Currently set to Index
Currently set to Follow

Menú

James Cameron y el cine del futuro (y Avatar 2)

James Cameron y el cine del futuro (y Avatar 2)

En días pasados, Variety publicó una larga entrevista con James Cameron sobre Avatar, su nuevo proyecto. La entrevista es digna de ser recortada y enmarcada, pues en ella se prefigura el cine del futuro.

James Cameron es uno de los cineastas vivos más importantes. Es autor de obras maestras del entretenimiento —para usar la feliz definición de Guillermo Cabrera Infante— como Terminator, Terminator: The Judgment Day, o True Lies. Es además autor del mayor éxito taquillero de la historia del cine mundial, una verdadera obra maestra, ya no sólo del entretenimiento, a la que el tiempo habrá de hacerle justicia: Titanic.

Mas, desde el estreno de Titanic en 1997, Cameron no había vuelto a filmar otra película de ficción. ¿Por qué? Porque acaso como George Lucas en su momento, las herramientas cinematográficas actuales le eran insuficientes para llevar a cabo su visión artística y necesitaba desarrollar nuevas.

Cameron y el proyecto Fusion

Hace 8 años puso manos a la obra. Junto al director de fotografía Vince Pace creó Fusion, una cámara esteroscópica de cine y, con ayuda del asesor de efectos visuales, camarógrafo y director de fotografía, Rob Legato, un sistema de producción de realidad virtual, basado en el sistema de captura de movimiento usado por Robert Zemeckis en Beowulf y The Polar Express.

Con ambos sistemas en plena forma, Cameron se lanzó a la realización de dos películas estereoroscópicas: Avatar y Battle Angel.

Al hablar de su experiencia al filmar un filme estereoscópico, el director prácticamente dicta una cátedra sobre todo lo que hay que saber al respecto. De paso, deja colar un dato sobre su próximo filme, Avatar: que ya está pensando en su continuación.

Para Cameron, el cine estereoscópico es la salvación del negocio de la exhibición cinematográfica, pues la experiencia no puede ser replicada en casa o por la piratería. Pero, guionista y director al fin y al cabo, es categórico al afirmar que el éxito de una película seguirá dependiendo de su historia. Según él, el filme debe funcionar por sí sólo, tanto si es proyectado en 3D (estéreo) como en 2D.

James Cameron sobre Avatar, la experiencia en 3D

Cuando se le interroga sobre su experiencia práctica al rodar una película en 3D, Cameron, quien también operó la cámara en Avatar —como es su costumbre— dice:

En general encontré que la buena iluminación era buena iluminación, y que funcionaba muy bien en 3D. Los grandes angulares son divertidos en 3D, pero los teleobjetivos funcionan también muy bien. Las cámaras Fusion puede cambiar dinámicamente de hipo-estéreo, una distancia interocular —la que media entre ambos lentes de la cámara, correspondientes a los ojos derecho e izquierdo— menor a la normal para los primeros planos; e hiper-estéreo (más ancho que la normal) para los planos abiertos donde el personaje está relativamente lejos.

Las nuevas cámaras funcionan bien en Steadicam, grúas y dollies, en sistemas SpiderCam y Cablecam, pero también funcionan bien en mano. Así que se pueden hacer todo tipo de planos. Yo componía mis planos en un monitor 2D, mientras que en el fondo de mi mente me lo imaginaba en 3D. De esta forma, yo podía saber que estaba haciendo una buena película en 2D. También edité en 2D, por la misma razón.

La importancia del volumen en el montaje

Cameron discute otro concepto prácticamente inédito en el cine, el de volumen, cuando se le pregunta sobre el 3D y su relación con el montaje.

¿De qué manera el trabajar en 3D cambia la forma en la que es editada una película? La actual tendencia de edición rápida, tan popular en los filmes de acción actuales, parece no funcionar en 3D… ¿O sí funciona?

Las nuevas cámaras permiten un control completo sobre el espacio en estéreo. Hay que pensar en el espacio interocular en términos de volumen. Uno puede subir o bajar el nivel de 3D, o hacerlo suavemente durante el plano. De modo que si uno está en una escena que va a necesitar una edición rápida, uno puede bajar el nivel del estéreo (reducir la distancia interocular), para poder cortar rápida y suavemente.

El punto aquí es que el hecho de que uno esté filmando una película en estéreo no quiere decir que eso, el estéreo, sea lo más importante en cada plano o secuencia.

Si uno elige hacer una edición rápida, entonces el movimiento del personaje de un plano a otro será más importante que la percepción estéreo del espacio, en ese momento de la película. Así que, sacrifica el estéreo y disfruta tu edición rápida.

Stereo, otro color de la paleta

El estéreo es sólo otro color con el que pintar, y las herramientas de la nueva cámara pueden controlarlo completamente. Yo creo que al ojo sólo le toman unos pocos cuadros, acaso la mejor parte de un segundo, asimilar de forma apropiada el estéreo de un plano. Si el plano dura sólo 18 cuadros, el estéreo no le añade mucho valor, así que lo mejor es bajarlo para darle prioridad a la fluidez del movimiento.

Avatar cuenta la historia de una expedición de humanos, integrada por astronautas y científicos, al distante planeta de Alpha Centauri B-4. Su estreno está previsto para diciembre del 2009.

Sobre el autor

Carlos Caridad-Montero

Carlos Caridad Montero es guionistas y director de cine venezolano. Fundó BlogaCine en 2004. Es autor de la comedia de humor negro '3 Bellezas'.

GUÍA CORTA PARA

ESCRIBIR UN CORTO

Descarga gratis nuestra GUÍA CORTA PARA ESCRIBIR UN CORTO te guiará a través de la compleja tarea de escribir un cortometraje y, de paso, aprenderás nociones básicas de dramaturgia.

¿No sabes por dónde comenzar? Tranquilo, sólo descarga nuestra guía gratis. 

Mira el vídeo y lee nuestro tutorial.

¡La Guía corta para escribir un corto va en camino!

Enable Notifications    Ok No thanks