Currently set to Index
Currently set to Follow

Menú

¿Qué está pasando con el cine venezolano? La secuela…

¿Qué está pasando con el cine venezolano? La secuela…
Luigi Sciamanna, Reverón
Luigi Sciamanna, Reverón

¿Lo mejor de las redes sociales? El feedback, la respuesta casi inmediata que uno obtiene de comentaristas, amigos, seguidores, y que permite afilar las ideas, ajustar las opiniones, cambiar de parecer. ¿Lo malo de las redes sociales? Que últimamente este feedback aparece desperdigado, desparramado a lo largo y ancho de la red.

A continuación, reproduzco algunas reacciones al artículo de ayer y al comentario de Rodrigo Llamozas que lo originó todo. Empezando, por Llamozas mismo.

Mil gracias a Carlos Caridad Montero por dejarno un análisis más profundo que lo que “cabe” en un comentario de facebook. Te apoyo en muchas de tus deducciones y pensamientos sobre este caso, pero no entiendo mucho el primer punto que mencionas, sobre el período de exhibición que termina cuando se cumple la cuota obligatoria — eso no tiene ningún sentido para mi y te puedo asegurar que al menos en la empresa en la que trabajé por 4 años nunca se tuvo una posición de “ya estrenamos demasiadas, no me pongas más”.

Más bien era para nosotros preocupante que no tuviéramos suficientes películas para la primera mitad del año, porque los estrenos parecían retrasarse y retrasarse para luego amontonarse en la segunda parte del año…

Sergio Monsalve (respetando su propuesta subversiva de puntuación):

Solo difiero de un punto de Carlanga.Él dice:los medios de comunicación difundían una imagen negativa del cine nacional.Tal como si fuese una campaña o una matriz de opinión dirigida desde algún centro de poder.El colega no le concede el beneficio de la duda o el derecho al periodismo nacional,de haber disentido o marcado distancia de la industria criolla.Por lo demás,siento exagerada su percepción.Nuestra prensa,por lo general,es condescendiente con el cine nacional.De cualquier manera,si hay opinión negativa no será exclusivamente por culpa de un prejuicio de los críticos.

María Gabriela Colmenares:

La imagen negativa del cine venezolano divulgada a partir de los años 70 no fue responsabilidad de los medios. Fue, más bien, producto del horror de la clase media a reconocer en la pantalla un país distinto a ese país emergente, rico y turístico (“Venezuela tuya”) en el que creímos vivir en aquel momento. De allí que lo denominaran “un cine de putas, malandros y groserías”. El público del cine venezolano durante los años 70 y 80 fueron las clases populares.

Sergio tiene razón sobre la condescendencia de buena parte de la prensa nacional con respecto a nuestro cine. Recuerdo que la posición de gente como Rodolfo Izaguirre era paternalista, es decir, hablar bien sobre el cine venezolano para entusiasmar al público a que fuera a verlo. No fue ésta la posición de la gente de Cine al Día, a pesar de su decidido apoyo a la idea de un cine nacional. Pero Cine al Día y Cine-Oja eran publicaciones especializadas de poca difusión, mientras que El Nacional fue y sigue siendo un diario de circulación nacional.

Marlo Alexander Muñoz Vivas:

Dificil de sacar una conclusion, creo que no existe tal cosa llamada “moda del cine venezolano”; si a través de la historia algunas peliculas venezolanas han logrado conectar con el publico y otras no, es simplemente porque tienen ese “algo especial” que hace que ciertas peliculas sea exitos de taquilla. Pero definitivamente si hay que hacer algo para poder impulsar mas las producciones hechas aqui, no se bien que podría ser, no soy experto en publicidad, pero competir contra “Rio” “Piratas del Caribe” y otras peliculas similares siempre sera un problema, eso combinado con el prejuicio de la gente; por ejemplo ayer mi amigo Alejandro Carrillo decía algo muy cierto: “La gente cuando ve una pelicula venezolana dice que es mala como todas y que no vendra a ver mas, pero si sale de ver una pelicula hollywoodense dice que a lo mejor la quinta parte sera buena”.

Aparte de eso no estoy seguro si se hace una promocion adecuada, hace dos semanas fui a ver Cortos Interruptus y solo estabamos en la sala mi esposa y yo, lo mismo le paso a Carrillo viendo Reveron el solo en la sala viendo una propuesta que de seguro sera mas que interesante ¿a que se debe eso? ¿Desconocimiento de la gente? Difícil saberlo.

Willmer Pérez Figuera:

¿Será que estamos haciendo cine pensando mas en los números, las estadísticas, el público, el cine de la industria estadounidense? Será que queremos hacer cine con presupuestos de industria ignorando de manera intencional que no somos una industria y que nos falta mucho para serlo. ¿Será que realmente nos falta la magia? Aunque dudo que la película Reverón, la cual no he visto aún, le falte magia porque si algo tiene Rísquez es magia en sus películas, pero es complejo este tema.

Yo no hago audiovisuales con dinero del CNAC ni de nadie y ahora mercadearé todas mis obras por el sistema pirata, es la manera mas directa de llegar a la gente… La verdad sería interesante formarse en esta materia tan importante como la promoción y distribución del cine nacional que para mi es uno de los mejores cines del mundo solo que ha sido sub valorado… Salud!!!!

Ninoska Dávila Reyes:

El proceso de realización de un filme es complejo y en especial su comercialización en general. Es un proceso de equipos y todo tiene que estar bien engranado. Las estrategias se trabajan para disminuir riesgos y nunca éxito está totalmente garantizado. Hay que saber leer y comprender todas las variables posibles: qué película tengo, qué actores, su historia…. Qué presupuesto tengo y sobre todo, qué estrategia voy a seguir.

La promoción de una película es parte de un todo, pero la verdadera estrella es el producto cinematográfico en sí mismo. De qué sirve una buena promoción si la película no gusta, de qué sirve la promoción si la película tiene una distribución inadecuada. Qué dimensión tiene el filme en relación a copias y en qué salas se exhibe. Para conversar sobre este tema en profundidad hay que estudiar el caso con todas sus aristas para poder llegar a una reflexión que contribuya a otras experiencias. Con respecto al público si existe un prejuicio hacia el cine venezolano.

Patricia Ortega, sobre Reverón:

La suma de variables: problemas de promoción y distribución más analfabetismo audiovisual del espectador traen como consecuencia que los filmes de autor se las vean negras al enfrentar la taquilla. Si es verdad que el trailer no es el mejor y que tuviésemos mejores resultados en el llamado de taquilla si se tuviese el presupuesto como para diseñar y materializar una campaña publicitaria que cautive al público y rompa barreras, pues ¿quién compite con las monumentales imágenes de Piratas del Caribe?

No tenemos bolsillo para eso. Por otra parte, desgraciadamente al parecer nuestro público en su mayoría prefiere la acción, los tiros o los melodramas, todo lo que se salga de lo comercial resulta raro y extraño, la lucha es compleja pues nos enfrentamos a años de desinformación y nuestras nuevas generaciones crecen hipnotizados por el Zapping y los ritmos fugaces, todo aquello que demande una reflexión, un esfuerzo mental es tildado de pajúo, largo o aburrido y no pasa sólo con las películas venezolanas. Echenle un ojo a los festivales de cine de autor, siempre van los mismos pelagatos, es un problema global, no sólo de cine venezolano. Así que sigue la lucha.

Alejandro Carrillo:

Creo que otro factor que tampoco ayuda es estrenar muchas películas venezolanas al mismo tiempo porque el público que está interesado en verlas debe dividirse. Yo soy uno que quiere ver Cortus Interruptus y quise ver Samuel, pero prefería esperar lso estrenos de Ultimo Cuerpo y Reveron porque mi bolsillo no puede pagar 4 idas al cine en 4 semanas. Tampoco me parece acertado hacer estos estrenos en plena temporada de verano hollywoodense, competimos contra una maquinaria publicitaria enorme.

Harry Potter, Jack Sparrow, Kung Fu panda están en todas partes: franelas, gorras, cuadernos, hasta en las baterías está el bendito Río. Y luego pasamos al tema del cartel ¿a que target está dirigido el cartel de Reverón? Creo que la película no se supo vender. A mi los numeros de recaudación de 2011 no me sorprenden se parecen mucho a los de 2009, 2008 y 2007, me sorprendieron mas bien los de 2010, ¿Que generó la burbuja del año pasado? Esa creo que es la pregunta.

Sobre el autor

Carlos Caridad-Montero

Carlos Caridad Montero es guionistas y director de cine venezolano. Fundó BlogaCine en 2004. Es autor de la comedia de humor negro '3 Bellezas'.

GUÍA CORTA PARA

ESCRIBIR UN CORTO

Descarga gratis nuestra GUÍA CORTA PARA ESCRIBIR UN CORTO te guiará a través de la compleja tarea de escribir un cortometraje y, de paso, aprenderás nociones básicas de dramaturgia.

¿No sabes por dónde comenzar? Tranquilo, sólo descarga nuestra guía gratis. 

Mira el vídeo y lee nuestro tutorial.

¡La Guía corta para escribir un corto va en camino!

Enable Notifications    Ok No thanks