InternetVideo

Anonymous y la Iglesia de la Cienciología, el poder de la información y el secreto en la era de Internet

5 min de lectura

authorities_scientology_anonymous.jpg
A mediados de la década de los 40, el escritor, periodista y activista humanitario Stetson Kennedy se infiltró en la organización racista clandestina Klu Klux Khan, con el objetivo de obtener información clave para usar en su contra.

Pero a pesar de obtener y publicar la información que buscaba, no obtuvo los resultados que esperaba.

Hasta que cierto día, al ver a unos niños jugar a Superman, por entonces un popular seriado radiofónico, se le ocurrió convertir a la siniestra cofradía supremacista blanca en un juego de niños.

kkk.jpgSe puso en contacto con los productores del programa, quienes en seguida aceptaron su propuesta. Kennedy puso en sus manos toda la información que había recopilado sobre el funcionamiento de la organización y los escritores del programa crearon entonces varios episodios de la serie en los que se relataba el enfrentamiento de Superman contra las huestes del Klu Klux Khan.

Según Steven D. Levitt y Stephen J Dubner, quienes citan la anécdota en su libro Freakonomics, el efecto fue demoledor. Muchos miembros abandonaron el grupo al verse ridiculizados. Para ambos autores, la tactica de Kennedy constituye un buen ejemplo de cuán poderosa puede llegar a ser la información según el uso que se le dé (aunque también podría interpretarse como un ejemplo del poderío de Superman). Todo el poder del Klu Klux Khan residía en el carácter secreto de la información relacionada con sus ritos, su funcionamiento y estructura interna. Una vez revelado el secreto, el poder se esfumó.

south-park-trapped-closed.jpgHace exactamente un par de años, la treta de Stetson contra el Klu Klux Khan tuvo una especie de actualización. Esta vez los perpetradores fueron Matt Stone y Trey Parker, autores de la irreverente South Park, y su objetivo fue la llamada “religión de las celebridades” (o “el culto más peligroso de América”, según sus críticos), la Iglesia de la Cienciología.

En el capítulo titulado Atrapado en el closet (Video | Wiki), Stone y Parker, con el vitriolo típico de su humor, exponían al público las creencias del culto. Para evitar la emisión del programa, la Iglesia de la Cienciología usó todo el poder de su arma más letal de relaciones públicas: Tom Cruise. Y se salió con la suya: el episodio no fue transmitido en las fechas programadas.

No obstante, Atrapado en el closet ha tenido una larga vida en Internet, debido quizás al llamado Efecto Streisand de la red, donde todo intento de censura dispara el efecto contrario y lo que en principio debía ser censurado, termina recibiendo insólitos niveles de difusión y publicidad.

En el mismo capítulo de Freakonomics que cuenta la historia de Stetson contra el Klu Klux Khan, Levitt y Dubner subrayan cómo el advenimiento de la Internet ha reforzado el poder de la información. La Iglesia de la Cienciología, desde luego, también está consciente de ese poder. No en balde se han inventado un softwareScieno Sitter– que, una vez instalado en una computadora, bloquea el acceso de los usuarios a página críticas del culto.

Pero al mismo tiempo han ido más allá y perseguido con acciones legales a los autores de materiales que pongan en duda sus creencias. Tal habría sido el caso del realizador Brett Hanover.

the-bridge.jpgEn 2006, en plena batalla de la Cienciología contra South Park, Hanover rodaba una película a hurtadillas, escondido en un hotel para no alertar a los cienciólogos, con un presupuesto de 10 mil dólares y en apenas cinco días. El filme, cuyo título –The Bridge– alude al proceso evolutivo espiritual que todo cienciólogo debe seguir para alcanzar estadios superiores de su existencia, cuenta la historia de un padre que trata de sacar a su hija de la influencia de la iglesia y, por otro lado, de una adepta que comienza a confrontar dudas sobre su fe en la Dianética y su lealtad a la cienciología.

Después de su estreno, Hanover puso la película de 69 minutos a disposición del público como una descarga gratuita a través de su página web. Pero no por mucho tiempo. Pocas semanas después. Hanover la retiró alegando problemas relacionados con derechos autorales, aunque anticienciólogos han sugerido que la Iglesía habría presionada a Hanover.

chanology-anonymous.jpg
No sólo los cienciólogos saben que deben preservar el secreto de su información para resguardar su poder. Ahora, ciertos críticos de la Iglesia también lo saben. Y lo han puesto en práctica.

Es aquí cuando entra en escena Anonymous, un grupo de militantes anticienciología dispuestos a exponer públicamente toda sus secretos. Y, para evitar ser silenciado por el poderoso departamento legal de la Iglesia, lo hacen desde el anonimato.

Hace algunos meses, Anonymous dio a conocer su Proyecto Chanology, un compendio de acciones, virtuales y reales, dirigidas a combatir el poder de la Iglesia de la Cienciología y alertar sobre sus peligros. En las últimas semanas, el grupo ha publicado varios videos en YouTube, que pronto alcanzaron millones de visitas y han tenido una fuerte repercusión en los grandes medios tradicionales del mundo.

Y apenas dos días atrás, comenzó a distribuir en la red alternativa BitTorrent, The Authorities, el primero de sus documentales contra la Iglesia. Y el 15 de marzo, Anonymous tendrá sus próximas acciones de calle

Aunque las tácticas poco ortodoxas de Anonymous han sido repudiadas inclusive por los más importantes críticos de la cienciología, tal parece que los seguidores de L. Ron Hubbard, fundador de la congregación, se han topado con un enemigo difícil de combatir: el anonimato.

La Iglesia de la Cienciología tiene presencia en Venezuela, en Caracas, Margarita y Valencia, donde en 2004 se erigió el templo más grande fuera de territorio estadounidense; mientras que las enseñanzas de L. Ronald Hubbard son la fase filosófica de organizaciones filantrópicas como El Camino a la Felicidad.

The Authorities | Descargar Torrent
The Bridge | Descargar Torrent

Anuncios
Share:
A %d blogueros les gusta esto: