BLOGACINE

Radiografías del odio moderno, The Hater de Jam Komasa y United States of Conspiracy

The Hater de Jam Komasa

The Hater de Jam Komasa no pierde tiempo ni escatima recursos para presentar a su detestable personaje principal de un plumazo. En sus primeros minutos, el joven Tomasz es expulsado de la facultad de Derecho por plagio. Al finalizar la escena en la que le comunican la decisión, ya lo conocemos. Además de ser un fraude intelectual, tan inescrupuloso como para violar la ley en una escuela de leyes, es además un hábil manipulador y un mentiroso. Minutos después se nos revelará hasta que punto puede llegar su compulsión mitómana. Y, lo que es más importante, cómo parece pasar del concepto de privacidad.

Tomasz encontrará pronto el lugar ideal para sacarle provecho a sus horribles talentos: una agencia dedicada a campañas sucias y descrédito de figuras públicas, que se vale del poder de las redes sociales y que no duda en contratar granjas de trolls del tercer mundo.

A partir de allí, el film se transforma no sólo en un retrato de los manejos sucios tras las campañas en las redes sociales, sino además en una radiografía del odio como ideología política. Porque si algo hace bien la película es construir un hater de carne y hueso. Komasa sabe que es en lo íntimamente personal donde se generan las más radicales posturas políticas. En el caso de Tomasz es el resentimiento de clase, personificado en un amor no correspondido, lo que le lleva a sumergirse en los oscuros callejones de las redes sociales.

The Hater de Jam Komasa, trailer

Su historia personal se inserta además en un momento político e histórico muy particular de la Polonia actual. En medio del auge de los movimientos de ultraderecha que se apalancan en el pasado comunista de la nación de la Europa del Este para destruir a sus oponentes, y que manipulan el miedo xenofóbico para sacarle réditos electorales. En el otro extremo, Komasa retrata una élite progresista, acomodada e ilustrada, pero no menos discriminadora y prejuiciosa.

Por su título y por haber sido estrenado en Netflix, uno acaso no espera que The Hater de Jam Komasa sea un film tan reflexivo que raya en lo existencial, a pesar de que recientemente se alzara con el premio principal del Festival de Tribeca. Un dato curioso es que The Hater es la continuación de La Habitación del Suicidio, su film de 2011 sobre un linchamiento homofóbico en las redes. Y aunque puedes ver The Hater sin necesidad de ver su primera parte, resulta al menos curioso comprobar el desarrollo posterior de algunos de los personajes del film anterior.

The Hater de Jam Komasa tiene la virtud de ser acaso el primer de ficción film en explorar ese lado oscuro de la web y las redes donde impera la violación de la privacidad, la mentira y la impostura, las fake news, los linchamientos, los radicalismos, el morbo e, incluso, la muerte.

Casualmente, esta misma semana se estrenó otro trabajo que explora ese mismo submundo, pero desde el documental

Estados Unidos Conspiranoicos

Como Tomasz, Alex Jones también es un sociópata, un mentiroso compulsivo e inescrupuloso… Y un tipo muy peligroso. Quizás mucho más que Tomasz y no sólo porque sea un personaje real. Porque mientras los Tomasz del mundo operan en las sombras, Alex Jones lo hace a cara descubierta, ante millones de espectadores. Ambos son operadores políticos del odio y las consecuencias humanas de sus actos les tiene sin cuidado.

Alex Jones es la figura central del segundo episodio de la nueva temporada de United States of Conspiracy, serie documental de PBS. El episodio es una investigación de cómo las teorías conspirativas pasaron de los foros de oscuras comunidades de Internet a ocupar un puesto central en el discurso de Donald Trump y su equipo político. Un fenómeno en el que Alex Jones desempeñó un rol decisivo.

Pero el trabajo es además una pequeña biografía del controvertido presentador de InfoWars, un programa multimedia y multiplataforma dedicado a las conspiraciones más descabelladas e insensibles, a difundir discursos de odio y a promover linchamientos virtuales y reales contra ciudadanos inocentes. E, incluso, víctimas de masacres escolares.

El retrato que emerge es realmente escalofriante. Un hombre perturbado en perenne estado de histeria absoluta, violento y ciclotímico que acaso nunca debió estar ante una cámara ni un micrófono. El episodio incluye los testimonios de gente cercana al presentador, como el no menos tristemente célebre Roger Stone o la ex esposa de Jones. Con gente que lo ha conocido por años, como el periodista británico Jon Ronson. O que han estado cerca, como el director del documental Get Me Roger Stone, Morgan Pehme.

En el capítulo resulta particularmente inquietante cómo Alex Jones la emprende contra los padres de los niños masacrados en Sandy Hook y la secuencia dedicada a la famosa conspiración llamada Pizzagate.

United States of Conspiracy, sinopsis

Cómo el tráfico de teorías de conspiración pasó de la periferia de la política estadounidense a la Casa Blanca. Una investigación de la alianza entre el teórico de la conspiración Alex Jones, el veterano asociado de Trump Roger Stone y el presidente, y su papel en la batalla por la verdad y las mentiras.

A medida que la pandemia de coronavirus continúa, Estados Unidos reconoce el racismo y se avecina la elección de 2020, United States of Conspiracy investiga cómo Jones e InfoWars, Stone y Trump ayudaron a sentar las bases de las teorías de conspiración para tomar el centro del escenario en la conversación nacional de Estados Unidos, cómo La idea de la verdad misma se convirtió en parte de la división de Estados Unidos, y lo que significa para el futuro de nuestra democracia.

Tanto The Hater como este capítulo de United States of Conspiracy resultan particularmente útiles para entender el momento político actual, signado por el radicalismo de izquierda y derecha, la disolución del concepto de verdad y la realidades alternativas.

Salir de la versión móvil