Menú

Oscar 2010, comentarios finales, respuestas y quinielas

Oscar 2010, comentarios finales, respuestas y quinielas

Roger Ross Williams y Elinor Burkett, durante el momento Kenye del Oscar 2010

Han pasado casi dos días desde la octogésima segunda —ahí está, las cosas que uno aprende gracias a los premios Oscar. La polvareda se ha asentado, el pico de visitas a los blogs se reduce y la gente vuelve a sus quehaceres cotidianos, a hablar de política y a mirarse el ombligo.

Es hora pues, de hacer un último comentario:

  • El aumento del número de nominaciones a la mejor película creo que no benefició mucho los premios. Había películas que acaso no merecían haber sido nominadas y otras que daban la impresión de ser repeticiones de otras nominadas. Avatar y District 9 se valen de la ciencia ficción y del recurso de la metamorfosis del protagonista, para contar una historia de discriminación racial. Ambas son historias de amor donde la pareja principal se une o se separa gracias a la metamorfosis física. Lo racial también está presente en Precious y su gemela, pasada por agua, The Blind Side. An Education y Up in the Air tienen tramas casi idénticas, con punto de giro inesperado y todo. Lo bélico estaba presente en Avatar, en The Hurt Locker e Inglorious Basterds. La doble nominada Up compartía con Avatar la selva como escenario para una transformación personal. Sólo A Serious Man de los Coen se sale de los moldes del cine de género y se adentra en territorios más arriesfados.
  • La estratagema de simplificar la competencia entra las dos películas favoritas, Avatar y The Hurt Locker reduciéndola a un pleito marital rindió sus frutos. Los miembros de la academia, como dice David Poland, vieron ambas cintas y votaron.
  • También resultó la simplificación de la competencia a una pelea de David contra Goliat. No obstante, no todo es tan simple como parece. En este caso, Avatar, el Goliat, a pesar de su trama rosa y New Age, escondía una crítica feroz al intervencionismo militar estadounidense y su sed de recursos energéticos. Un blockbuster incómodo. The Hurt Locker —David—, en cambio, a pesar de su buena cinematografía, su electrizante trama y su estupenda realización, no parece otra cosa que un aggiornamento del clásico bélico Las Boinas Verdes. La dedicatoria del premio de Bigelow a las tropas estadounidenses que luchan en Afganistán e Irak, así parece confirmarlo. Una pequeña cinta independiente muy cómoda, que poco aporta a quienes hayan visto Generation Kill.
  • Algo similar me da la impresión que sucedió con la categoría de película de habla no inglesa. Sin desmerecer los grandes méritos de El Secreto de sus Ojos, creo que ganó por ser la menos dolorosa de las nominadas. Para el jurado acaso no haya ido fácil tragar esa papa incrustada en una vagina como metáfora de la guerra peruana contra el terrorismo (La Teta Asustada); o el desmontaje descarnado del mito de la pureza e inocencia de la infancia que hace Hanake en Das Weisse Band. No he visto las otras dos nominadas, aclaro.

Algunas respuestas a misterios de la transmisión, revelados en la web:

  • Tal parece que el motivo de las caras extrañas de George Clooney fue el alcohol. Dicen las malas lenguas en la red que estaba medio “rascao” y que se le vio en la alfombra roja petaca en mano. 🙂
  • La señora pelirroja algo demencial que apareció de improviso y le hizo “un Kanye” al director del mejor corto documental, era la co productora de la cinta. Se trató del clímax de una serie de dimes y diretes, demandas y contrademandas, que se originó por diferencias creativas. Ella dice que la mamá del director le bloqueó el paso con su bastón a la productora para que no subiera al escenario, mientras su hijo corría raudo a recoger la estatuilla. Salon cuenta la historia completa. Estoy de acuerdo con la gente de Gawker cuando afirma que al Oscar le hacen falta más momentos de este tipo.
  • El fondo de lámparas que alguna vez apareció en el escenario y que nadie se explicaba bien a cuenta de qué, fue un error.
  • Lo de la omisión de Farrah Fawcett en el homenaje a los desaparecidos (el tradicional momento “I see dead people” de la transmisión, como ácidamente le dicen algunos comentaristas), fue intencional. Los organizadores no consideraron que tuviese suficientes méritos “y alguien tenía que quedarse fuera”.

Jorge Alexander y Alejandro Carrillo, cada uno con 17 aciertos, resultaron ganadores de nuestra quiniela.

Se han ganado ejemplares de Postales de Leningrado e Hijos de la Guerrilla (originales, paquete doble), Maracaibo con Vista al Lago (también original), la novela Glamourama, de Bret Easton Ellis y la biografía ilustrada de Vladimir Ilich, Lenin… No, mentira… La biografía de Lenin me la quedo. Se las cambio por El Lenguaje del Cine, de Perkins .

Les prometo que para el año que viene, s aún tenemos la buena fortuna de vernos por aquí, esta quiniela estará mejor organizada. Pronto me pondré en contacto con los ganadores para hacerles llegar sus premios.

Sobre el autor

Carlos Caridad-Montero

Carlos Caridad Montero es guionistas y director de cine venezolano. Fundó BlogaCine en 2004. Es autor de la comedia de humor negro '3 Bellezas'.

GUÍA CORTA PARA

ESCRIBIR UN CORTO

Descarga gratis nuestra GUÍA CORTA PARA ESCRIBIR UN CORTO te guiará a través de la compleja tarea de escribir un cortometraje y, de paso, aprenderás nociones básicas de dramaturgia.

¿No sabes por dónde comenzar? Tranquilo, sólo descarga nuestra guía gratis. 

Mira el vídeo y lee nuestro tutorial.

¡La Guía corta para escribir un corto va en camino!

Enable Notifications    Ok No thanks