Guión

Las delicias del Spam (para guionistas sin imaginación)

El spam es una verdadera mina de buenos nombres de personajes

¿Sabías que el spam puede ayudarte a encontrar buenos nombres para personajes de tu guión? Pocas cosas más odiadas en este mundo que el correo basura o spam. Sin embargo, como guionista y escritor con poca o nula imaginación, yo lo encuentro sumamente útil a la hora de escribir una historia.

Y es que nadie con mayor ingenio para inventar un buen nombre que los spammers. No me queda claro sin son seres humanos o programas informáticos quienes lo hacen. O, si se tratara de un software, ¿dónde puede uno encontrarlo?.

Por eso nunca vacío el buzón de basura de mi cuenta de correo electrónico. La de Gmail, en particular, me parece un verdadero tesoro.

Puedo pasarme tardes enteras navegando los miles de mensajes que he acumulado, buscando entre los remitentes de cada spam, nombres únicos, originales, precisos, capaces de dibujar cualquier personaje de un golpe. El spam es una verdadera mina de buenos nombres para personajes.

Buenos nombres para personajes, una lista

Por ejemplo:

  • Carter López, un saxofonista de jazz enredado en una intricada trama criminal con mujer fatal incluída.
  • Deidre Paz, la mujer fatal que involucra a López en el tenebroso asunto.
  • Samo Hershiser, el tímido gordito tahitiano que conquista el título mundial de lucha sumo.
  • Chris Kolade, un DJ con una eterna nota de éxtasis.
  • Candace Lockwood, la esposa adúltera de un perforador petrolero texano en la Maracaibo de los 40.
  • Jeremy Jones, inevitable: un actor porno.
  • Lora Jones, inevitable: una actriz porno.
  • Daniel Alexander, químico inventor un potente afrodisíaco.
  • Benito Watson, un taciturno vendedor de pólizas de seguro de El Paso, Texas.
  • William Williams, el sátiro profesor de estudios latinoamericanos acusado de abusar de una estudiante.
  • Mohammedy Jean, el nombre artístico de un joven musulmán que busca triunfar como cantante de Raïd.
  • Carlos Tamanaha, un indígena yanomami que atraviesa una crisis de identidad.
  • Eloy Firouzbakht, un triste poeta condenado a deletrearle su apellido a todas las recepcionistas de este mundo.
  • Frankie Frank, un peligroso jefe mafioso de Atlantic City.
  • Camille Champagne, la prostituta francesa preferida de Frankie Frank.
  • Leonor Medrano, la joven casquivada que desvirga al adolescente protagonista de la película.
  • Marisol Cuevas, una escultura mexicana aquejada de reumatismo.
  • Bonita Cano, una millonaria española que se casa con un cubano y se lo lleva a Madrid.
  • Heitor Serra, un guapo y encantador estafador carioca perseguido por la justicia internacional.
  • Patty Frasser, la acaudalada gringa estafada por Serra.
  • Nathaniel Y. Dunn, un predicador evangélico errante que encuentra el amor en el otoño de su vida.
  • Greta Grimmes, una enfermera alemana acusada de asesinar por piedad a 66 enfermos terminales.
  • Genoveva Shaver, la novia y cómplice de Greta Grimmes.
  • Kelsie Ramos, una implacable y temida prestamista de un barrio bajo de Caracas.
  • Darrin Chávez, el eterno pretendiente de Kelsie, hábil jugador de softball.
  • Wyatt Cooper, el apuesto y valiente sheriff de un pueblo a punto de ser atacado por una banda de asaltantes de trenes.
  • Ernestina Jacobson, la nueva maestra trinitaria que enloquece de deseo a padres y representantes.
  • Brock Simmons, un cantante de baladas, muy popular en los años 70.
  • Ramón Taylor, un jockey alcohólico que llora la muerte de su amada Lady Rita Mosley.
  • Lady Rita Mosley, la yegua con que Ramón Taylor ganó un Gran Clásico.
  • Chukwuma C. Soludo, un argentino delirante que se cree un súper héroe.
  • Kim Kim, el crédulo inmigrante coreano, compañero de desventuras de Soludo.
  • Jonathan Kozak, un misterioso y elusivo asesino búlgaro.
  • Lula Chase, un tipo muy dinámico y práctico.
  • Ira Delgado, una jefa odiosa cuya vida sexual es una desastre.
  • Proctor A. Freda, médico urólogo de largos y gruesos dedos, muy temido por pacientes masculinos cuarentones.

Podría pasarme todo el día en este plan y la lista se haría infinita. Como quiera que tengo que trabajar, lo mejor será dejarlo hasta aquí y guardarme el resto para futuras entregas de buenos nombres para personajes.

Share:
A %d blogueros les gusta esto: