Cine VenezolanoDocumentales

Érase una vez un barco, documental venezolano, en salas de cine

Lovera, al timón de Érase una vez un barco, de Alfredo Anzola
Lovera, al timón de Érase una vez un barco, de Alfredo Anzola

Lovera, al timón de Érase una vez un barco, de Alfredo Anzola

Érase una vez un barco es un emotivo retrato de una especie de artesanos y un oficio en extinción: los carpinteros de ribera y la construcción artesanal de embarcaciones. El film está dirigido por un veterano de nuestra cinematografía, Alfredo Anzola, y es conducido por uno de nuestro humoristas más celebrados, Emilio Lovera.

Tiempo atrás publicamos una nota sobre esta película y su blog, donde citamos la explicación de Anzola sobre la idea original:

Hace más de 30 años, mi amigo Alberto Vera me dijo: “Tú tienes que hacer una película sobre los carpinteros de ribera, que son una especie en vías de extinción”. Afortunadamente, hoy todavía están vivos y siguen existiendo carpinteros de ribera y pescadores. Ellos, con todas las emociones, historias y necesidades de construir un barco, serán los protagonistas de este cuento.

Así que esta historia empieza así: «Erase una vez un barco hecho en Río Caribe por Manuel Sánchez e Isaías, quienes entre el plantado de la quilla y la botadura del barco compartirán sus vidas, sus amigos y hasta sus cervezas con nosotros…» Haciendo esto descubrí que en mi país hay gente haciendo cosas hermosas, con una calidad impresionante, esos son los carpinteros de ribera.

A lo largo del documental, Anzola devela los secretos de un oficio que poco a poco claudica ante el empuje de la industrialización y los materiales sintéticos, un oficio que acaso dentro de poco desaparezca por completo.

Share:
A %d blogueros les gusta esto: