Publicada en

‘El Triunfo de la Voluntad’, para ver y descargar

triumph-will-leni1.jpgLa Habana, Cuba, a principios de la década de los 90, en pleno Período Especial.

Un amigo, docente de La Escuela Internacional de Cine y TV de San Antonio de los Baños (EICTV), veía el noticiero. Pasaban una de esas noticias sobre curiosidades. Un reportero entrevistaba a una ancianita que, a sus 91 años, aún tenía fuerzas para bucear y hacer documentales sobre la vida marina. Cuando el reportero le preguntó el nombre a la señora, mi amigo el docente, saltó de su silla.

En seguida tomó su automóvil y salió a buscar por todos los hoteles de La Habana a la mujer. Su intención era traerla a la escuela, para hablar de su obra. No la encontró. Desafortunadamente, ya había dejado el país. Aquel despistado reportero se había topado con un pedazo de historia y no lo sabía. Aquella anciana dijo llamarse Leni Riefenstahl. Sí, la cineasta predilecta de Adolf Hitler, directora del documental propagandístico más importante (aunque no por ello menos aterrador) de la historia del cine, El Triunfo de la Voluntad (que, a continuación, podrán ver).

El Triunfo de la Voluntad es una extraordinaria pieza cinematográfica, adelantada en no menos de 20 años a su época. Arriesgado y enorme en todos los sentidos, el filme recoge los pormenores del sexto Congreso del Partido Nacional Socialista que, con una duración de 4 días, tuvo lugar en Nuremberg en 1934. Para su realización, Riefenstahl —quien ya era una famosa, bella (y peligrosa, diría G. Caín) actriz y bailarina— contó con un equipo inusual para la época: 172 personas entre las que se incluían 36 camarógrafos, 9 fotógrafos aéreos, 17 reporteros, 17 electricistas, 2 fotógrafos, 26 choferes, 37 agentes de seguridad, 4 trabajadores de servicio, 2 asistentes y 10 encargados del equipo técnico.

En sus memorias, Riefenstahl cuenta la génesis del fime.

Poco después de llegar al poder, Hitler me llamó y pidió verme, para explicarme que él quería hacer una película sobre el congreso del Partido, y quería que yo la hiciera. Mi primera reacción fue decirle que yo no sabía nada sobre cómo funcionaba ese asunto ni sobre la organización del Partido, de modo que yo obviame nte fotografiaría todas las cosas equivocadas, por lo que no podría satisfacer a nadie — ni siquiera en el supuesto de que yo podría hacer una documental, cosa que nunca había hecho. Hitler me dijo lo que eso era lo que precisamente quería: cualquiera que supiese todo acerca de la importancia relativa de los distintos grupos y líderes, podría hacer un filme pedante en su prolija veracidad, y eso no era lo que él quería. Él quería una película que mostrara el Congreso a través de la mirada de un neófito, seleccionando lo que fuera artísticamente más satisfactorio —en términos de espectáculo. Él quería un filme que pudiera mover, atraer, impresionar a una audiencia que no estuvieran necesariamente interesada en política.

El resultado catapultaría a la fama a su realizadora, quien aún es considerada por muchos como la mejor cineasta del siglo XX. El filme ganó la Medalla de Oro en La Biennale de Venecia en 1935 y fue éxito instantáneo de público dentro de Alemania.

Un complemento imprescindible para los filmes de Riefenstahl, es el incisivo documental de Ray Müller, La maravillosa, horrible vida de Leni Riefenstahl.

Triumph des Willens | iPod | DVD | Adquirir en Amazon

23 comentarios en “‘El Triunfo de la Voluntad’, para ver y descargar

  1. Carlos, la verdad hermano, este blog es un gran exito. Yo, que vivo en la llamada “Capital de el mundo” no dejo de sorprenderme de la inigualable calidad, en todo sentido y en todos los ambitos de los venezolanos, dentro de todo este momento historico para algunos, dramatico para otros, sigo creyendo en nosotros. Y aqui tu haces lo que todo el mundo deberia hacer, poner su grano de arena en lo mejor que sepa hacer. Gracias por Blogacine.

    Y gracias por esta joya de pelicula, habia oido de ella, ahora tendre el chance de verla.

  2. Uuufff! Cuando pensaba que ya lo había visto todo en Blogacine, viene alguien y publica esto!! Qué maravilla!

    Todo el mundo me ha hablado de Leni Riefenstahl y de este film y nunca lo había podido ver.

    Creo que este es buen ejercicio para reflexionar si el documentalista debe actuar por “encargo” o “por convicción”.

    Si les dijeran de hacer un reportaje o documental del personaje más detestable que conozcan y le indican que deben hacerlo ver como todo lo contrario… que harían?… quizás esa sea una de las razones por la cuales no admiro del todo a Riefenstahl. Ella, años después de que se conociera quien era el verdadero Hitler, confesó algo así como no estar arrepentida de su obra ya que a ella le pagaban por hacerlo de esa forma, es decir, ella decía que debía siempre “defender sus derechos como creadora y artista” y que no la destruyeran por eso. En otras palabras, un publicista que toma dictado de su trabajo y que luego que se da cuenta que el producto (cuya campaña ayudó a crear) es defectuoso, se escuda diciendo no saber nada al respecto y qué él solo hacía su trabajo (coño!, acabo de tener un dejavu con la Venezuela actual).

    Por eso me parece muy acertado el nombre de “documental propagandístico”, cuya importancia en este caso en particular no sólo se basa en el personaje principal sino en las misma Riefenstahl como pionera en estilo y técnica.

    Pregunto yo ahora… qué harian ustedes?, defenderían el “sagrado derecho al arte y a la expresión”?… o más bien se mostrarían renuentes a participar en algo en lo que no creen o no apoyan? (yo me voy por la segunda opción).

    La teta de cualquier gobierno da pa todo, total, siempre habrá tiempo para arrepentirse y decir “…es que yo no sabía que él era así…”.

    El cine no debería servir para complacer a una sola persona o a una élite… o si?… La demagogia es para la publicidad y la propaganda, pero se puede entonces hibridar esto con el arte?,pues pienso que si, en una acto increiblemente manipuldor (que hasta peligroso puede ser), al fin y al cabo de eso se trata el cine, de engañar, truquear y manipular, así se en documentales.

    Digno de reflexión y bienvenido sea el debate.

  3. Me encantaría escuchar opiniones sobre este documental, de Alejandra Zeplaki, de Carlos Azpurua, Roman Chalbaud, de la loquita del nombre griego que no conoce su presupuesto del mototaxista Robin Hood, del guionista de los cortos de la Villa del Etarra Farruco. Yo sé que ustedes, Alejandra especialmente, chequean Blogacine, manifiéstense!!!! Cómo lo ven?

  4. como veo que cosa?, no se por que quisieras mi opinion al respecto? no soy una experta en la obra de riefenstahl. veo sus peliculas como un trabajo admirable y una joya cinematografica. la propanganda politica de todo occidente e incluso de oriente -derecha e izquierda- ha sido influenciada por la creacion de esta extraordinaria cineasta. lo grande de su trabajo sobrepasa artisticamente su posicion politica seria muy limitado ver su obra solo desde esa perspectiva unicamente. conozco su obra y la de otros creadores nazis desde hace mucho años, un experto en propaganda politica de la segunda guerra mundial en el dicto en caracas un taller sobre cine nazi con obras que incluso tienen prohibida la exhibicion publica y que solo se permiten exhibir bajo estricto interes catedratico, este taller se dicto con el auspicio de las embajadas de alemania e israel y tuve el privilegio de asistir.
    sobre la posicion politica de riefenstahl, ella incluso como sabes fue absuelta por el tribunal de nuremberg y publicamente reconocio en horror genocida del gobierno nazi. sobre su trabajo en africa, tengo un libro de fotografias de tribus africanas muy bueno y el año pasado la editorial taschen le dedico un calendario a su trabajo fotografico y un libro.
    como te podras imaginar seria muy irresponsable de mi parte juzgar su obra , que actualmente esta como puedes ver esta siendo reivindicada desde el punto de vista extrictamente como obra de arte.
    te repito no soy experta en la materia sin embargo como persona de izquierda y obviamente anti-nazi no comulgo con la ideologia de sus films , si me preguntas si sin embargo admiro su obra, te dire que si.
    por otra parte te comento, la intoleracia como sabes, es el germen del nazismo, el veneno de tu comentario contra Efterpi Charalambidis creo que no viene al caso.

  5. Si apartamos toda la propaganda nazi y lo vemos únicamente como un documental, pues es una maravilla considerando que no había sido hecho nada parecido hasta la época. El documental fue objeto de estudio de parte de cineastas estadounidenses, quienes se inspiraron en él y tomaron toda serie de ideas para hacer sus propios documentales nacionalistas y de propaganda en apoyo a las tropas aliadas en la II Guerra Mundial. Es de obligatorio estudio para los documentalistas hoy… a mí me hicieron verlo en un curso de documentales que hice hace un año.

    El comentario del Sr. Bacaro es un comentario hecho por una persona que ha visto 500 películas de personas sufriendo el Holocausto y no toma en cuenta lo que pasó en Alemania antes de que a Hitler se le safaran todos los tornillos.

    Alemania era un país devastado y destruido luego de la I Guerra Mundial, y Hitler se constituyó en un salvador quien efectivamente reconstruyó el país, levantó de nuevo su industria y su economía y levantó la devastada autoestima de su pueblo, luego de todo lo que padecieron en la era post-guerra.

    En ese momento, Hitler era visto como un caudillo salvador, quien efectivamente estaba levantando el país. Era visto como un héroe, y allí llegó Riefenstahl a apoyarlo con su documental. No se puede culparla a ella por haberlo hecho en ese momento, cuando nadie imaginaba que Hitler se volvería un loco.

    Lamentablemente, Hitler luego se volvió loco. Llevó su terrible ideología nacionalsocialista al colmo de la locura, y cayó en los incalificables errores demenciales de asesinar a su oposición política, a los judíos, negros, gitanos, homosexuales, comunistas y otros grupos (incluyendo a sus detractores dentro del propio partido Nazi) e invadir a sus países vecinos para construir su propio reino.

    En otras palabras, se volvió loco. Si no hubiera caído en eso, hoy Hitler sería considerado un héroe que reconstruyó a la Alemania de la post-guerra.

    Algunos caen en la estupidez de comparar a Hitler con Chávez. Hitler masacró a toda su oposición política (los mató, los fusiló, los desapareció, y estoy hablando literalmente) e hizo lo mismo con detractores dentro del propio partido Nazi. Hitler acabó con la prensa libre (cada vez que paso por un quiosco y veo los disparatados titulares de El Nuevo País, 2001 y El Universal me siento tranquilo). Y no hablemos de lo que hizo no solo con los judíos, sino con tantas otras minorías que fueron masacradas y cuyas pérdidas lamentablemente no han sido tan publicitadas en el cine y los medios.

    A veces siento que hay un empeño en algunos de alejar a los buenos cineastas y profesionales del gobierno bolivariano, diciéndoles que si lo hacen terminarán como terminó Riefenstahl, escondiéndose y siendo despreciada, haciendo fotografía y documentales en sitios remotos que eran vetados o rechazados en todos lados. Bien triste esa actitud…

  6. Yo creo, Luigino, que el empeño que mencionas es de Farruco. Después de su carta ninguno de los buenos cineastas asumirá el riesgo de trabajar para él. Recuérdate que las rayas artísticas no se quitan nunca.

  7. Te lo preguntaba, Alejandra, para estar seguro de que tú postura era la que acabas de confesar: no importa para qué sirva el arte, si el arte es bueno hay que celebrarlo, aunque por su culpa mueran millones de personas. Afortunadamente para nosotros, ni Chávez tiene la fuerza de Hitler, ni tú tienes el talento de Leni.

  8. Epa… buenísimo el debate… esa es la idea…

    Sin embargo –> ERROR: la especulación de que he visto 500 películas sobre el holocausto es eso, meramente especulación, es falsa, no debo haber visto más de una docena, y en todo caso eso creo que no hace más o menos valedero mi comentario; más bien estoy invitando a debatir.

    Se que Riefenstahl entra con su obra a inicios de “la era” Hitler, cuanto este era una bondadoso servidor, y eso no tiene nada de malo; pero no creo mucho en su sinceridad a la hora de retratarlo, sino más bien creo en su completa parcialización hacia Hitler por la misma admiración que ella sentía en ese entonces. Eso, repito, no tiene nada de malo, pero es un trabajo pago, propagandístico, pionero sin duda alguna, pero publicitario al fin y al cabo (y producido con montañas de recursos).

    Yo lo único que digo es que me causa una cierta mezcla de sentimientos ver una obra de “arte” que colabore en amplificar sólo una única perspectiva de un personaje (por muy artística que esta sea) y, como dice Alejandra, apoyo aquello de que a quien más debemos admirar es a la obra, aunque confieso de que pueda causarme un consquilleo incómodo este tema de Riefenstahl.

    Yo amé los goles de Maradona en el 86 (lo admiraba en ese entonces), pero lamentablemente a él dejé de admirarlo hace muchos años atrás. Vamos a ver que me presenta Kusturica en su documental(quien creo hace este trabajo siendo su fan). Veamos de que forma lo retrata y si las personas sentadas en la butaca dirán “si me lo creo” o “no me lo creo”. Al fin de cuenta es la visión de Kusturica, y Maradona es un ídolo insustituible (al menos lo es por ahora).

    A los bolivarianos que se sientan aludidos, pues les digo que nada tengo en contra de ellos, y el comentario donde nombro a “Venezuela”, sin necesidad de mucha paráfrasis, no va ni de un lado ni del otro. En cualquier posición en la que nos encontremos hoy día podemos sacar provecho con la polarización de los últimos años, y eso lo sabemos muy bien, sobre todos los del lado del gobierno. Aquí no hay empeño de nada, y no he comparado ni cercanamente al alemán con el barinense, al que le pique que se rasque, por eso no personalizo, porque no es la idea.

    Para los que hacen cine (y se que en este Blog hay quienes lo hacen y muy bien), pues rueden y sigan rodando, pero actúen por convicción, tanto para los de un lado político como para los del otro. Si la necesidad de “hacer arte” supera eso (la convicción propia), entonces me encantaría ver un documental propagandístico positivo sobre un personaje chavista hecho por el más radical de los directores opositores, o/y viceversa. El resultado me da mucha curiosidad… sería como que Chalbaud hiciera un documental mostrando las maravillas de la administración Bush, y meses después, hace uno del propio Chávez mostrando las maravillas de aquí. No dudo que le queden espectacular ambos trabajos con tanta experiencia y talento, pero.. como espectador, nos lo creemos o no?… cuál de los dos trabajos nos creemos y en base a cuáles parámetros?… Hacer propaganda decir lo que el cliente guste y hacer un documental es otra cosa.. y entonces? …y si mezclamos ambos, que sale?

    Por eso vuelvo a mi anterior pregunta… si les dijeran de hacer un reportaje o documental del personaje más detestable que conozcan y le indican que deben hacerlo ver como todo lo contrario… que harían?…

    …por convicción o por arte? …
    en todo caso arte por encargo…

    Sigue abierto el debate… esto es una gran paradoja al parecer…

  9. Juan Cruz dijo: “Para los que hacen cine (y se que en este Blog hay quienes lo hacen y muy bien), pues rueden y sigan rodando, pero actúen por convicción, tanto para los de un lado político como para los del otro”

    En esto te apoyo completamente.

    Por último, recuerda que Riefenstahl simpatizaba con el partido nazi para el momento dehacer su documental, por lo que no fue simplemente un trabajo por encargo sino algo en lo que ella creía.

  10. Es cierto, hay que desear suerte a todos. Además ya Chávez por fin pasó de moda.

  11. juan cruz mas bien se acabo el debate!. algunas personas de este foro solamente saben expresar su opinion atacando a los demas. lo que ha podido ser una buena discucion termino en un espacio para que algunos destilen veneno. el germen del nazismo es la descalificacion del otro, creer que se es superior al otro, juzgar desde un solo punto de vista, creerse dueño de la unica verdad y militar con la intolerancia.

  12. No te hagas la loca Alejandra. En nuestro país no hay Nazis, los únicos que han basado todo un proyecto político en la descalificación de los demás son ustedes.

  13. ¡Gracias, Leonard!

  14. Es simplemente vergonzozo, ver que personas, sin ningun conocimiento de causa, opinen sobre hechos desconocidos para ellos.

    El triunfo de la voluntad, es simplemente una joya, que refleja, los momentos en que Alemania estaba viviendo una epoca de Oro, que luego seria destruida por la conspiracion de las finanzas internacionales(judios), y con ayuda de sus lacayos, capitalistas y comunistas.

    tratar de comparar a un genio como Leni, con cineastas venezolanos, que lo unico que saben hacer es propagandas baratas y peliculas, de muy mala calidad, es una ofensa a la memoria de esa mujer.

    que ella se haya detractado no significa nada, ya que sabemos cuales eran las opciones que tenia, morir en la horca o negar su verdaderos ideales, un poco cobarde, pero no le podemos exigir mucho.

    El triunfo de la voluntad es solo una peque;a muestra de la gloria que se vivio y de lo que vendra.

  15. Yo diciendo que en Venezuela no hay Nazis, y sale este tipo Guerrero a ondear su Swastica. Lo extraño de estos tipos es que siempre son optimistas. Siempre hablan “de lo que vendra”. Amigo Guerrero, Hitler está muerto y no son muchos los que lo extrañan en Alemania, que no sólo está más próspera que nunca, sino que está llena de judíos.

  16. “El Triunfo de la Voluntad” es una película que le causó muchos problemas a Leni una vez terminada la guerra, de los que se defendió contestando que todo lo que aparece en la cinta es real. El documental es en sí un canto a la paz y el trabajo pues esos son los temas de los discursos, en los que no hay ni una frase racista ni antisemita sino una representación de la nueva ideología popular que consiguió unir al pueblo en una comunidad de ideales, voluntad y trabajo, bajo la nueva mística de la pala reflejada en los voluntarios del Frente del Trabajo Alemán que desfilan con palas, pues en todo el film no se ve ni una sola arma.
    El nacional-socialismo no es odio ni matanza.

  17. Oye Carlanga el video no está disponible

  18. Carlanga, ya me bajé el documental en versión DVD (sus dos días bajando, como quiero una conexión T1!) pero quería saber si es posible conseguir los subtítulos en español… Gracias.

  19. La película está incompleta 🙁 dura sólo 30 minutos y deberían ser alrededor de 114. Alguien sabrá dónde se puede descargar completa y con buena calidad?

  20. Pana, en el pasillo de humanidades de la UCV te puedes agenciar una copia decente. Incluso hace unos días me encontré un viejo film en el que actua
    la propia Leni. En el puesto lo venden como “The Holy Mountain”
    También tienen Olympia.
    Saludos.

  21. Coño, por cierto, tienen un correo:
    elpasilloucv @ hotmail.com

    PD: No soy el dueño del puesto ni son mis panas…

  22. Ok, gracias, Giuliano, estaba apostando por la autogestión del documental (ya habiéndome bajado los subtítulos en español y todo, pero haré la diligencia)

  23. excelente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.