EE.UU.Noticias

Muere Sidney Lumet a sus 86 años

Sidney Lumet


Según publica el New York Times, el director de cine Sidney Lumet ha muerto la mañana de este sábado a los 86 años, en su residencia de Manhattan.

Lumet, quien empezara su carrera en la TV, es recordado por haber dirigido grandes clásicos de la cinematografía Nortemaericana. Entre sus películas más famosas podemos destacar: 12 Angry Men (12 hombres en pugna) su primera película realizada en 1957, fue protagonizada por Henry Fonda y en la que doce hombres de un jurado deliberan sobre la culpabilidad o inocencia de un muchacho acusado del asesinato de su padre. Un film claustrofóbico, donde la cámara casi nunca abandona la habitación del jurado, y en el que Lumet aplicó todo lo que había aprendido como director televisivo.

Posteriormente, en la década de los 70, dirigió Serpico (en 1973), protagonizado por Al Pacino, una historia verídica sobre la corrupción de la policía de Nueva York. También con Al Pacino como protangonista filmaría en 1975 Dog Day Afternoon (Tarde de perros), otra de sus películas más aclamadas en los 70’s y otra de sus cintas basadas en hechos reales. Esta vez, Pacino interpretaba a un asaltante de bancos muy particular. A Pacino le acompañaba un inmenso John Cazale, como su taciturno y violento compañero de fechorías.

Su consagración como director llegaría con Network (1976) una ácida crítica al mundo de la televisión, protagonizada por William Holden, el gran Peter Finch y Faye Dunaway. En los 80’s, una de sus películas más recordadas sería The Veredict (Veredicto final) con Paul Newman, James Mason, Jack Warden y Charlotte Rampling.


….
A pesar del éxito de sus películas y que las mismas recibieron más de 40 nominaciones a los premios de la Academia, Sidney Lumet nunca ganó un Oscar como director aunque fuera nominado en cuatro oportunidades. En el 2005, la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas le otorgó un premio honorario de la Academia, lo que en aquel momento sería reseñado en The New York Times, como un “premio de consolación para toda una vida de rechazos”.

En el 2007, en una entrevista grabada para acompañar el obituario que el periódico publicaría cuando muriera Lumet, se le preguntó cómo se sentía al ganar un premio de la Academia por fin, a lo que él respondió:

Yo quería uno, maldita sea, y yo sentía que lo merecía.

Share:
A %d blogueros les gusta esto: