundy

Kloepfer es interpretada por Lily Collins; mientras que Zac Efron será el encargado de encarnar al extremadamente perverso, escandalosamente malvado y vil Bundy. Sin embrgo, no se tratará de la típica película que glamoriza al asesino en serie.

Así lo ha explicado Efron en una conversación con Entertainment Tonight.

Es muy interesante. Creo que la película en sí es muy profunda . Realmente no glorifica a Ted Bundy. Él no era nadie para ser glorificado. El film simplemente cuenta una historia que de alguna manera explica cómo el mundo pudo ser cautivado por este tipo tan notoriamente malvado. Ha sido muy divertido experimentar ese aspecto de la realidad.

El punto de vista

Aunque la narración adopta el punto de vista de Kloepfer, de todas formas es cautiva por el carisma de Bundy. Así lo explica el autor del guión, Michael Werwie.

El dispositivo que estructura el guión es una carta que le ha escrito (Bundy) desde la cárcel, lo que nos permite ubicarnos en su punto de vista, mientras la manipula (a Kloepfer). Nosotros, como ella, somos seducidos por Ted. Nos enamoramos de él. Nos atrae su carisma, su intelecto. Y a todos les gusta el desvalido, por lo que todos se ponen de su lado.

Extremely wicked, shockingly evil and vile (extremadamente perverso, escandalosamente malvado y vil) es dirigida por Joe Berliner y, junto al próximo film de Quentin Tarantino sobre el recientemente fallecido Charles Manson y la próxima película de Lars von Trier sobre un psicópata, todo parece indicar que se avecina una nueva temporada de asesinos en serie en el cine.

Anuncios
Share:
A %d blogueros les gusta esto: