Clásicos

The Killers, Hemingway según Tarkovsky

Andrei Tarkovsky, tiempo y cine

Hace un par de días, escribí en mi perfil de Facebook, lo siguiente:

Hacer cine no consiste sólo en filmar una película tras otra. Ejercitar el músculo, vale. Pero sin una labor de reflexión y autocrítica que sustente ese ejercicio, el resultado siempre será insustancial. Por eso hay cineastas con medio centenar de películas rodadas, pero que suman una obra irrelevante.

Y hay otros, como Andrei Tarkovsky, a los que le bastaron apenas siete películas para ganarse un lugar en la historia del cine. Tarkovsky, además de películas, nos legó una sólida obra de reflexión sobre el arte cinematográfico.

Lo escribí después de leer un comentario en la red que aconsejaba filmar y filmar y filmar, sin detenerse a pensar. El autor del consejo equiparaba “pensar” a “dudar”. Pero aún y así, sin un mínimo de duda inicial no existe creación posible.

Esta mañana me he puesto a buscar en Youtube aquella entrevista en la que Tarkovsky reflexiona sobre su obra y el arte cinematográfico en general. Pero en vez de la entrevista, me he encontrado con su curiosa adaptación del que muchos reconocen como el cuento más perfecto jamás escrito: The Killers, del estadounidense Ernest Hemingway.

The Killers, de Andrey Tarkovsky (Primera parte)

(Los subtítulos en español se activan en el botón de CC)

The Killers, de Andrey Tarkovsky (Segunda parte)

En este primer trabajo cinematográfico de Tarkovsky, que dada de 1956, ya se perciben los rasgos estilísticos, las preocupaciones estéticas y filosóficas que marcarán y definirán su futura, breve y genial carrera.

Puede que no exista un director más idóneo que el ruso para adaptar el relato del escritor estadounidense.

Anuncios
Share:
A %d blogueros les gusta esto: