Currently set to No Index

Menú

ANAC responde (Actualizado)

ANAC responde (Actualizado)

La Asociación Nacional de Autores Cinematográficos de Venezuela (Franco de Peña en su Carta a las Autoridades Cinematográficas de Venezuela.

Todo este asunto ha suscitado una serie de preguntas sin respuestas que públicaré más adelante. Mientras tanto, aquí está el texto de la carta de Zambrano.

A Franco de Peña, a todos los colegas cineastas y en especial a los de las nuevas generaciones.

Estimados

Hemos estado leyendo y escuchando una serie de afirmaciones y propuestas muy interesantes y acertadas acerca de cómo conducir las posibles decisiones en materia de producciones de cine nacional, sin embargo, considero indispensable aclarar algunos aspectos acerca de la realidad y las posibilidades que tenemos de implementar dichas propuestas, así como los asuntos que ya han sido debatidos y aprobados en las instancias de participación en el CNAC que, aún cuando no han sido implementados en su totalidad, dan respuestas a buena parte de las inquietudes que han manifestado los cineastas.

En primer lugar es necesario releer el texto de las normas aprobadas para la creación y producción cinematográfica (bases de la convocatoria 2006) las cuales fueron producto de las discusiones desarrolladas a partir del documento elaborado por los miembros de la Comisión de Estudio de Proyectos del 2005, ajustadas por la ANAC en diversas asambleas y luego debatido y reelaborado por el Comité Ejecutivo hasta su aprobación.

(El Comité Ejecutivo por iniciativa nuestra, inicio el 2006 con una reunión de tres días, “Encerrona”, para aprobar dichas normas rápidamente e implementar 2 dos convocatorias este año)

En dichas normas se establecen una serie de cambios fundamentales sobre los mecanismos para la elaboración, montaje y producción de los proyectos cinematográficos. Allí se plantea la creación de comisiones de lectura para la aprobación-certificación de guiones, la asignación de formulas tutórales, y de financiamiento para el desarrollo de guión.

Por otra parte, se cambian conceptos anteriores y se propone como paso inmediato, sin nueva evaluación del guión, concursos para montaje y para la producción.

En estos casos la Comisión de Estudios de Proyectos toma en cuenta que el guión esta certificado, por lo cual no puede invalidar un proyecto porque no le guste el guión. Se evalúa la trayectoria del autor-realizador proponente y el proyecto en si. En la fase siguiente (producción) igualmente se evalúa el proyecto montado: factibilidad, convenios, contratos, estrategias, etc.

La lectura y aprobación de guiones es permanente. No requiere convocatoria y por tanto sirve para buscar vías alternas a las convocatorias como puede ser el financiamiento privado, la coproducción, etc.

Lo que sucedió este año es que no se implemento lo aprobado en materia de comisiones de lectura y se abrió una convocatoria muy similar a la de años anteriores, sin que existiese un baremo de puntos para los guiones que ya habían pasado por desarrollo y montaje, es decir que ya habían sido evaluados por comisiones anteriores.

Cuando hicimos referencia a que la idea orginal aprobada en el Comité Ejecutivo a principios de año era alcanzar dos convocatorias: una de transición y otra con el esquema completo.

La primera equivaldría a la que se monto a final de año y la segunda una vez se hubiese implementado la certificación de guiones y sería fundamentalmente para abrir montaje de proyectos con el primer lote de guiones ya certificados.

Como sabemos esto no se cumplió y aún esperamos porque el CNAC fije los parámetros de lectura y convoque a la selección de lectores.

Esperamos que con los elementos en debate el CNAC se aboque a la tarea de implementar estos procesos y se pueda dar inicio a este esquema en el 2007. Sin embargo, al tiempo que estoy escribiendo esto, (hoy domingo 10 de diciembre) encuentro un aviso a pagina completa del Ministerio de la Cultura y el CNAC convocando a un concurso de guiones para premiar con 9 millones de bolívares a 6 guiones sobre “VENEZUELA: sus regiones, costumbres, tradiciones y valores”.

Cuestión que no ha sido debatida o aprobada en el Comité Ejecutivo y que muestra un enfoque distinto al de la libertad de creación, con películas cuya temática es seleccionada no sabemos por quien. A eso es a lo que nos oponemos a unas políticas dirigidas y no participativas. A un Estado Productor que sustituya al autor-realizador que es la figura que siempre defendimos en la ley de cine.

Por otra parte, en la Ley de cine se incluyo la creación de los incentivos. Sin embargo este aspecto tampoco ha contado con el debido respaldo de las autoridades y la implementación necesaria. Los incentivos como sabemos fueron elemento clave en los procesos de producción de los 80. A través de este mecanismo los cineastas con obra-trayectoria, pueden optar a financiar sus nuevos proyectos sin necesidad de competir con los nuevos realizadores.

De tal manera que se alivia la presión y la competencia en las convocatorias entre los llamados “expertos” y los “Opera-primistas”.

Por cierto, acerca de los opera-primistas debemos decir que siempre los hubo. Los cineastas que ahora son considerados como negadores de espacio a los nuevos, lucharon por esas oportunidades y obtuvieron el reconocimiento y la reivindicación a su dedicación. Pero en el camino se quedaron muchos sueños.

Jóvenes de entonces que nunca pudieron hacer sus películas y hoy, aún, quieren competir por Operas primas. Es decir, no deberíamos dividir el asunto entre generaciones pues no es un problema de edades sino de oportunidades. Y las oportunidades que hoy existen son el resultado de las luchas de muchos años, aún cuando los dineros no son suficientes para realizar tantos proyectos como quisieramos.

Bienvenidas las propuestas que procuran mejorar lo que hemos alcanzado, pero no hace falta dividir para lograr implementarlas. Al contrario hay situaciones y políticas que están procurando pescar en ese rebullicio para colear sus propias intenciones.

Por alguna razón han dedicado esfuerzos a desprestigiar a los gremios y horas de gestión a mal ponerlos con sus potenciales miembros. Cuál es la razón? Podemos responder que no es la primera vez, ya en otra época hubo funcionarios que trataron de aislar y segregar a los gremios de los espacios de decisión. Y no solamente fueron derrotados sino que perdieron sus efímeros poderes.

Aunque este momento es muy diferente a los anteriores, pues no estamos peleando por migajas para hacer películas. Al contrario, teniendo ciertos recursos de autofinanciamiento por el FONPROCINE; estamos procurando la participación organizada y consciente frente a unas políticas que tienden a monopolizar la producción, la distribución y la exhibición.

Si antes habíamos combatido la posibilidad de un desarrollo cinematográfico bajo esquemas del duopolio que controla el negocio del cine, o bajo el dominio de las grandes productoras extranjeras, ahora el panorama es de defensa del realizador productor. Del autor cinematográfico.

Hoy más que nunca la razón de ser de la ANAC. Esta lucha le da vigencia a nuestro gremio porque se esta proponiendo una forma de producción del Estado que monopoliza y condiciona la entrega de recursos a la perdida de los derechos.

Y ESO NO ESTA EN LA LEY DE CINE.

El espíritu de un realizador productor, de un autor cinematográfico, es precisamente el control de lo económico para que su creación sea libre. Puede que en la forma de producción que nos están proponiendo se garantice el recurso necesario para hacer la película, pero una vez que se consolide esa casa productora estatal (llámese Villa del CINE o cualquier otra formula) quien garantiza que cualquier tema, proyecto, idea o critica pueda ser realizada si no entra dentro de los parámetros de las comisiónes, que sin representación de las hacedores de cine organizados, toman las decisiones.

Y por ahora dejémoslo hasta acá, haciéndote un llamado a ti a fortalecer el gremio y un llamado a todos los jóvenes (y a los no tan jóvenes) cineastas que no se han inscrito en la ANAC, a incorporarse pues aquí tienen una puerta abierta y una herramienta para luchar por todos su derechos y apoyarse para realizar sus sueños

Saludos fraternales

Iván Zambrano

Presidente de la ANAC

Respuesta de Franco de Peña:

Pittsburgh, 11 de Diciembre de 2006

Estimada Elia:
Estimado Ivan Zambrano
Estimado Rafael
Estimadas autoridades del cine en Venezuela
Estimados Cineastas y videoastas

La única solidez que tienen mis argumentos, es la necesidad de formar nuevas generaciones de cineastas que constituyan una generación de relevo en Venezuela, sin eliminar los subsidios a cineastas mayores de 45 años. Si lees bien mi carta yo digo que el 50 % del dinero debe ir a la formación y producción de cineastas menores de 45 años. El otro restante para cineastas mas experimentados, midiendo la cualidad de los mas experimentados por puntos ASIGNADOS a sus proyectos midiendo el resultado comercial o artístico de sus ultimas dos películas en los últimos 7 años.

La estratagema de decir que estoy excluyendo a los demás es justamente el principio poco democrático y de poca visión de país que tenemos y es lo que estoy debatiendo en mi carta, falta de democracia y de oportunidades para las nuevas generaciones.

No es un hecho emocional como pretenden decir mis detractores, es un hecho físico y conmensurable. Cuantas operas primas fueron hechas en los últimos 10 años y cuantas películas de cineastas experimentados. Si lees mas exhaustivamente, también escribí que no pueden haber filtros ni políticos ni gremiales, el arte tiene que ser libre.

Al buen entendedor pocas palabras. Considero que hay una generación excluida en Venezuela y hay que acabar con este status quo, esa especie de elite, formando, educando y dando oportunidades.

Mi discurso es abierto e implica oportunidades. Mi propuesta acepta que una generación menor de 45 años sea formada y preparada para hacer cine, y que una generación mayor de 45 años, sea medida por el éxito que han tenido sus proyectos a nivel comercial o artístico. Yo no quiero escuchar en mi país mas frases demagogicas que digan que estamos haciendo o ayudando o programando. Yo quisiera ver hechos reales de parte del ANAC, CNAC, CAVEPROL y del Estado. Elia considero que dentro de tu generación, eres de las personas que forman jóvenes actores, a tus películas le van bien comercialmente y en festivales.

No tienes porque temer a mi carta, porque va dirigida a la defensa de gente como tu y de las nuevas generaciones. Me da terror tu respuesta que defiende un status, que no tiene que ver con negros judíos y latinos sino con intereses personales. Yo dejo al publico juzgar quien tiene intereses en las cartas que escribimos y quien esta jugando a la apertura y a la democracia.

En cuanto a la carta de respuesta de IVAN ZAMBRANO, las medidas de hacer guiones dando 9 millones de bolívares a los escritores es un bosal de arepas. Mi proposición es mucho mas arriesgada, y propongo talleres para ser llevados por expertos internacionales y guionistas internacionalmente reconocidos donde el cineasta, con una bolsa de trabajo y encuentros cada 6 semanas en talleres vaya desarrollando su guión durante un año.

No podemos permitir que nadie en una comisión venezolana certifique los guiones, porque se puede convertir en un instrumento de traba y de censura política o gremial.

Ivan, UNA OPERA PRIMA POR LLAMADO ES UN BOSAL DE AREPAS Y UNA BURLA a toda una nueva generación sedienta de conocimientos y de ganas de trabajar y de expresarse. Hay gente de varias regiones de Venezuela que me han escrito apoyando mi postura. Creo que es hora que la nueva generación salga y deje el miedo de expresarse, el miedo de que le nieguen un proyecto en el CNAC, miedo a que el gremio le ponga una mancha encima y no lo acepten.

Este deber ser el comienzo de la discusión donde se hable de como distribuir, bajo que condiciones, de como conseguir que la empresa privada entre a coproducir proyectos a través de mecanismos de derogación fiscal.

Señores dejen el miedo y abran realmente sus mentes y sus corazones a mentalidades mas progresistas en nuestro país.

Franco De Peña

Sobre el autor

Carlos Caridad-Montero

Carlos Caridad Montero es guionistas y director de cine venezolano. Fundó BlogaCine en 2004. Es autor de la comedia de humor negro '3 Bellezas'.

GUÍA CORTA PARA

ESCRIBIR UN CORTO

Descarga gratis nuestra GUÍA CORTA PARA ESCRIBIR UN CORTO te guiará a través de la compleja tarea de escribir un cortometraje y, de paso, aprenderás nociones básicas de dramaturgia.

¿No sabes por dónde comenzar? Tranquilo, sólo descarga nuestra guía gratis. 

Mira el vídeo y lee nuestro tutorial.

¡La Guía corta para escribir un corto va en camino!

Enable Notifications    Ok No thanks