EE.UU.Noticias

Lee vs. Eastwood, segundo asalto

Clint Eastwood

Clint Eastwood

Clint Eastwood, sin sombrero

El borrador de esta nota se había quedado frío desde el Festival de Cannes.

En principio, reseñaba las críticas de Spike Lee a Clint Eastwood por no haber usado soldados negros en su reciente díptico cinematográfico sobre la II Guerra Mundial:

Clint Eastwood ha hecho dos películas sobre Iwo Jima que duran más de cuatro horas en total y en las que no sale un solo actor negro. Si ustedes los reporteros tuviesen bolas, podrían preguntarle por qué. No tengo manera de saber por qué hizo eso –era su visión, no la mía. La versión negra no existe. Pero yo sé que fue advertido y que él habría podido cambiarlo. No es que no lo supiera.

En esa ocasión, durante la rueda de prensa de la presentación de su drama bélico The Miracle at St. Anna, sobre una unidad de soldados negros que combatieron en la II Guerra Mundial, Lee también criticó el uso que de la violencia, según él, harían los hermanos Coen.

Yo siempre trato la vida y la muerte con respecto, pero la mayoría de la gente no… Miren, yo amo a los hermanos Coen; estudiamos juntos en la NYU. Pero ellos tratan la vida como una broma. Ja, ja, ja. Una broma. Es como “¡Mira como matado a ese tipo! Mira los chorros que de sangre que salen del lado de su cabeza”. Yo veo las cosas de una forma distinta.

A diferencia de los Coen, que hasta ahora no han refutado las declaraciones de Lee (ni creo que lo hagan), Clint Eastwood no se le quedó callado. En una entrevista que le concediera al diario británico The Guardian, Eastwood defiende sus decisiones artísticas con el argumento de la fidelidad histórica y cita como ejemplo, Bird, su biografía del saxofonista Charlie Parker.

Él (Lee) se estaba quejando cuando yo hice Bird. ¿Por qué un blanco estaba haciendo eso? Porque yo fui el único que lo hizo, por eso. Él habría podido poner manos a la obra y hacerla. Pero no, estaba haciendo otra cosa.

Según el diario, sobre Flags of Our Fathers, Eastwood dice que efectivamente había una pequeña cantidad de tropas de negros en Iwo Jima, como parte de una compañía de municiones.

Pero no izaron la bandera. La historio es Flags of Our Fathers, la famosa foto de la izada de la bandera, en la que ellos no participaron. Si yo hubiese puesto un actor afroamericano en la escena, la gente habría dicho “este tipo perdió la cabeza”. Digo, no habría tenido fidelidad histórica alguna.

¿Hacerlo parecer un comercial sobre la igualdad de oportunidades? No, yo no estoy en ese juego. Yo lo estoy haciendo según la manera en la que lo leí históricamente, y esa es la forma que es. Cuando hago una película que tiene un 90 por ciento de negros, como Bird, yo uso un 90 por ciento de actores negros.

Finalmente, le hace una recomendación a Lee:

Debería callarse la boca.

The Guardian entrevistó a Eastwood a propósito de la publicación en DVD de las cinco películas que protagoniza su famoso y polémico personaje de Harry Callaham, o Harry El Sucio. En la entrevista se cita al legendario director de Spaghetti Westerns, Sergio Leone, con quien Eastwood trabajara.

Según Leone, a él le gusta Eastwood porque, como actor, tenía dos expresiones:

Una con el sombrero y otra sin el sombrero.

Vía | Cinematical | El País de España

Share:
A %d blogueros les gusta esto: