Publicada en

ESPECIAL: todo sobre ‘Tropa de Elite’, el enorme y polémico éxito en Brasil

tropa-de-elite.jpg

¿Qué sociedad es ésta, que vio en el capitán Nascimento un héroe salvador?

Es la pregunta que se hace la periodista Ana Paula Sousa en un blog de la revista Carta Capital. El capitán Nascimento es el personaje protagónico de Tropa de Elite, el filme de Jose Padilha que ha sacudido a las audiencias en Brasil, se ha convertido en un verdadero fenómeno (de taquilla, de piratería, de popularidad), desató una guerra de ofertas entre las mayores redes de TV por sus derechos de transmisión televisiva, y ha provocado un encarnizado debate en todos los órdenes de la vida del vecino país.

Pero vayamos por partes. Primero, Jose Padilha.

Quizá a muchos se les antoje familiar este nombre. Sí, es el director del estupendo documental Bus 174, que hace tiempo reseñáramos aquí. Tropa de Elite, su segundo largometraje y el primero de ficción, está basado en el libro A Elite da Tropa, del sociólogo Luiz Eduardo Soares y los capitanes Andrés Batista y Rodrigo Pimentel, ex miembros del BOPE.

bope.jpgEl libro recoge los testimonios y las historias de varios miembros de este Batallón de Operaciones Policiales Especiales (BOPE), un cuerpo militar policial, de disciplina espartana, con fama de implacable, incorruptible y eficiente —sus miembros son capaces de acertar una modena de cinco centavos a 100 metros de distancia con un tiro de un fusil de asalto— y cuyo siniestro escudo de armas presenta una calavera atravesada por una daga, con dos pistolas cruzadas de fondo. En serio.

Y sí, es el mismo cuerpo policial que participó en el trágico secuestro del Bus 174, que Padilha cuenta en su documental.

La trama de la película se centra en el capitán Nascimiento, quien se debate entre su violento trabajo y su vida familiar. Transcurre en 1997, en los días de la Operación Santidad, cuando el BOPE libró en una guerra sin cuartel contra una pandilla de narcotraficantes que operaba en una favela aledaña a la residencia arzobispal de Río. Vale decir que la idea era hacer de la zona un lugar más seguro para una breve visita del Papa Juan Pablo II.

Debido una filtración, la película fue copiada, distribuida y vendida en el vasto mercado pirata del Brasil. Once millones y medio de personas la vieron antes de su estreno en las salas comerciales, hace poco más de tres semanas. Muñecos —action figures— no autorizados de los personajes también se venden a millares en los puestos de camelôs de las calles. El ministro de cultura, Gilberto Gil ha pedido revisar las leyes de propiedad intelectual (sí, también allá) con miras a crear leyes más flexibles que incluyan el fenómeno de la piratería como una nueva forma de distribución cultural.

tropa-de-elite-poster.jpgDesde su estreno oficial, Tropa de Elite ha batido todos los records de taquilla (en una encuesta de la revista Veja, 35 por ciento de los entrevistados —lo que equivale a 22 millones de espectadores— manifestaron su intención de ver la película en el cine). Harvey Weinstein, quien acudió al estreno en Río, ya la adquirió para su distribución en los Estados Unidos —lo que ha hecho temer a algunos que, fuera de contexto, el filme se entienda como una justificación de la política de Bush. Hay reportes de exhibiciones donde una parte del público grita enojado “¡reaccionarios!” a la pantalla, mientras que otra parte aplaude frenético. La izquierda ha atacado la película, calificándola de fascista y la policía metropolitana, retratada en el filme como un cuerpo minado por la corrupción, ha citado a los realizadores. Mientras tanto, las cadenas televisivas Record y O Globo pujaban por los derechos de transmisión que, finalmente, fueron a parar a Record.

Pero ¿a qué viene tanto alboroto, que hasta llegó a las páginas del New York Times?

Para empezar, el capitán Nascimento. Interpretado por Wagner Moura, mitad Jack Bauer, mitad Harry El Sucio, el incorruptible, honesto y violento capitán —como el resto de sus colegas del BOPE—, no duda en usar tanta tortura y violencia como requiera para conseguir sus fines.

Segundo, seguiendo la tendencia iniciada por Cidade de Deus, el filme evita caer en la visión romántica del delincuente como un luchador social que se enfrenta al sistema, y cuyos delitos están justificadas por las desigualdades sociales. Una visión idealista del malandro bueno, capaz de ser solidario hasta con sus propias víctimas.

La revista Veja data el origen de esta “mitología del bandido” en los años de la dictadura militar brasileña en los 60 y 70, donde nada de lo que se identificara con el poder podía ser heróico. Por esta misma razón, el cine militante de izquierda adoptó el estereotipo del buen malandro como un rebelde social. Concluye el reportaje:

El impacto de Tropa de Elite muestra con claridad que el cine nacional necesita de una nueva sociología.

Otra idea recurrente en la sociología del cine brasileño, es precisamente la del malandro de buen corazón enfrentado al policía corrupto.

En Tropa de Elite los papeles se invierten. Si hay policías corruptos —aunque también los hay honestos, según la película— es porque no les queda más remedio: por la mala paga y la necesidad de sobrevivir en medio de la guerra de las favelas, donde las pandillas están mejor armadas. Dice el capitán Nascimento al comienzo del filme:

El policía también tiene familia. El policía también tiene miedo de morir. Por eso es que en estas ciudades, el policía tiene que escoger: o se corrompe, o se esconde, o se va a la guerra.

tropa-de-elite-2.jpg

Luego está el tema del narcotráfico y la violencia. Según otro artículo de la revista Veja, la película proclama que los consumidores de drogas de clase media y alta, son tan culpables de las muertes en las favelas como el efectivo del BOPE que aprieta el gatillo. Y cita también un diálogo del capitán Nascimento, de una franqueza brutal:

¿Cuántos más niños (de las favelas) tenemos que perder a manos del tráfico para que el playboy (sifrino, de clase media o alta) pueda enrolar su baseado (cigarrillo de marihuana)?

Según la misma publicación, la película describe una escalofriante situación en la que si existen los traficantes en las favelas, es porque hay consumidores en las clases medias y altas que los financian (de la misma manera en la que la piratería es sostenida por los consumidores de material pirateado). Y muchos de esos millares de consumidores de cocaína y maconha, son los mismos que hacen marchas por la paz y pactan con los traficantes para establecer ONG en las favelas.

No es de extrañar pues que la izquierda reaccionara escandalizada.

¿Qué opina el público de la película?

Según las encuentas encargadas por Veja, al 94 por ciento de los espectadores le gustó la película, 79% piensa que el filme muestra una imagen verídica de la policía y el 72% cree que los traficantes son tratados en el filme como merecen. Un 51% respondió que no están de acuerdo con el uso de la tortura y un 53% ven un héroe en el capitán Nascimento. Mientras tanto, 85 por ciento piensa que el capitán Nascimiento tiene razón cuando dice que la culpa de la tragedia del narcotrafico en las favelas la tienen los consumidores de droga.

Finalmente, más allá de la polémica, el público y los críticos han destacado las excelentes actuaciones, empezando por la interpretación que hace Wagner Moura del capitán Nascimiento, su vertiginoso ritmo narrativo y su estupenda banda sonora..

A continuación podrán ver el trailer y los primeros 7 minutos del filme, subtitulados al inglés.

Quienes deseen ver la copia pirata (la que se exhibe en las salas de cine tiene un montaje diferente y le han cambiado el final), pueden visitar el siguiente enlace, o chequear este post de un blog en inglés dedicado a la película. Yo esperaré a ver la versión final, en el cine preferiblemente.

BOPE, Tropa de Elite | Trailer

BOPE, Tropa de Elite | Siete minutos

Tropa de Elite | Pagina Oficial

Elite Squad [Blu-ray]


De nuevo: $11.89 USD En Stock

59 comentarios en “ESPECIAL: todo sobre ‘Tropa de Elite’, el enorme y polémico éxito en Brasil

  1. Se quejarán los brasileros de que se hagan películas basadas en la descomposición social? porque de haberse hecho algo medianamente similar en Venezuela, ya habría más uno pegando gritos…

  2. De eso, precisamente, trata el artículo: de los gritos que han pagado muchos en Brasil, a favor y en contra.

    No te culpo de que no lo hayas leído completo, está relargo 🙂

    saludos

  3. Me lo lei completico mi estimado Carlanga, a lo que me refiero es ( y no sé si dependa de cómo tú filtres la información )que de esa manera se pueden tratar mejor los temas, sin posiciones maniqueas, que 10 millones de personas hayan visto la peli sin que haya llegado a las salas y ni siquiera el corte final, dejaría a un director mamando, pero a la final con un producto masivo de su creación; por supuesto el tema de la piratería es super delicado, sobre todo para personas que viven del cine sin ser directores(as) y/o guionistas, también es super interesante la posición de la izquierda al ver su arquetipo de malandro-luchador-periférico-abstracto por el suelo ante una sociedad visiblemente descompuesta, pero en la secuencia inicial de “Secuestro Express” vemos la definición de un yupi caraqueño muy bien estructurado, no obstante por motivos dramáticos el personaje termina en decadencia sin que madres y padres que hayan visto la película se comenzaran a preocupar por la concurrecia al Centro San Ignacio de la misma manera como se concurre a un matinee en Propatria si de drogas y violencia se trata… a la final es lo mismo… sería muy interesante ver la peli sobre todo porque soy antimilitarista y antipolicial, pero la delincuencia me tiene igual de ladillado; por ahora habrá que ver ambos cortes, pero no me gusta el still que colocaste, parece un plano de Rambo III

  4. Vaya. No había escuchado nada sobre esta película. Al leer el reportaje y ver los avances recordé un documental llamado Noticias de una guerra particular, dirigido por Katja Lund y Joao Moreira Salles. Se encuentra incluído en el dvd americano de Ciudad De Dios y retrata crudamente la violencia en las favelas, el narcotráfico y el papel de la policía; es decir, el fenómeno era mostrado desde todos los puntos de vista (de hecho, creo que hay testimonios de uno de los integrantes del BOPE)

  5. ¡Que buen Post Carlanga! te botaste mi pana. Gracias

  6. A la izquierda latinoamericana pareciera que sólo le gustan las películas de tipos disfrazados con hombreras recitando basura nacionalista. No he visto Tropa élite, pero me parece imposible que el Director de Bus 174 haga una película reaccionaria de derecha. Aquí lo que huele es a verdad dolorosa. De esas que nuestra ultraconservadora izquierda no soporta. Para ellos a la realidad hay que taparla, disfrazarla de historia y de higiene ultranacionalista antimperial, perseguirla y sobornar a todo el mundo para que nadie vuelva a mencionarla. Triste sociedad, aquella en la que la izquierda es la cara conservadora de la nación.

  7. Medusa, no sé si te entendí muy bien, pero creo que pensar en la piratería como una forma democrática y alternativa de distribución, es un poco ingenuo por parte del ministro Gil.

    El negocio de la copia y distribución de DVD piratas es una operación comercial, altamente sofisticada, que requiere muchos equipos, personal capacitado y abundante capital. Por eso, en cada país, es controlada por unos pocos socios capitalistas, que no se diferencian en nada de cualquier empresario. Quizás sí, porque a diferencia del empresario establecido, el “empresario” informal no paga impuestos, ni seguridad social, ni da beneficios a sus trabajadores.

    Por eso, en el momento en que una película vaya en contra de los intereses del dueño del negocio, puedes olvidarte de la distribución alternativa democrática de los buhoneros.

    Distribución alternativa y democrática es internet. Por eso muchos la quieren cerrar.

    Un abrazo

  8. Gracias, Diego!
    Fuerte abrazo

  9. Excelente reseña Carlanga! Excelente, excelente, excelente!

    No sabía nada de este filme… te pregunto: Llega a las salas venezolanas? Cuando?. Se me acaba de activar el botoncito de la anCINEdad (Ansiedad por ver Cine).

    Yo tengo en mi colección de DVDs a Bus 174. Es muy impactante (más que Pecho Canibal)…

  10. Si Carlanga creo que hubo un malentendido, lo que quise decir es que ha de ser una experiencia bien interesante que una peli sin los cortes finales sea copiada de modo pirata; por supuesto que la mafia es dura, una vez visité la sala de copiado de un mediano pirata y se podían armar 5 equipos de post-producción con esa inversión (ojo era mediano) pero debe haber un raro fenómeno pues siempre se esperaron las películas con el “Director’s Cut” mientras que ahora fácilmente esos cortes son los que llegan a las salas pues el primero lo obtienen los piratas.

    Saludos

  11. La piratería es capitalismo salvaje en el comunismo del siglo XXI: un país y dos sistemas.Estamos aprendiendo rápido de los camaradas chinos.
    No quiero ser abogado de los piratas pero sí defiendo el derecho del pueblo a ver cine al alcance de su bolsillo.Los cines son un lujo para la clase media y también las películas originales en DVD y no le quiero recordar a los panas comentaristas de Blogacine que los pobres son mayoría y que este es un país del tercer mundo. Para el pobre es mejor el “Pirate´sCut” que no ver películas y yo les doy la razón.Rechazo esa mentalidad que ve al dinero como el título de nobleza de esta época que otorga el “privilegio” de comprar cultura. La gente pobre tiene el derecho de ver películas y si el cine es muy caro para el pobre la piratería sustituye al Estado en darle ese derecho.Viva la cultura gratis o barata para el pueblo…
    He dicho…
    Simón Bolívar…digo…A.Evora…

  12. te quiero ver después de 12 semanas de trabajo Évora… a ver si opinas lo mismo, suponiendo que directores (as), guionistas, Dir. de fotografía no son pueblo, son oligarcas desgraciados que hacen cine… eso supongo ¿no?

  13. A. Evora, completamente de acuerdo. Por eso yo soy de la opinión de que el gobierno debería confiscar los DVD quemados ilegales que venden los buhoneros (sin derecho indemnización), para distribuirlos de manera gratuita en los barrios, y surtir con ellos las bibliotecas públicas y las escuelas y liceos.

  14. No sería mejor construir miles y miles y miles de salas comunitarias y que pongan de todo?

  15. Apartando el factor económico y adquisitivo, creo que los piratas han calado fuerte en la población, porque nos permiten acceder a unos títulos y directores que nunca o rara vez se han exhibido en nuestro país. En cierto modo se han responsabilizado de una tarea que debería estar en manos de las instituciones culturales ligadas a la distribución y exhibición cinematográfica: La divulgación del cine en su acepción más amplia. Si se desea erradicar la piratería,el estado debería hallar alternativas solventes para no tener que echarla de menos (una cuota de pantalla más heterogénea y menos monopolizada por las majors, convenios para adquirir películas originales a bajo costo, etc)

  16. Justo estaba pensando en eso: sería algo así como la “Misión Charles Chaplin”. O para estar a tono, “Misión Eisentein”. Si queremos ser más nacionalistas, llamémosla “Misión Amábilis Cordero”.

    La idea sería confiscar todas las copias piratas y los equipos de copiado y constituir con ese material cientos de salas comunitarias. Los buhoneros, tanto los ambulantes como los que trabajan en puesto fijos, pasarían a ser empleados de estas salas, pagados por el Estado.

    Unos se podrán encargan de la adminstración del local (llevar la cuenta de las películas en poder de los usuarios), otros tendrán la tarea de mantener ordenados los anaqueles y finalmente, un grupo se encargaría de la sala de reproducción y de mantener actualizadas las salas con una oferta variada, diversa e importante cinematográficamente hablando. ¡Hasta gozarían de los beneficios de todo trabajador formal!

    Y la inversión por parte del Estado sería mínima. Como quiera que las copias piratas y los equipos son ilegales, no habría problemas con su confiscación. Todo sería legal.

    Esta es una idea como para llevar al próximo Congreso de la Cultura ¿no?

    Verdadera cultura gratis para el pueblo.

  17. verga loco el Carlanga anda en una de expropiación… mosca jajajaja

    fuera de joda la propuesta suena bien y más acertado no pudo estar Nelson

  18. El Seniat podría confiscar estos materiales. El problema Carlanga es que el Estado entonces tendría que declararse “pirata”; si no, debe pagar los derechos de todas esas películas…
    El sector privado también debería dar su aporte, bien podría invertir en colocar salas en las barriadas, un poco como ha hecho Gran Cine con su cine itinerante, claro está que queremos más cine independiente y menos bodrios de Hollywood.

    ¿Cómo conseguir Tropa Élite? ¿será que también ha llegado a internet?
    Respecto al tema de la droga lo mejor sería legalizar: se aminoraría la violencia y podría tenerse más control sobre los consumidores, los productores y los intermediarios pero esto desde luego no conviene a los grandes mafiosos.

  19. Hola Andrea:

    No, el Seniat no puede hacer nada contra la piratería legalmente, según contó una vez el Cap. Vielma Mora en una reunión con varios cineastas (en la que yo estaba atravesado sin saber muy bien por qué).

    Al final del artículo, ne el último párrafo, he puesto un enlace que te lleva a la película, pero a la copia pirateada.

    salu2

  20. Medusa: expropiación no, confiscación 🙂
    Juan Cruz, gracias.
    salu2

  21. ok, jaja

  22. Gracias!!!

  23. Hola! no sabía de la existencia de ese film y de la polémica que ha causado, tienen un muy buen blog y gracias por informar!

  24. ¡No metan a Vielma Mora en esta vaina por favor!
    Capaz que se inventa un impuesto PIRATA y las copias pasan de tres mil a cincuenta mil bolos…
    A vuelo de pajaro la película tiene un tufillo a Robocop carioca; los malos tienen su merecido (y todos se sienten bien porque aunque sea en el cine a los carajos alguien los extermina) y los policias son los verdugos de la vaina. de todos modos, supongo que hay que esperar.

  25. El tema de la piratería es sumamente complejo. Una vez hablaba con alguien ligado al mundo de la computación y le pregunté por qué Microsoft permitía que se piratearan sus productos en Venezuela de esa forma. Me explicó, palabras más, palabras menos, que Microsoft tenía sus negocios en el mundo empresarial, y por tanto le convenía que la gente tuviera copias gratis de Windows en su casa, pues así se familiarizaban con el sofware. Si le quitaban a la gente el Windows, probablemente se mudarían al Linux, y eventualmente lo mismo harían las empresas… Y adiós negocio. En fin, esa era su teoría.

    Tal vez en el mundo de los disribuidores es así. Si bien no creo que la piratería sea una política de las majors, sí es cierto que muchas copias dicen “property of MCA” o “for festival use only”. De hecho, hace varios años la Academia gringa cambió el formato de visualización para que sus miembros vean las películas postuladas al Oscar. Se comenzaron a hacer proyecciones en lugar de repartir DVDs porque se sospechaba que de allí se filtraban muchas cosas. Y bueno, si los miembros de la AMPAS son un eslabón de la cadena de piratería, pues quién sabe hasta dónde llegará.

    Sin embargo, opino igual que Carlanga. Creo que es un error ver al vendedor pirata como una especie de Robin Hood cultural. La piratería no es un acto de filantropía, sino un negocio que mueve plata, y bastante.

    Tampoco se limita a un pequeño vendedor que tiene una copiadora en su casa y se dedica a hacer quemaditos porque ha sido vilipendiado por el sistema. Creo que todos sabemos que es una mafia muy grande.

    Ciertamente, como dicen algunos, puede funcionar como una cadena de distribución para el cine alternativo. Sin embargo, si no llegan más películas coreanas o chinas por las cadenas comerciales legales, es porque nadie en Corea o China está moviendo un dedo para que eso se así. Aquí hay agencias de publicidad contratadas por las majors para hacer posters, enviar cassettes a los medios, comprar vallas en la autopista… En todo caso, también es cierto que algunos distribuidores podrían hacer un poco más… Pero también si sale un distribuidor nuevo que tiene las agallas de traer “Oldboy” y la van a ver tan pocas personas al cine, es algo también para ponerse a pensar.

    Y ya para cerrar, sobre la película, me parece full interesante y espero poder ver la copia legal muy pronto en algún cine. Me imagino que si los brasileros ven en un policía torturador a un héroe, no hay que ser un genio para imaginarse que la gente debe estar completamente harta de la delincuencia. Hace como un año en Sao Paulo recuerdo que las mafias comenzaron a poner bombas para exigirle a la policía la liberación de varios capos que estaban presos… Cuando uno ve algunas de las cosas que pasan en el vecino país, Caracas parece Estocolmo.

    Salu2.

  26. creo que Giuliano está molesto por el aumento a los cigarrillos… pues yo también… que no nos aumenten las copias por favor… no me quiten mi scarface

  27. Hal9000 y Carlanga: ustedes opinan que no debe verse a un vendedor de pelis piratas como un Robin Hood cultural pero eso es así porque se carece de una oferta cultural para ver en casa.
    Es como la idealización de los malandros o de estos grupos parapoliciales que se manifiesta en la película: a falta de un Estado que regule la seguridad como debe ser pues la gente se queda con su malandro.
    En Caracas al menos, las opciones de muchos han sido cercenadas. la Tienda del Cine desapareció, el Cine club del Ateneo también, igualmente ha ocurrido con las franquicias de alquiler…entonces ¿qué hacemos?
    Por otra parte la asistencia al cine se limita a la proyección de unas cuantas pelis bastante malazas en su mayoría y más allá de los costos de entrada, ir al cine en Caracas es como para pensarlo debido al tema de la inseguridad. El asunto es complejo y la idealización no es gratuita.

  28. otra cosa Hal9000, Caracas encabeza, junto a Sao Paulo, la lista de las ciudades más peligrosas de latinoamérica…allá uno lo percibe más porque hay mucho más gente,y si vieras las películas que los presos han estado haciendo con sus celulares aquí en Vzla te quedarías loco.

  29. Andrea la última estadística en violencia personal es:

    1-Sao Paulo
    2-México D.F.
    3-Caracas
    4-Buenos Aires
    5-Bogotá (y tienen guerrilla)

    En Venezuela la tercera causa de muerte en hombres después del cáncer de próstata y las enfermedades cardiovasculares son los homicidios…

    Qué películas debemos hacer?
    Seguimos ficcionando la violencia o la negamos?
    Es Budú la representación actoral de la violencia?
    Reflexionamos o hacemos pelis de próceres que no podemos ir a ver en funciones de las 9 de la noche?

    Nada, compramos pelis piratas…
    en casa nadie nos asesinará…

  30. por cierto soy la misma persona que criticaste por el post de pangea film…
    la violencia y la pirateria me preocupan, pero sin inciensos y palos de lluvia por favor

  31. Andrea,

    Yo nunca he escrito que no debe verse al pirata como un Robin Hood cultural. Escribí que no debía verse la piratería como un sistema de distribución alternativo y democrático, porque en el fondo no era otra cosa que una operación comercial cualquiera.

    Escribí que quienes controlan ese negocio, usualmente son unos pocos y que seguramente también tendrán sus intereses. Y que cuando una película choque con esos intereses, no habrá distribución, ni alternativa ni democrática.

    Con respecto a la pobreza de la oferta cultural de la ciudad, sólo puedo apuntar el hecho curioso de cómo hemos terminado pensando al revés.

    Que en los cines sólo pasen las películas más taquilleras (que les aseguren dinero con qué seguir funcionando), que los video clubes hayan cerrado, incluyendo la Tienda ddel Cine y el del Ateneo, son consecuencias de la piratería, un fenómeno contra el que no pudieron competir económicamente.

    La piratería no es consecuencia de que hayan cerrado los clubes y en el cine sólo pasen blockbusters. ¡Es al revés!

    Los clubes de video han cerrado no porque la oferta de los piratas sea mejor culturalmente, ni más variada, sino porque los piratas pueden vender los discos más baratos porque no pagan impuestos, ni derechos, ni licencias, ni beneficios a sus empleados.

    Es la piratería la que ha depauperado la oferta cinematográfica de esta ciudad.

    Ahora, sigo pensando que el Estado debería invertir en diversificar nuestra oferta cultural. Constituir clubes de video gratis, con toda clase de cine, en todo el país. Así, la piratería sería innecesaria y gozaríamos de una buena oferta cinematográfica.

    Porque mientras siga existencia la piratería, el sector privado estará de manos atadas. ¿A quién se le ocurriría montar un video club en estos días?

    Personalmente, sigo visitando unos pocos videoclubes de la ciudad.

    Fuerte abrazo!

  32. Carlanga suelta esa caleta de los video-clubes porque estoy que le meto candela a los Blockbuster Videos que aún sobreviven!

  33. Hola Carlanga,

    Yo no creo que la Tienda del Cine cerrara porque no pudo competir con los buhoneros. Esa tienda no tenía competencia a nivel de títulos. Tanto es así que es harto dificil conseguir ciertas películas en la calle que sólo se encontraban en la tienda. Otras debieron ser las razones.

    Un punto que hay que considerar es que no se ha educado cinematográficamente a la ciudadanía. Cuando yo trabajé en la Tienda del Cine siempre iba el mismo grupo de estudiantes, artistas e intelectuales. Al ciudadano común en Venezuela no le interesa el cine “no comercial”. Ello a diferencia de países como Colombia y Argentina. Esa al menos es mi experiencia y espero que esto esté cambiando.

    Por otro lado, hay piratas que han salvado la patria, sacando títulos que no le llegarían a la gente de otra manera. Y si, por qué no decirlo, Blockbuster no es una tienda para todos los estratos. Y eso a veces se agradece. Si no, trata de comprar una película ahí, para que veas lo que piden.

    Yo creo que el pirata cinematográfico es un fenómeno propio de estos tiempos. En todo caso, muchas de las ideas aquí planteadas suenan sensatas y a lo mejor esto sería buen tema para un debate, un foro o una mesa redonda.

    Interesante el post.

    Un abrazo.

  34. Sitio en el centro para comprar pelis originales a precios razonables y action figures… a cambio del dato de los video clubes…

  35. Medusa, de acuerdo en parte con tu primer comentario. Aunque te digo que pensaba que Sinaloa era la ciudad más peligrosa de México, no el DF donde, a diferencia de Caracas, puedes desplazarte en Metro tranquilamente hasta la 1 am; ir al cine a las 9 pm, y donde la gente sale a caminar, comer o entretenerse a las 10 pm.

    Tu segundo comentario no lo comparto, porque creo en la diversidad cultural y sí creo que el mundo necesita reflexionar seriamente sobre la violencia bélica y social que azota a tantos países en este momento. Yo no hablé de inciensos y esas cosas… Prefiero sí a los artesanos como trabajadores informales porque al menos producen sus propias cosas y están organizados. No vendiendo pantaletas colombianas ni contrabando, ni montando sus propias casas en lugares públicos; ni sacándole pistola a uno -a mi me han sacado pistola 3 veces los piratas de la entrada de la UCV, por intentar grabar la fachada de la Universidad… así que el tono de tu segundo comentario ni pendiente.

    Por otro lado, creo fervientemente en un cine de violencia reflexivo como el que se reseña en este blog, como el que ha hecho Babenco, Gaviria o Jacubowicz. Tengo un año tratando de terminar un documental sobre la piedra y no tienes idea de las cosas, las mafias, los “sistemas” con los que uno se encuentra. La putrefacción alcanza todos los niveles. Jamás he dicho que lo único que hay que promover es un cine de próceres. Creo en la pluralidad de tendencias, gustos y colores. No creo en un cine de violencia gratuita como el de Tarantino, me aburre y duerme profundamente…pero bueno ¡bien que se haga! a muchos les gusta y hay que respetar la libertad de creación.

    Carlanga, me retracto por adjudicarte un comentario de Hal9000.
    Quizá tengas razón en lo que dices respecto a este fenómeno de serpiente que se muerde la cola. Pero lamentablemente esa es nuestra realidad…se acabó el cine de barrio y la gente se dedicó a comprar piratería. Yo la compré hasta que tuve e-mule en internet; y en el caso de muchas pelis venezolanas de los últimos cuarenta años o pido copia a sus autores, o se las compro a los tipos del Ateneo porque lamentablemente no las consigo en ninguna parte. Es una realidad terrible pero así estamos.

    Finalmente me apego a la reflexión de Vicente, creo que se dejó de educar a la ciudadanía culturalmente. En estos días alguien en Catia me preguntaba por qué no colocaban salas de la Cinemateca en los barrios, ya que su único divertimento se restringe a beber caña de viernes a domingo.

    En estos días leí que el Ministerio de la Cultura adquirió una máquina que hará discos y DVDs para venderlos a un precio que compita con los informales. La cuestión estriba en la oferta cultural de estas reproducciones.

    No puedo estar de acuerdo con que saquen a los piratas del DVD en la Central hasta que no haya alguna distribución cinematográfica que ayude a la formación cultural de nuestros estudiantes.

  36. Ojo, quise decir los piratas que están adentro en el pasillo de ingeniería; no los de afuera.

  37. Buen comentario, Andrea. Tampoco estoy pidiendo que saquen ya a los vendedores, sólo quería llamar la atención sobre este fenómeno.

    Sobre todo ahora, cuando se discute el tema de los derechos de autor, la propiedad intelectual, etcétera.

    Una pregunta: acabo de recibir un correo de la ANAC en la que se dice que han sido las asociaciones de vendedores y quemadores de DVD las que han pedido la revisión de esos artículos en la Constitución. ¿Alguien sabe algo sobre eso? ¿Es cierto?

  38. Más allá de idealizar al buhonero (quien a fin de cuentas es el que vende la vaina, el “dealer” pues, cuyo único y último objetivo es resolverse unas munas) la cosa es que ni la Tienda del Cine, ni Blockbuster, ni la Cinemateca, ni Video Color Yamín, en sus mejores tiempos, pusieron al alcance de la mano del ciudadano común y corriente (y ojo, esto supera estratos y condiciones de cualquier tipo) tantos títulos de todo tipo, en tan poco tiempo y a costos insignificantes (ya Carlos Caridad acotó acertadamente que esta gente no paga nada de nada) pero el coletazo cultural de este “negocio” es innegable.
    He visto con mis propios ojos gente de clases populares mirando cine que aquí nadie se “arriesga” a traer, y lo miran con interés. Lo que aquí ha pasado es que las distribuidoras han asumido las premisas de la Motion Picture gringa, es decir, que sólo en los EEUU se hace cine. No me conforma la idea de que en Asia nadie hace nada por mostrar su cine aquí, como si los nipones o los chinos tuvieran que mandar las películas sin que aquí se busque traerlas.
    Resulta que ahora la gente común, todos nosotros, debido simplemente a la posibilidad de hacerlo, se “arriesga” y paga sus tres lucas para ver películas de Park Chan Wook, Zhang Yimou, Takeshi Kitano y a cualquiera que el mercado le ponga por delante… se ven vainas tan asombrosas como un par de carajos en La Vega tripeando con Mr. Vengeance de Park, o grupos enteros de pie en la calle metidos de lleno en una bélica nipona o china, como si estuvieran viendo Saving Private Ryan o Gladiador.
    De todas maneras esta discusión es para FORO y allá nos veremos.
    PAX.

  39. ¿Cuál FORO, Giuliano?

  40. Carlanga: Aquí hay un artículo que responde a tu interrogante:

    EL NACIONAL – Sábado 20 de Octubre de 2007 Escenas/4

    Escenas
    POLÍTICA CULTURAL Temen que la reforma de la Carta Magna cohíba la creación

    Propiedad intelectual sin rango constitucional
    Los derechos morales y materiales derivados de las obras están resguardados internacionalmente

    OLIVIA LIENDO

    “La propiedad intelectual tiene que ver con las creaciones de la mente: las invenciones, las obras literarias y artísticas, los símbolos, los nombres, las imágenes y los dibujos y modelos utilizados en el comercio”, define la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI).

    El 2 de octubre varias agrupaciones introdujeron en el Parlamento una propuesta para reformar el artículo 98 de la constitución, referido a la propiedad intelectual. Entre ellas se cuentan la Asociación de Trabajadores de la Economía Informal de la Plaza Diego Ibarra (centro caraqueño de la piratería conocido como Saigón hasta su cierre), la Asociación de Trabajadores Intelectuales del Sector Informal del estado Portuguesa, la Asociación Bolivariana Autónoma de Trabajadores de Compac Disc del estado Lara y la Fundación de Pequeños Comerciantes y Expendedores de Videos, CD y Cassettes del estado Zulia.

    El texto aprobado en el hemiciclo reza: “La creación cultural es libre. Esta libertad comprende el derecho a la diversidad cultural en la invención, producción y divulgación de la obra creativa, científica, tecnológica y humanística, incluyendo la protección legal de los derechos del autor o de la autora sobre sus obras. El Estado reconocerá los derechos de todos y todas a tomar parte libremente en la vida cultural de la comunidad, a gozar de las artes y a participar en el progreso científico, tecnológico y en los beneficios que de él resulten”.

    Entre las modificaciones más significativas al artículo actual se encuentran algunos puntos capitales. No se menciona explícitamente que se protegerán los derechos morales y patrimoniales de los creadores, se elimina la referencia a los tratados internacionales suscritos y ratificados por la República en esta materia y no menciona invenciones protegidas por la propiedad industrial como innovaciones, denominaciones, patentes, marcas y lemas.
    También incorpora el derecho de todo ciudadano a tomar parte libremente de las creaciones y reemplaza el término inversión por invención.

    Los propulsores.
    Eduardo Samán, quien fue director del Servicio Autónomo de Propiedad Intelectual y actualmente es promotor de la reforma del artículo, ha expresado a la opinión pública las motivaciones del cambio.

    Samán ha dicho sobre el anterior apartado: “Hace énfasis en las actividades económicas de inversión, producción y divulgación, propias de las empresas discográficas, editoriales y corporaciones mediáticas que no son esenciales en el proceso de creación cultural.

    Transforma un derecho cultural como es el derecho de autor en una forma de propiedad como la propiedad intelectual”.

    Según Samán, de no reformarse el artículo 98 entraría en contradicción con la propuesta de reforma constitucional especialmente el artículo 113, que prohíbe los monopolios.

    “Mantener el rango constitucional a la propiedad intelectual es contrario a los principios fundamentales de la Constitución. El conocimiento o las obras del intelecto se pueden reproducir casi sin costo y al cederlas no se dejan de tener, por tanto no son susceptibles a las reglas de la propiedad. Los capitalistas nos han hecho creer que el conocimiento es un bien intangible, sólo para mercantilizarlo y traficar con él”, añade.

    Samán ha declarado que es lógico que un anteproyecto sobre derechos de autor cause polémica.

    “Es casi lo mismo que la Ley de Tierras, pero en el ámbito de lo intangible, es la propiedad sobre el conocimiento, sobre el conocimiento necesario para generar riquezas, conocimiento que da valor agregado”, afirma.

    Por su parte, la diputada Cilia Flores mencionó que la reforma es sólo una “corrección de un gazapo que se había metido en un artículo sobre la cultura, la creación y el conocimiento. La propiedad intelectual es una de las formas de propiedad privada y nadie la está desconociendo”.

    Reacciones.
    Para el abogado Leonel Salazar, profesor de propiedad intelectual en la Universidad Central de Venezuela, el meollo de la reforma del artículo 98 se resume en un estado totalitario y centralista que, en vez de promover la creación y la innovación, busca coartarla al desconstitucionalizar el derecho de propiedad intelectual.

    “La propiedad intelectual es uno de los derechos inherentes a toda persona, reconocido en las convenciones universales de los derechos humanos. Tiene su origen más remoto en la Revolución Francesa donde se establecía el derecho del ciudadano sobre sus creaciones e invenciones. La constitución venezolana de 1811 reconocía los derechos del autor sobre sus invenciones. La vocación republicana nuestra siempre ha sido proteger los derechos de propiedad intelectual”, señala el docente quien considera que el artículo consagrado en la Constitución de 1999 era razonablemente aceptable porque le daba rango constitucional a la protección de los creadores.

    Para Salazar, en la reforma se sustrae de manera evidente el tema de la propiedad intelectual y de la propiedad industrial. “Esto se enfoca en tratar de desmercantilizar la propiedad intelectual, el corporativismo o las sociedades mercantiles. Soy muy escéptico con respecto a que esta norma busque proteger los derechos individuales, especialmente aquellos referidos a la propiedad y sus atributos inherentes como el derecho del creador a disponer libremente del bien intelectual, cediéndolo o vendiéndolo. Según mi interpretación entiendo que esos derechos morales y patrimoniales van orientados a un colectivo y que el Estado los va a administrar”, comentó.

    Según el abogado, de aprobarse, esta modificación del artículo cohibirá la creación u obligará a los autores a trasladar sus obras a otros países: “Que no se dude de que un autor venezolano escribirá una novela y la mandará a publicar en Madrid, en Colombia o en Argentina. Esto tiene que movilizar a mucha gente pues afecta a los autores, a los empresarios, a los trabajadores y al colectivo en general”.

    Salazar comentó que no se debe perder de vista que la reforma a la Constitución tiene una motivación política para darle juridicidad al poder y legalizar las aspiraciones de permanencia del Presidente.

    “Vamos a un estado central y autoritario y todo va a estar en la cabeza de Hugo Chávez”.

    El teórico coloca a Cuba como paradigma de la reforma del artículo 98. “La isla es miembro de París y Berna y de todos los tratados internacionales de propiedad intelectual y ellos saben que esos tratados son los que le han permitido llevar sus invenciones biotecnológicas a países como España. Sin embargo, tienen un sistema restrictivo de los derechos del ejercicio de propiedad intelectual, porque el único titular de los derechos de propiedad intelectual es el Estado cubano. Los inventores y creadores de ese país no tienen ningún derecho ni moral ni patrimonial y por ahí va el tiro, por ahí va la reforma”.

    Salazar afirma que aún así la modificación del artículo no viola ningún tratado internacional: “Los tratados seguirán siendo parte de la jurisdicción venezolana. El problema será la aplicación de la norma internacional en el sistema judicial interno. El Convenio de Berna para la Protección de las Obras Artísticas y Literarias está vigente, salvo que el Ejecutivo opte por romper con esos tratados. Para salirnos de ellos tendremos que dejar la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual, que es uno de los organismos de las Naciones Unidas”.

  41. Eso de los videos de celulares de los reclusos es cierto, Andrea. Hay cosas impresionantes, y cosas verdaderamente tristes. Cuando esos videos salgan a la luz pública va a haber un peo internacional demasiado heavy. Guantánamo es Disneylandia al lado de lo que pasa en nuestras prisiones. Y esos panas lo están documentando en primera fila.

  42. el asunto de la pirateria es algo muy complejo, es verdad lo que dice carlanga, no hay pirateria porque cerraron los video clubes, fue al reves. tuve una tienda de video durante 10 años, en valencia, en una epoca solo alquile originales, y perdi muchisimos clientes, la gente quiere ver la pelicula nueva, la que esta en el cine, y pagarlo mas barato que en el cine, sobre lo de no haber edicado al publico, si traias una pelicula que no fuera comercial solo la veian muy pocas personas y por comprarlas originales, nunca se les saca el costo, es verdad que ahora en pirata se consiguen titulos que nunca estuvieron disponibles y a un precio accesible a todo el mundo pero definitivamente no puede ser la regla.

  43. Y hablando de piratería, con la fiebre que me dió este post comencé a buscar la película en Ares y Emule.

    Conseguí un video de 28 minutos, aparentemente grabado por los mismos agentes de la “tropa” en una operación dentro de una fabela (entrenamiento previo, entrevistas y tiroteos reales incluso). Es como una especie de mini-auto-documental, bastante violento. El archivo está bautizado como “Documentario secreto da Policia do RJ (Tropa de Elite)” y está editado y musicalizado (con algo que me suena a Rage Against The Machine). No tiene acabado muy profesional.

    El video no creo que esté en YouTube.com. El archivo pesa 350 MB. y viene subtitulado en inglés.

    El video comienza con un texto en fondo negro que dice “We are wardogs. These animals, which finish their mission,
    no matter what it takes. It´s life or death (Fernando Príncipe
    Commander of Special Combate-Union Bope
    15th of may 2003)”. Peeeeerrrooo!!

    PD: la película está en Ares pero la verdad no me dieron ganas de verla aún. Prefiero esperar a verla bien, y subt. en español.

  44. las asociaciones de vendedores y quemadores de DVD las que han pedido la revisión de esos artículos en la Constitución. ??? Verg!! ahi tienen la respuesta a toda la perorata que se ha escrito sobre la pirateria como fenomeno social, la realidad como siempre detonando en la cara de todos!! La misma gente que transgrede la ley ha encontrado su fortaleza para seguir con su accion y mientras tanto, cada uno de nuestros “cerebros iluminados” sigue en el cementerio de ideas de las buenas voluntades, señores, la palabra y la acción es simple y la esta dando actualmente una circunstancia politica, lametable para unos, excelente para otros, pero a fin de cuenta se resume en una gran palabra de gran actualidad… ORGANIZACION.! O-R-G-A-N-I-Z-A-C-I-O-N.! Mientras no exista esa nocion en nuestras mentes entonces otros asumiran insolitas iniciativas como “las asociaciones de vendedores y quemadores de DVD”

  45. Quienes pensamos que son merecedores de nuestras conmiseros analisis de nuestra realidad sociocultural producto de nuestras enajenacion cultural nos siguen dando en la cara con tortazos de organizacion y sentido de pertenecia sociocultural.. Asociación de Trabajadores de la Economía Informal de la Plaza Diego Ibarra (centro caraqueño de la piratería conocido como Saigón hasta su cierre), la Asociación de Trabajadores Intelectuales del Sector Informal del estado Portuguesa, la Asociación Bolivariana Autónoma de Trabajadores de Compac Disc del estado Lara y la Fundación de Pequeños Comerciantes y Expendedores de Videos, CD y Cassettes del estado Zulia.. Asombro alergico para unos, un logro a fin de cuenta para otros.. ¿Donde quedamos los sesudos de internet?? ¿Nos organizamos “virtualmente”??

  46. “La creación cultural es libre. Esta libertad comprende el derecho a la diversidad cultural en la invención, producción y divulgación de la obra creativa, científica, tecnológica y humanística, incluyendo la protección legal de los derechos del autor o de la autora sobre sus obras. El Estado reconocerá los derechos de todos y todas a tomar parte libremente en la vida cultural de la comunidad, a gozar de las artes y a participar en el progreso científico, tecnológico y en los beneficios que de él resulten”.
    ¿Que esquema juridico queda mejor aqui que el egoista y monopolico copyright? señores. el futuro es CREATIVE COMMONS

  47. ANDREA, con toda razón Sinaloa es la más violenta de México, pero se debe al flagelo del narcotráfico, esa estadística que coloque se refiere a violencia personal o agresión per se fuera de lo que el narcotráfico pueda llegar a hacer

  48. Carlton, creo que el problema no es organizarse, sino el tipo de organización a la que la AN está dispuesta a escuchar.

    Por otro lado, a mí me llama mucho la atención que organizaciones que viven de la explotación económica de un bien cultural (las organiozaciones de quemadores y vendedores de DVD), sean las que precisamente piden el fin de la explotación económica de ese bien cultural del que viven sus miembros.

    ¿No es eso una contradicción? ¿O es que yo he vuelto a entender mal?

    Con respecto al Copyleft estoy de acuerdo. Es el futuro, pero exige de mayor honestidad por parte de los usuarios. Como dice el viejo Bob Dylan, “hay que ser muy honesto cuando se vive al margen de la ley”.

    En última instancia, es una cuestión de educación, ética y moral.

    Moral y luces, pues.

    He dicho.

  49. Yo creo que todo esto no es más que la enésima demostración de lo surrealista que es nuestro país. Es como si los malandros pidieran derogar el COPP por aquello de “mejorar las relaciones humanas y potenciar la cultura del perdón”, o le pidiesen al CNAC que eliminara las sanciones a los cineastas morosos en “pro del cine nacional”.

    Los derechos de autor buscan proteger a los creadores, no a los distribuidores, ni a los exhibidores, ni impresores, ni duplicadores. Por lo tanto, son los creadores los primeros que deberían estar interesados en que se mantenga o refuerce aún más cualquier tipo de protección legal que el Estado pueda proveer. Es increíble leer cómo no se defienden estos derechos, mientras hasta los buhoneros luchan por imponer sus intereses. Le pregunto a los que aquí leen lo siguiente: ¿Donarían su trabajo para que un mafioso explotador de desempleados le saque provecho? ¿Como es eso que un distribuidor es un monopolio aprovechador y un buhonero no? Alguien por favor que me explique.

    Yo apoyo cualquier iniciativa CopyLeft como el Creative Commons, pero estas deben partir del autor. No pueden venir de un ente superior, los buhoneros o “del pueblo”, pues ni uno ni el otro se van a preocupar por mantener a los creadores ni a sus familias, que es la intención original de los derechos de autor. Y cada día me sorprende ver cómo menos y menos personas lo entienden…

  50. En cuanto al tema del mercado del video, yo puedo darles algunos datos porque trabajé en el área. Y, en efecto, la situación es la propia serpiente que se muerde la cola.

    Hay que entender que existen 3 niveles de distribución de DVDs en todos los mercados del planeta: Regional, Nacional y Local. El primero cubre Latinoamérica y lo llevan adelante las grandes distribuidoras (Fox, Disney, Warner, etc.). Ellas les venden a las distribuidoras nacionales (Blancica, Cines Unidos), quienes a su vez lo venden a los minoristas (Blockbuster). Todos ellos deben cubrir los gastos que se conocen como Overhead: Impuestos, gastos administrativos, sueldos, salarios, luz, agua, teléfonos, oficinas, etc.

    Luego vienen los gastos de distribución del DVD: Creación de Master, Reproducción, importación (Sólo existe una duplicadora de DVD en Venezuela, pero a pesar de que la calidad es muy buena, el producto nos lo devolvieron los clientes porque “la pasta parece pirata”), nacionalización (25% de impuesto sobre el costo expresado en factura) y transporte.

    Y, finalmente, los royalties, que, dependiendo de factores como novedad de la película o actores presente puede oscilar entre un 45 y 30% del precio FINAL! En otras palabras, la tajada más gorda se la llevan, justamente, los creadores del film.

    La ganancia neta de un distribuidor suele ser entre el 5 y el 12%. La de un minorista va desde el 15 hasta el 30% (Sin contar todos sus gastos de local, overhead e impuestos). Reproducir DVDs, nacionalizarlos, empaquetarlos y transportarlos (Es decir, lo único que hacen las mafias piratas) te puede costar hasta 1-2$ por unidad. Los otros 24 dólares que pagamos en promedio son todos esos gastos que el buhonero no tiene y que son prácticamente inevitables (A menos que comiencen a contrabandear, evadir impuestos, etc) con una sola excepción: Por más que aumentes el número de unidades vendidas, los costos de overhead siempre son iguales, por lo que estos se pueden repartir entre una mayor cantidad de productos. Es decir, si gastas 1000 dólares en esos gastos y vendes 100 DVDs, deberás recuperar 10$ en cada uno para, al menos, no perder (Muchas veces misión imposible). Pero si vendes 1000 DVDs, ya sólo necesitas recuperar 1$ por cada disco vendido.

    En otras palabras, la razón por la cual los DVDs son tan caros es la misma por la cual cada vez hay menos clubes de video y menos oferta audiovisual legal: Al haber una opción “más económica”, se venden menos de los legales y, por lo tanto, los costos a recuperar aumentan por unidad.

    Por eso, la oferta audiovisual es tan limitada en nuestro país. Sólo se puede apostar a aquellas películas que se saben podrían recuperar los costos de traerlas. Por eso los DVDs son tan caros: Deben sostener una estructura básica para que el negocio funcione. Y por eso la piratería reina campante: Porque no existen contrapesos ni legales ni económicos que la detengan.

    Para colmo, nuestra cultura cinematográfica es muy deficiente. No valoramos la calidad del producto que consumismo. Es increíble cómo nos gastamos 4 ó 5 millones de bolívares en un televisor 42″ o atiborramos nuestros carros de pantallitas y cornetas para luego ponerles películas con mezclas de sonido Quasi-Stereo o con tanto grano que resulta un milagro entender qué sucede en la pantalla.

    Y eso no se limita a los que compran pirata: Tampoco tenemos criterios cinematográficos los que vamos al cine. Casi todas las películas que se consideran “revolucionarias” (De Sin City y Kill Bill para abajo) son fracasos de taquilla. Nada más clickeen aquí y vean como en la taquilla local “Super Can” superó a “El Últimatum Bourne” cuando en el resto del mundo sucedió exactamente lo contrario. Y si no me creen a mí, pregúntenle al distribuidor que trajo “Old-Boy” cuantas DOCENAS de personas fueron a ver su película en El Marqués o a Rorro por qué “Grindhouse” sigue y seguirá sin fecha de estreno en Venezuela.

    Señores, nos estamos aislando. Y, lamentablemente, si siguen creyendo que Saigón y Ares resolverán sus necesidades audiovisuales, pues wake up and smell the coffee… d:-(

  51. José Padilha y su director de fotografía, Lula Carvalho, estuvieron en Venezuela hace dos años haciendo un documental. Estuvieron aquí durante dos meses más o menos. Padilha no terminó la postpro del documental para dedicarse a Tropa de Elite.

  52. Viejo, nadie puede negar que las 3 facciones de trafico de Rio de Janeiro y el PCC de San Pablo, nacieron gracias a la indiferencia de la sociedad.
    Quien crea que las facciones son tipos romanticos que quieren imponer algun tipo de justicia estan equivocados, las facciones tienen resentimiento, nunca tuvieron acceso a nada, se criaron en la escasez absoluta, no tienen compasion ni piedad , cosas que creo logicas despues de años y años de marginacion, humillacion, sufrimiento, hambre, en fin vidas que se saben como empiezan, transcurren y acaban, entonces que diablos esperaban de los morros!!! ¿margaritas?
    Esta pelicula me parece una porqueria, pero ese “Capitao Nazimento” y todo el
    “Bope” no muestran ni la mitad de las carnicerias que hacen en los morros el “Bope” de verdad.

  53. […] Aún antes de su estreno, el filme de Padilha ya había levantado ronchas. Una copia pirata de la película fue vista por 11 millones de brasileños, los puestos de vendedores ambulantes se llenaron de muñecos del capitán Nascimento y pronto se desató la polémica. ¿Cómo el capitán Nascimiento, un policía que a pesar de ser incorruptible y honesto, no le tiembla el pulso para torturar y ejecutar delincuentes, podía ser visto como un héroe? […]

  54. Viendo nuevamente la peli, no se puede negar que si bien la factura es excelente, el punto de vista es hiper facho, es decir, se mete a los traficantes y a los consumidores de marihuana en el mismo saco del psicopatoide Nascimento y esto es muy injusto…demás está decir que sí hay una especie de enaltecimiento de este terrorífico grupo: el personaje del negro le regala unos lentes a un niño pobre, él si es bueno…joder!! mientras que los niños ricos que fuman y trafican marihuana son malos…en fin, entre el grupo este de fascistas y los muchachos de la ONG y los policías corruptos, me quedo con los últimos.

    Me llama la atención también que existe una ausencia total en la película de la mirada del barrio respecto al BOPE. En fin, disculpen el pegue pero es que la película me ha impactado mucho. Es realmente muy sórdida la situación presentada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.