CortometrajesDocumentalesTecnología

‘Ryan’ y el ‘Psicorrealismo’

ryan-shortfilm.jpg
Ganador del Oscar al mejor corto de animación en 2004, Ryan es uno de los trabajos más ingeniosos que haya visto en mucho tiempo. Está dirigido por el animador Chris Landreth y cuenta la historia de otro animador nominado al Oscar en su tiempo, Ryan Larkin.

Larkin, quien había tenido una infancia conflictiva y creció rodeado de problemas familiares, terminó viviendo en asilos para indigentes, después de años de abuso de drogas y alcohol. Para narrar su historia, el corto se vale de una entrevista que Landreth le hiciera a Larkin, pero recreada con una técnica o propuesta llamada psicorrealismo. En palabras de Karan Singh, profesor de la Universidad de Toronto, investigador de la animación computarizada y uno de los animadores de Ryan, esto no es no es otra cosa que «la gloriosa complejidad de la psique humana representada a través de los medios visuales del arte y la animación».

El resultado es una especie de documental animado, a la manera de los primeros trabajos de Aardman. Pero mientras la gente de Aardman usaba las entrevistas animadas para armar sus historias, Landreth utiliza el psicorrealismo para develar la devastación espiritual de Larkin.

Siguiendo este enlace, encontrarán más información sobre las técnicas de animación que Landreth y Singh emplearon en Ryan.

‘Ryan’, primera parte

‘Ryan’, segunda parte

Share:
A %d blogueros les gusta esto: