Currently set to Index
Currently set to Follow

Cómo escribir un pitch perfecto para vender tu película

Una de las herramientas más poderosas para vender una película –o, en todo caso, para vender cualquier cosa– es el pitch. Pero, ¿qué es un pitch? Un pitch no es otra cosa que una breve exposición de tu historia y el concepto de tu película. Por eso, una de las primeras cosas que debes hacer al comenzar el proceso de producción de tu película es escribir un pitch. Porque además de ser una herramienta para vender la idea o concepto de tu película y convencer a los productores de hacerla, también puede resultar un ejercicio muy útil para estructurar tu historia. Al fin y al cabo, no es posible hacer un buen pitch a partir de una historia vaga o mal estructurada. O de un pobre concepto. Si aún tienes tu historia llena de agujeros, es muy posible que sentarte a escribir un pitch te ayude a aclararla.

Por otro lado, como el pitch es una excelente herramienta de ventas, lo más seguro es que la usarás hasta el último minuto del proceso de producción: para explicarle el film no sólo a tus productores, sino también a tus actores, a tu equipo de rodaje, a posibles coproductores, financistas y agentes de ventas, distribuidores y exhibidores.

advice advise advisor business
Usualmente, el pitch se hace en reuniones privadas, entre cineastas y productores. Photo by Startup Stock Photos on Pexels.com

Clases de pitch

Hay varios tipos de pitch. El tradicional es el pitch hablado. O dicho. Expresado en voz alta. Tipo exposición. No debería ser mayor a 10 minutos, aunque la duración ideal está en torno a los 5 o 7 minutos. Usualmente, el pitch se hace en una situación privada, como la oficina de un productor. Pero desde que se popularizó la práctica, hay hasta eventos multitudinarios de pitching. En esos casos, la duración ideal del pitch es de 5 minutos, con dos minutos adicionales para preguntas y respuestas.

Una variante del pitch hablado es el elevator pitch. El elevator pitch, o pitch del ascensor o elevador, es una exposición muy breve y contundente de tu película. No debería durar más de 30 segundos. Y básicamente se usa para esas ocasiones en las que inesperadamente te encuentras o coincides por casualidad con un productor, cineasta o actor famoso. Sí, debería durar lo mismo que un viaje en elevador.

Cómo escribir un buen pitch para eventos
Cómo escribir un buen pitch para eventos. Foto de Luis Quintero on Pexels.com

La otra clase de pitch es la impresa. Algunos le llaman presentation pitch o pitch desk. Se trata de una representación visual de tu película, impresa en papel o en algún formato virtual (generalmente, en PDF.). A veces sirve como material de apoyo para el pitch hablado y otras, como pitch en sí mismo. Por ejemplo, un productor puede pedirte que le envíes el pitch desk para evaluarlo y decidir si te recibe en persona. Esta presentación debe contener todos los elementos del pitch hablado, además de referencias visuales que sirven de ejemplo del concepto y el estilo de tu película.

En los eventos de pitching es común usar una versión del pitch desk como presentación de diapositivas como material visual de apoyo. También es común reservar algo de tiempo para mostrar algún demo o trailer de tu película. Hay realizadores que elaboran un trailer tentativo para estas ocasiones.

Cómo escribir un pitch perfecto

Todo pitch tiene una estructura definida, que sirve para potenciar su efectividad.

  1. Selecciona un buen título

    Un buen título es una combinación inusual y atractiva de palabras. Trata de combinar las primeras letras del alfabeto con números para que tu película aparezca entre los primeros lugares de los catálogos o listas ordenadas por orden alfabético. En esta era de Web 2.0, es importante pensar en los buscadores. Así que evita palabras o combinaciones de palabras comunes, que entierren el título de tu película bajo una montaña de otros resultados.

  2. Escribe una premisa o logline

    La premisa o logline es la idea de tu película resumida en una línea o declaración compacta. Debe estar escrita de forma dramática, que sugiera el conflicto y una presentación, un desarrollo y una resolución. Es la base de todo pitch. Sin un buen logline no podrás pitchar. Si no tienes un logline claro, diáfano, tu idea no puede ser pitchada. El logline o premisa también tiene su estructura:

    Cuando (el incidente incitador) ocurre, (nuestro protagonista) decide o debe (hacer una acción) contra (el antagonista) y poder (resolver el conflicto)

    Por ejemplo, la premisa o logline de El Silencio de los Inocentes:

    Una joven e inexperta agente del F.B.I. debe confiar en un manipulador asesino en serie encarcelado para que le ayude a atrapar a otro asesino en serie que despelleja a sus víctimas.

  3. Describe el concepto de tu película

    Básicamente, debes establecer el tono, el género, la época en la que transcurre y el contexto principal. ¿Es un thriller sobre strippers estafadoras que transcurre durante la crisis económica del 2008? Pero quizás lo más importante a la hora de elaborar el concepto de tu película es hacer énfasis en aquello que la hace especial. ¿Por qué es distinta a otras películas de su tipo o género? Para ello, escoge un inusitado punto de vista narrativo. O un mecanismo narrativo original.

  4. Presenta a tus personajes

    A continuación presenta a tus personajes principales y explica qué les hace especiales y único, qué es lo que los diferencia del común de los mortales y en qué situación extrema se encuentran. ¿Por qué sólo a ella podía pasarle la historia que estás contando?

  5. Cuenta tu cuento

    Una vez presentados tus personajes de una forma atractiva y efectiva, cuenta tu historia, con su principio, medio y final. Pon mucho cuidado en enfatizar el desarrollo del conflicto o los conflictos de tu película. Sobre todo, los emocionales. Recuerda, tu historia va de sucesos emocionales, mientras que tu trama son los sucesos físicos. Finalmente, no tienes que contarlo todo, sólo cuenta lo esencial.

  6. Muestra tu historia, no la digas

    Trata de que tu pitch muestre el tono y el género de tu película. Si tu historia es cómica, haz tu pitch lo más cómico posible. No te limites a decir “esto es divertido”.

  7. Explica a qué publico va dirigido

    Otro aspecto importante a la hora de hacer el pitch es explicar al público al que va dirigido. Y por qué habría de interesarle a ese público.

  8. Concibe un tagline atractivo

    El tagline es una frase que encierra y comprime el concepto de tu historia de una forma original y atractiva. Usualmente es la frase que ponemos en los afiches, el trailer y demás materiales promocionales. Por eso está cercana a la publicidad. Generalmente son geniales y memorables y suelen ser juegos de palabras. “En el espacio nadie escuchará tus gritos” (Alien, el octavo pasajero). “No todo don es una bendición” (Sexto Sentido). “Son jóvenes, están enamorados y matan gente” (Bonnie and Clyde). Un tagline es una estupenda forma de cerrar tu pitch.

Escribir un pitch atrativo
Si pierdes la atención de tu interlocutor al hacer tu pitch, mantén el espíritu deportivo. Foto por The Coach Space en Pexels.com

Consejos para hacer tu pitch

Finalmente, unos consejos prácticos para el momento de presentar tu pitch. Sobre todo, cuando participas en un evento de coproducción, foro cinematográfico o competencia de pitching:

  • Incluye en tu pitch los valores de producción de tu futura película. Esto es, qué cosas pondrás delante de la cámara para atraer a los espectadores a las salas. ¿Será la primera película filmada enteramente en la Estación Espacial Internacional?
  • Explica quiénes están detrás de tu proyecto, qué alianzas has establecido, con qué recursos cuentas. ¿Ha ganado premios tu proyecto? ¿Has cerrado tratos con actores importantes?
  • Compara tu película con otras similares al hablar de los beneficios de taquilla o ventas que podría obtener.
  • Véndete a ti mismo y a tu equipo, si es que lo tienes ya. Habla de los premios que han ganado, las películas que han hecho, las series o historias que han vendido a la televisión.
  • Ten a mano un plan alternativo por si se te olvida un aspecto importante. En vez de regresar en tu exposición, acaso lo mejor sea añadirlo al final, como una especie de post data. Esto, para no confundir a tu audiencia. Como solía hacer Steve Jobs, “ah, one more thing…”
  • Si estás pitchando cara a cara y tu productor te interrumpe para atender una llamada, por ejemplo, es un mal signo. Pero no te lo tomes a mal. Mantén tu espíritu deportivo. Ya llegar a ese punto ha sido todo un éxito. Mantén esa puerta abierta para futuros proyectos.
  • Si nunca has visto a nadie pitchar una película, mírate el film de Robert Altman, The Player. Es prácticamente una clase de cómo NO debes hacer un pitch.

GUÍA CORTA PARA

ESCRIBIR UN CORTO

Descarga gratis nuestra GUÍA CORTA PARA ESCRIBIR UN CORTO te guiará a través de la compleja tarea de escribir un cortometraje y, de paso, aprenderás nociones básicas de dramaturgia.

¿No sabes por dónde comenzar? Tranquilo, sólo descarga nuestra guía gratis. 

Mira el vídeo y lee nuestro tutorial.

¡La Guía corta para escribir un corto va en camino!

¿Quieres recibir mensajes de Blogacine?    OK No, gracias