GuiónPostproducciónPreproducciónProducciónVideo

Dirigir sobre papel: storyboards y guión técnico

Storyboard
Hace algunas semanas atrás, me preguntaba si realmente el problema de las películas venezolanas era el guión literario o su traducción a imágenes. ¿Acaso podría tratarse de un problema de lectura más que de escritura? ¿Sabían los directores cómo leer un guión literario?

Creo que una de las fases medulares del proceso cinematográfico es la que va del guión literario a su traducción en imágenes: el guión técnico. Es allí donde se condensa la esencia del cine como arte audiovisual. No obstante, siempre me ha parecido que es una de fases más descuidadas de todo el proceso.

Porque, si un guión literario pasa por incontables revisiones y reescrituras, ¿por qué muchos tenemos la tendencia a quedarnos con la primera versión del guión técnico y de los storyboards? ¿No será esta la causa de los incontables «errores de traducción» de muchas películas? ¿No debería ser reescrito o diseñado tantas veces como sea necesario?

Pienso todo esto después de ver el esquema de un flujo de producción en Outside Hollywood, donde se contempla la realización de tres versiones de los storyboards del hipotético filme.

En otro artículo, Isaak Botkin, el autor, habla sobre la importancia de storyboards:

Todo filme de ficción debería depender de sus storyboards, y mucho más si se trata de un filme animado. Creo firmemente que diseñar los planos en papel ayuda a ahorrar tiempo. Esto permite al director ser más preciso en su planificación de la edición y provee al equipo técnico de una descripción mucho más exacta que las instrucciones verbales. No sólo permite un mejor proceso de edición, sino además un rodaje mucho más rápido y eficiente.

El director debería hacer sus propios storyboards. Si contrata un ilustrador para que los haga en su lugar, sin instrucciones, ese ilustrador escogerá los ángulos de cámara y básicamente estará dirigiendo la película, será el director del filme. Haz tus propios storyboards. Si el director no puede dirigir en papel, menos podrá hacerlo en el set…

Es muy interesante también la forma en la que Botkin hace un animatic con storyboards, diálogos grabados y un sistema de edición no lineal (en este caso, Adobe Premiere).

Creo que en la actualidad que los storyboards han sido substituidos por la fotografía y el video digital. Sin embargo, me sigue quedando la impresión de que no dedicamos todo el trabajo que deberíamos a esta fase. ¿Y ustedes? ¿Dibujan storyboards? ¿Usan otras herramientas? ¿Cuántas versiones realizan de sus guiones técnicos y storyboards?

Share:
A %d blogueros les gusta esto: