ParísVideo

Léos Carax también hace películas «extranjeras»

Holy Motors, de Léos Carax, es una de las películas del año (pasado). El realizador de Mauvais Sang rompió su silencio de más de una década con un film fragmentado, metafórico, y (auto, meta) referencial que, al mismo tiempo, es todo un tour de force actoral para su actor fetiche, Denis Lavant.

El film ha pasado como un tornado por todos los festivales en los que ha sido presentado, arrasando con premios y elogios.

Una de las escenas de la película, el inexplicable e inexplicado interludio en el que Lavant interpreta una versión al acordeón de ‘Let my Baby Ride’ de R.L. Burnside, se ha convertido en un fenómeno viral en la red, además de haber sido reconocida por muchos críticos como una de las mejores secuencias del año (ciertamente, una escena que nada tiene que envidiarle a la de Modern Love, de Mauvais Sang, o la escena de los fuegos artificiales de Les Amants du Pont Neuf).

Léos Carax, el extranjero

Lo anterior viene a cuento porque cuando Holy Motors fue distinguida como mejor cinta en lenguaje extranjero por el círculo de Críticos de Los Angeles, Léos Carax no pudo asistir a recibir el premio en persona.

Pero envió un discurso que curiosamente expresa todo lo que nos pasó por la mente (y nunca dijimos ne voz alta) al entrar en un club de video y toparnos con un anaquel lleno de películas que, por no ser estadounidenses y no estar habladas en inglés, son clasificadas como «extranjeras».

Hola, soy Leos Carax, director de películas en lengua extranjera. He estado haciendo películas en lengua extranjera toda mi vida. Las películas en lengua extranjera se hacen en todo el mundo, excepto en Estados Unidos por supuesto. Sólo en Estados Unidos se hacen películas en lengua no extranjera. Las películas en lengua extranjera son muy difíciles de hacer, obviamente, porque hay que inventar un idioma extranjero en lugar de utilizar el lenguaje usual. Pero la verdad es que el cine es un lenguaje extranjero, un lenguaje creado para aquellos que necesitan viajar al otro lado de la vida. Buenas noches.

¡Trois, Douze, MERDE!

Share:
A %d blogueros les gusta esto: