Clásicos

Vuelve «The Big Red One»

Robert Carradine, alterego de Sam Fuller en The Big Red One

The Big Red One es una de mis películas de guerra favoritas.

La vi tarde en la noche, en televisión, a principios de la década del 80. Y muchas de sus imágenes, sencillamente inolvidables, me persiguieron durante años. El caballo encabritado que en medio de la guerra atacaba al sargento. El francotirador nazi que al final resultaba ser un niño alemán de 10 años. Y que recibía unas buenas nalgadas por su «travesura». El niño italiano que arrastraba una carretilla con el cadáver descompuesto de su madre. El parto en un tanque que transformaba la parafernalia de guerra en instrumentos de maternidad. El tiroteo en un asilo de dementes ante la mirada impasible de los internos.

Y el reloj de pulsera en la muñeca de un soldado muerto en el desembarco de Omaha que marcaba el transcurrir del tiempo mientras las aguas de la playa se van tiñendo de rojo, una metáfora visual que, con su simpleza, alcanzaba las cotas de perfección que Steven Spielberg no logró en Saving Private Ryan, a pesar de la pirotecnia y la sangre artificial vertida a galones.

Pero nunca supe cómo se llamaba.

The Big Red One, era el título

Años después descubrí que aquel extraño filme, estrenado en la misma época de Apocalypse Now y The Deer Hunter, se titulaba The Big Red One. Su director era un realizador cuya obra yo había perseguido por años: Sam Fuller. Hoy, casi medio siglo después de su estreno, The Big Red One, una joya fílmica poco vista, vuelve a las pantallas en una nueva versión, a la que se le han agregado 50 minutos.

«Sobrevivir es la verdadera gloria de la guerra»

[amazon_link asins=’B00HS6DTTS,B0007TKNLK,B003BV8ID6,B001CU9422′ template=’ProductGrid’ store=’blogacine0f-20′ marketplace=’US’ link_id=’89e6be8d-f18e-11e7-9381-8fb3a5e4a5f2′ align=’center’]

Durante muchos años pensé que sólo conocía de Sam Fuller su trabajo actoral en filmes como El Amigo Americano, Hammet y El Estado de las Cosas de Wim Wenders; The Last Movie, la alucinante película que Dennis Hooper rodó en Perú. O por su genial cameo en Pierrot Le Fou de Jean-Luc Godard.

Fuller, elusivo

Mientras tanto, buscaba infructuosamente algunas de sus películas [I Shot Jesse James, The Steel Helmet, Shock Corridor o The Naked Kiss], sin saber que había visto en TV, la que sería considerada como una de sus obras maestras: The Big Red One.

Fuller, quien había sido reportero de crónica roja y escritor de pulps antes de entrar al ejército para combartir a los nazis, alguna vez afirmó que la «2da. guerra mundial era la noticia de sucesos -crónica roja- más importante de la historia de humanidad». Y nada evitaría que él estuviera allí de testigo. The Big Red One es su testimonio de aquellos tiempos atroces.

Medio siglo después

Pero tardaría medio siglo en ver realizada su proyecto autobiográfico. Darryl F. Zanuck, el primer interesado en la historia, en 1957, quería a John Wayne como protagonista. No obstante, la producción no prosperó. A finales de los 70, Gene Corman, hermano del legendario Roger Corman se interesa en sacarlo adelante con el apoyo de Lorimar.

Fuller escogió al gran Lee Marvin para el papel del Sargento Possum. Como el propio Fuller, el duro Lee Marvin también era veterano de la 2da. Guerra Mundial. A Marvin lo acompañaban a los jóvenes Robert Carradine [quien interpreta el alter ego de Fuller, el escritor Zab] y a Mark Hamill [mejor conocido como Luke Skywalker], Bobby di Cicco y Kelly Ward. Eran los personajes principales del escuadrón que recorre el norte de África, Sicilia, Normandía, Alemania, la república Checa y Bélgica, enfrentándose a la barbarie de la guerra.

Con una estructura episódica e itinerante que recuerda a la de una road movie, algo inusual en un filme bélico, la versión original tenía una duración de 4 horas y media. A petición de la productora, redujo a dos y media para finalmente quedar en 113 minutos.

Fuller moriría sin ver realizado su deseo de convertir aquella primera versión en una miniserie para la TV.

The Big Red One, la reconstrucción

Pero he aquí que, según el New York Times, gracias al historiador y crítico Richard Schickel, la opus magna de Fuller ha podido ser reconstruida en una forma cercana a la original y se le ha agregado cerca de una hora de pietaje.

Medio siglo después de su estreno, a siete años de la muerte de su creador, A.O. Scott, crítico del prestigioso diario newyorkino, en un reportaje, no ha dudado en calificar a The Big Red One como lo mejor que se haya exhibido en el 2004.

La nueva versión del filme de Fuller fue estrenada en el marco del último festival de cine de Nueva York. Actualmente se exhibe en el Film Forum en la misma ciudad y pronto será distribuida en formato DVD.

THE BIG RED ONEThe Reconstruction
Escrita y dirigida por Samuel Fuller; Fotografía, Adam Greenberg; edición original de Morton Tubor, restauración por Bryan McKenzie; Música, Dana Kaproff; Producida por Gene Corman, restauración producida por Richard Schickel.

Con: Lee Marvin (Sargento Possum), Mark Hamill (Griff), Robert Carradine (Zab), Bobby Di Cicco (Vinci), Kelly Ward (Johnson), Siegfried Rauch (Schroeder).

Share:
A %d blogueros les gusta esto: