Cine

Gus van Sant y Brett Easton Ellis contarán la historia de Los suicidios Dorados

Theresa Duncan y Jeremy Blake, iluminados

Paul Thomas Anderson (en The Punch Drunk Love). Ella fue una de las primeras diseñadoras de juegos de video para mujeres. Exitosos, bien parecidos y talentosos, eran una pareja perfecta cuyas amistades jamás vieron discutir en sus 12 años de relación. Hasta que se suicidaron.

No obstante, entre 2006 y 2007, ambos se fueron embarcando poco a poco en un viaje hacia la locura y la paranoia, viaje del que ya no regresarían. Su historia de amor perfecta se fue llenando de conspiraciones y delirios. Creían ser vigilados, acechados y perseguidos por la Iglesia de la Cienciología y el gobierno de los Estados Unidos. En la trama se entremezclan los más variopintos personajes. Desde cantantes célebres a escritores de novelas policiales, pasando por agentes de Hollywood, galeristas, diseñadores de juegos de video, marchantes y hasta un religioso experto en teorías de la conspiración.

Un buen día, el 10 de julio de 2007, Theresa Duncan no aguantó más y se suicidó con un cóctel de analgésicos y alcohol. Una semana más tarde Jeremy Blake se desnudó en una playa de New Jersey y entró al mar. Dejó una nota en sus ropas: «voy a encontrarme con mi amada Theresa». Su cuerpo fue hallado una semana después. Ella tenía 40 y él 35 años.

Duncan y Blake, pareja perfecta y atormentada

Duncan y Blake, pareja perfecta y atormentada

La trágica historia de amor y demencia ha dado pie a incontables especulaciones, muchas más teorías conspirativas, y numerosos reportajes. Uno de los mejores trabajos se titula The Golden Suicides y fue escrito por Nancy Jo Sales para la revista Vanity Fair.

La semana pasada Milk. Al segundo acaso lo recuerden como el autor de American Psycho.

¿Han visto la fotografía de Duncan y Blake que ilustra este artículo? ¿Quiénes serían los actores ideales para interpretarlos en la pantalla grande?

The history of Glamour | Un cortometraje de Duncan y Blake

The Wit of the Staircase | Blog de Theresa Duncan

Share:
A %d blogueros les gusta esto: