Menú

Distrital 2010, algunas consideraciones (con bonus track)

Distrital 2010, algunas consideraciones (con bonus track)

La Catedral, la mañana del sábado pasado

En Los Rituales del Caos, Carlos Monsiváis, escribe:

México es la ciudad en donde lo insólito sería que un acto, el que fuera, fracasase por inasistencia. Público es lo que abunda, y en la capital, a falta de cielos límpidos, se tienen, y a raudales, habitantes, espectadores, automovilistas, peatones.

Extraigo la cita de su ensayo La hora de la identidad acumulativa, que comienza así:

En el terreno visual, la Ciudad de México es, sobre todo, la demasiada gente. Se puede hacer una abstracción del asunto, ver o fotografiar amaneceres desolados, gozar del poderío estético de muros y plazuelas, redescubrir la perfección del aislamiento. Pero en el Distrito Federal la obsesión permanente (el tema insoslayable) es la multitud que rodea a la multitud, la manera en que cada persona, así no lo sepa o no lo admita, se precave y atrinchera en el mínimo sitio que la ciudad le concede.

Pero resulta que en este país de poco más de 100 millones de habitantes —cuya capital, esa ciudad interminable como la llama Monsiváis— está habitada por 15 millones de almas y donde en los dos últimos años se han rodado 198 largometrajes de ficción, 128 cortometrajes y 97 documentales, el cine méxicano es ese acto insólito aquejado de una constante falta de público.

A diferencia de la venezolana, no existe en la legislación mexicana —y si existe, no se cumple— disposición alguna que obligue a exhibidores a proyectar y mantener en salas las películas mexicanas. De modo que son pocas las que que permanecen en cartelera el tiempo suficiente como para recaudar algo de taquilla —que nunca cubrirá los costos de producción ni generará ganancias. Para que eso ocurra, una cinta necesita registrar al menos una asistencia de 5 millones de espectadores como lo comentamos en nuestro post anterior.

Nota al margen: a pesar de la piratería, los videoclubes y discotiendas no han desaparecido y su oferta de películas mexicanas es abundante y variada. Ya había olvidado lo que se siente comprar en una tienda un DVD legal, original, con todos sus extras.

Paula Astorga, Azucena Rebollo, Manuel Cepeda y Lorenza Manrique

Dentro de este contexto, cobra mayor sentido dedicarle una semana al cine mexicano, al experimental y al cine de vanguardia mundial, en un festival, Distrital: para exhibir esas películas que pasan, fugazmente, por las carteleras. Así mismo, resulta aún más pertinente la realización de un Foro Iberoamericano de Cine Clubes Comunitarios como una manera de intercambiar experiencias y crear y fortalecer una red de exhibición alternativa. Según pudimos observar, el movimiento cineclubista mexicano es acaso uno de los más grandes y activos de América Latina. Tiene todas las posibilidades de erigirse en un legítimo canal de distribución y exhibición del cine mexicano y del cine internacional menos conocido, ese que nunca llega a las pantallas del cineplex más cercano.

Distrital y el Foro Iberoamericano de Cine Clubes Comunitarios fueron sendas iniciativas auspiciadas por la Secretaría de Cultura del D.F. Entre sus organizadores y patrocinadores se encuentran Paula Astorga, directora de Circo 2.12; Manuel Cepeda, de la Coordinación de Festivales y la cineasta mexicana Lorenza Manrique.

Gruff Rhys, Separado!

Gruff Rhys

A finales del siglo XIX, varios antepasados de Gruff Rhys emigraron a la Patagonia argentina. Poco más de un siglo después, el guitarrista y vocalista de Super Furry Animals decide recorrer parte de América del sur para armar el rompecabezas de su árbol genealógico. Su empeño es registrado por el realizador Dylan Goch, quien sigue a Rhys hasta las comunidades galesas de la Patagonia. El resultado es un híbrido entre el documental y la ficción, entre la comedia y el musical con toques de humor que recuerda a Borat.

Después de la proyección y de la sesión de preguntas y repuestas, Rhys dio un concierto íntimo. Y, más tarde, todos fuimos a parar a la plaza Garibaldi, a escuchar mariachis, electrocutarnos e ingerir ingentes cantidades de tequila y chilaquiles. Pero, ¿eso fue la misma noche del concierto o la siguiente?

Gruff Rhys | Concierto (fragmento)

[quicktime]http://dl.dropbox.com/u/118936/gruff_rhys.m4v[/quicktime]

El festival y el foro culminaron el sábado, con una fiesta de cierre en el bar Covadongas. Al día siguiente, después de un brunch, iniciamos el camino de regreso, con la firme determinación de volver el año que viene.

Sobre el autor

Carlos Caridad-Montero

Carlos Caridad Montero es guionistas y director de cine venezolano. Fundó BlogaCine en 2004. Es autor de la comedia de humor negro '3 Bellezas'.

GUÍA CORTA PARA

ESCRIBIR UN CORTO

Descarga gratis nuestra GUÍA CORTA PARA ESCRIBIR UN CORTO te guiará a través de la compleja tarea de escribir un cortometraje y, de paso, aprenderás nociones básicas de dramaturgia.

¿No sabes por dónde comenzar? Tranquilo, sólo descarga nuestra guía gratis. 

Mira el vídeo y lee nuestro tutorial.

¡La Guía corta para escribir un corto va en camino!