Menú

MARACAIBO

MARACAIBO

Maracaibo_pelicula[Por: Jeissy Trompiz Albornoz] Mi primera referencia cinematográfica fue el sonido de los zapatos en las películas. Los pasos tenían ese singular golpe seco de la suela de moccasin sobre piso de madera. Siempre quise que mis pasos tuvieran ese sonido, por lo que cada vez que llegaba a estar en algún sitio con suelo de madera, aprovechaba mis torturantes zapatos ortopédicos para caminar cuanto podía para disfrutar de la sonoridad… !Por fin los inquisidores zapatos ortopédicos justificaban su existencia!

En las persecuciones generalmente era el protagonista el acosado, en esas escenas se creaba una sinfonía de “plak, plaks”. Recuerdo que justo al ver estas escenas de persecuciones sonoras quería ser gringo, por que los gringos que estaban en las pantallas siempre vivían situaciones arriesgadas, llenas de adrenalina, salían airosos, terminaban con una chica guapa y seductora que estaba loco por ellos y sus zapatos sonaban “plak, plak”.

Los años pasaron, los gringos y el sonido de sus zapatos también. Los pasos resultaron ser folleys insertados en las salas de doblaje de sonido, descubrí que no solo los gringos hacen películas, que sus vidas no son tan divertidas y que en Venezuela tenemos mujeres guapísimas que nada deben envidiar a las mujeres de las películas… me tocó vivir la realidad.

En mi período de descubrimientos, encontré que los gringos han salvado al mundo más que cualquier otro grupo humano. Lo han hecho en millones y millones de fotogramas, han sido los héroes en todos los países y el universo se ha quedado corto para sus alcances. A pesar de toda este bagaje heróico, me asombró que los gringos quisieran salvar a Maracaibo, una ciudad desconocida para muchos extranjeros, de una “desgracia inminente”. El rescate de Maracaibo por parte de nuestros amigos norteamericanos coincide con uno de los mayores picos de producción de petróleo de la ciudad, y por ende de Venezuela. !Qué bueno que los gringos no se olvidaran de nosotros y quisieran salvarnos de la reserva excesiva de oro negro! !Hip hip hurra!.

Ya no vivo en Maracaibo, pero siento agradecimiento al recordar que en 1958 se hizo una mega producción cinematográfica que nos salvo de una hecatombe.

Una película que apuntaba a lo más alto, tal como lo pretendía la Venezuela petrolera de aquel entonces. La película contaba con actores de la talla de Corneld Wilde (también director de la película), Jean Wallace, Francis Lederer y Michael Landon.

Nunca he podido ver la película, es sumamente difícil conseguirla, y su destino fue similar al de la Venezuela saudita: ambos se quedaron con la ilusión intangible de lo que pudo ser.

maracaibo 2El suceso real: el incendio de Lagunilla de agua, un poblado de palafitos (casas típicas del Zulia, que se encuentran suspendidas sobre el agua gracias a unos pilares de madera). Lagunillas de agua era uno de los poblados cercanos a los asentamientos petroleros y desapareció por completo.

La historia filmada (basada en una novela): Vic Scott (Corneld Wilde), debe rescatar a Maracaibo de una hecatombe. Un incendio descomunal en los pozos petroleros acabaría con Maracaibo. Vic es un experto en rescates de este tipo. El amor también lo espera y conoce a Lura Kingsley, una joven escritora de quien se enamora.

Una historia única…..

Debo acotar que la canción me parece genial, y de seguro la usaré en alguna película.

Just a Drum Beat Away From the Savage Jungle…A Billion Dolar Lake of Oil Explodes in Flames!

Más información en Reportaje – Maracaibo hollywoodense

Sobre el autor

GUÍA CORTA PARA

ESCRIBIR UN CORTO

Descarga gratis nuestra GUÍA CORTA PARA ESCRIBIR UN CORTO te guiará a través de la compleja tarea de escribir un cortometraje y, de paso, aprenderás nociones básicas de dramaturgia.

¿No sabes por dónde comenzar? Tranquilo, sólo descarga nuestra guía gratis. 

Mira el vídeo y lee nuestro tutorial.

¡La Guía corta para escribir un corto va en camino!

Enable Notifications    Ok No thanks