Los abajo no firmantes

trabajadores-cine-audiovisuales-venezuela-enmienda

El pasado viernes 30 de enero, en el diario Últimas Noticias apareció publicado a página entera una especie de manifiesto de adhesión o apoyo a la enmienda constitucional, firmado por un grupo de trabajadores del cine y medios audiovisuales venezolanos. Trabajadores del cine y los medios audiovisuales en apoyo a la enmienda constitucional, tal es el título del documento.

Anoche, el director de teatro, actor y director de casting, Beto Benites, cuyo nombre aparece en el manifiesto, me hizo llegar la siguiente comunicación:

LA CONTIENDA DE LAS ADHESIONES Y EL LIBRE PENSAMIENTO

Desde hace bastante tiempo venimos observando cómo lo anómalo se hace cotidiano, ya no nos asombra que las normas se quebranten a cada paso, sobretodo por parte de quien está en uso del poder. Vemos ya sin estupor que se le pase por encima a la ley y a la Constitución pretextando antojadizas interpretaciones, que los jueces tiemblen detrás de sus escritorios temiendo ser arrojados a la calle si no obedecen la orden directa, que los funcionarios de todo tipo -que una vez fueron serviles- sean luego sujetos de escarnio si se les ocurre levantar siquiera una ceja en señal de inconveniencia, que -en fin de cuentas- la divergencia y la otredad sea perseguida y satanizada, y que el libre pensamiento no pueda ejercerse sin ser tildado de enemigo y oposicionista.

En el día a día de la presente campaña electoral no dejamos de asombrarnos con lo ilegal y abusivo de campañas orquestadas desde organismos públicos, con diputados que se autoliberan de su responsabilidad de legislar para ir corriendo a buscar un voto que los salve, con empleados públicos obligados a firmar y repartir volantes en las calles (evidenciando en su rostro su molestia y probablemente su desacuerdo) y edificios vestidos del color que representa al partido de gobierno. Todo lo anterior es anormal, antiético e ilegal, esto último incluso señalado por el CNE, y sin embargo seguimos escuchando el panfleto sonoro en el Metro, los organismos públicos están inundados de propaganda gobiernista y desde las oficinas que debieran servir para la correcta ejecución de planes y programas de Estado, se nos llama por teléfono para convocarnos a marchas y pronunciamientos a favor de la proclama oficialista, que no es otra cosa que un llamado a acatar los designios de un partido o, peor aún, el llamado a seguir el pensamiento único, cosa con la que jamás estaré de acuerdo. El pensamiento socialista bien entendido debe abogar, entre otras cosas, por la pluralidad de pensamiento y la libertad de las ideas.

Nací y crecí en un barrio, milité en las filas de la dura izquierda peruana desde que tomé conciencia política, he sido un abanderado de la lucha por la revolución de los pueblos y las conciencias, en cuanto ha estado a mi alcance he defendido los intereses de los menos favorecidos y he compartido mi trabajo cultural y artístico con sectores populares tanto en mi país como aquí en Venezuela. Nunca he escatimado esfuerzos para vincular lo que se hace en la capital con lo que acontece en el resto del país, así como soy impulsor de iniciativas (en lo teatral y cinematográfico) para ejecutar planes culturales a veces utópicos, no importando el esfuerzo que esto conlleve. Sigo y seguiré trabajando por hacer realidad los deseos de Bolívar y Martí, aun a costa de cualquier tipo de intolerancia o estigmatización. Quienes me conocen pueden dar fe de ello.

El pasado viernes 30 de enero apareció un comunicado en la página 9 del diario Últimas Noticias que suscriben una serie de “Trabajadores del cine y medios audiovisuales en apoyo a la enmienda constitucional”, y entre aquellas personas me sorprendo de encontrar mi nombre (entre otros nombres que también me sorprenden). La humanística y el ejercicio de la actividad artística está -siempre lo estuvo- absolutamente reñida con todo lo que signifique ataduras de pensamiento por lo que no debemos dejarnos manipular, ni permitir que se manipule a otros estando nuestro nombre de por medio. Es por esto que hago llegar esta comunicación y quiero dejarlo claramente expresado: NO HE FIRMADO NINGÚN COMUNICADO DE ADHESIÓN A FAVOR DE NINGUNA OPCIÓN, menos aún en favor de aquella que definitivamente no comparto.

Beto Benites, Caracas, 31 de enero de 2009

No puedo más que sumarme a la molestia de Beto. En el documento publicado en Últimas Noticias, mi nombre precede al suyo. Y como en su caso, yo tampoco firmé.

Como artista y comunicador, mi prioridad siempre ha sido la libertad de creación, pensamiento y expresión y creo que muchos de los lectores de esta página podrán dar fe de ello.

Por eso no milito en movimiento o partido político alguno y evito siempre toda suerte de proselitismo electoral. Mucho más en las actuales circunstancias políticas venezolanas, determinadas por la polarización y la confrontación. Como ciudadano, creo que mis responsabilidades políticas se limitan al libre ejercicio del voto.

Pero el que mi nombre aparezca (sin mi consentimiento) en un documento de esa naturaleza, desvirtúa mucho de lo que he escrito y filmado hasta ahora, y seguramente habrá de desvirtuar mi trabajo futuro.

Pienso que el hecho no sólo constituye un abuso para quienes no firmamos ese papel, sino una falta de respeto para quienes, fieles a sus ideas, sí lo hicieron.

Yo, no obstante, espero que haya sido un error.

GUÍA CORTA PARA

ESCRIBIR UN CORTO

Descarga gratis nuestra GUÍA CORTA PARA ESCRIBIR UN CORTO te guiará a través de la compleja tarea de escribir un cortometraje y, de paso, aprenderás nociones básicas de dramaturgia.

¿No sabes por dónde comenzar? Tranquilo, sólo descarga nuestra guía gratis. 

Mira el vídeo y lee nuestro tutorial.

¡La Guía corta para escribir un corto va en camino!

¿Quieres recibir mensajes de Blogacine?    Ok No thanks