Publicada en

Los top 10 de WatchMojo

Creo que cómo cualquier persona en la actualidad disfruto de ver videos en youtube, a veces de los virales tontos, vídeos musicales ahora que mtv no los pasa, comerciales raros de la televisión del mundo y como todo cinéfilo veo trailers, entrevistas, makings, escenas, y cosas como esta:

Top 10 de clichés de películas de terror

Sigue leyendo Los top 10 de WatchMojo

Publicada en

Las revelaciones de Wikileaks, el cine que viene y Venezuela

Galyna Kolotnytsk, la enfermera ucraniana de Gadafi
Putin y Mevdevev, dúo dinamico de la política rusa, según cable filtrado por Wikileaks
Putin y Mevdevev, dúo dinamico de la política rusa, según cable filtrado por Wikileaks

Quizás algunos de ustedes estuvieron, como un servidor, pegados al monitor todo el día de ayer, oprimiendo obsesivamente el botón de “recargar” de sus navegadores, para enterarse de los últimos detalles sobre el llamado Cablegate. Para los que llegan tarde, es así como la prensa ha bautizado a una de las mayores filtraciones de documentos secretos de la historia de la diplomacia mundial. Tras el asunto, que sacudió al universo político ayer, está Wikileaks, el sitio que desde hace pocos años tiene a los servicios de seguridad de cabeza.

Con la enorme filtración, cuyas consecuencias son incalculables e imprevisibles, el poder político de Estados Unidos y el planeta entero, acaba de experimentar lo que la industria discográfica y, en menor medida, la cinematográfica y la editorial, conocen bien: el poder demoledor y revolucionario de la red. Salvando las distancias, acaso podamos decir que Wikileaks es a la diplomacia mundial, lo que Napster fue a las disqueras. Aunque en el caso del Cablegate, los medios tradicionales se avisparon y cerraron filas en torno al controvertido sitio y sus revelaciones, conscientes quizás de que el verdadero enemigo del periodismo no es tanto la Internet como el mal periodismo.

Mientras tanto, no les quepa la menor duda de que el enorme repositorio de materiales clasificados (nada más y nada menos que un cuarto de millón de documentos) se convierta en una casi inagotable fuente de historias. Ya algunos medios destacan el muy hollywoodense escape del dentista estadounidense Hossein Ghanbarzadeh Vahedi de Irán, a través de desiertos y montañas, a lomo de caballo y con la ayuda de traficantes de droga. En los documentos también abundan las referencias cinematográficas, como en el cable en el que se dice que el presidente ruso Mevdevev es a Putin lo que Robin a Batman (bueno, aquí la referencia no es sólo cinematográfica: puede que el autor del informe, estadounidense al fin, sea también un gran aficionado a los cómics).

Galyna Kolotnytsk, la enfermera ucraniana de Gadafi
Galyna Kolotnytsk, la enfermera ucraniana de Gadafi
Me pregunto si en los documentos filtrados sobre Venezuela (son 2 mil 340 comunicaciones filtradas) haya alguna referencia al mundo del cine criollo. El cine venezolano ha tenido una activa participación política en la última década y en los últimos años, hemos sido testigos del interminable desfile de estrellas de Hollywood de visita en nuestro país. No es descabellado suponer que algún funcionario diplomático haya informado a sus superiores de Washington al respecto. Si han escrito sobre el uso de bótox de Gadafi y su supuesta dependencia de una voluptuosa enfermera ucraniana, ¿por qué no iban a escribir sobre la visita de Sean Penn a Venezuela, por ejemplo?

Por lo pronto, al momento de escribir estas líneas, sólo se ha publicado un documento originado en la embajada estadounidense en Caracas. El cable describe la problemática de la salud en Venezuela. No es nada nuevo, pero sorprende la coincidencia con la exhibición de La Hora Cero, de Diego Velasco, un film que trata la misma temática —otro buen ejemplo de sincronía.

Señores: compren sus cotufas y pónganse cómodos que apenas están pasando los trailers.

Streaming | Diez enlaces clave para entender el Cablegate

Publicada en

Amazon quiere leer tu guión, ver tus demos y producir tu película

Amazon Studios

Amazon Studios
Amazon Studios
Esto es grande señores. Puede que muchos no se hayan enterado y no haya repercutido en la red con la fuerza que merece. Quizás, el anuncio de Facebook Messages y de The Beatles en la iTunes le hayan restado atención. Pero es grande: Amazon incursiona en la producción cinematográfica.

Entra a escena Amazon Studios, un enorme proyecto del gigante de ventas online para producir películas. Pero no las películas de los consagrados de Hollywood, sino las pequeñas producciones de cineastas independientes y jóvenes que buscan hacer carrera en el mundo del cine.

Amazon quiere leer los guiones de aspirantes a guionistas y ver las películas de prueba (test movies, animatics) o demos de los aspirantes a cineastas de todo el mundo. Hay más de dos millones y medio de dólares en premios. Habrá concursos anuales y mensuales. Y nada más este mes, los premios ascienden a 140 mil dólares: 100 mil para la mejor película y dos premios de 20 mil dólares para sendos guiones. Y, si la película llegara a ser producida y estrenada en las salas de cine, el guionista o realizador original recibirá un bono de 200 mil dólares.

Si además, la película supera los 60 millones en recaudación, recibirá un nuevo bono de 400 mil dólares. Nada mal, ¿no? Para comenzar, Amazon ha firmado un acuerdo con Warner Bros. Pictures. La idea de Amazon es democratizar el proceso de producción cinematográfica, darle mayores oportunidades a los nuevos talentos y abaratar los costos de producción, sin dejar de hacer dinero, claro está. Los guiones y demos serán reseñados, criticados y revisados por los usuarios de Amazon, lo que en teoría garantiza un estrecho contacto con el público desde el principio del proceso de proceso de producción. Sí, todo el asunto tiene un cierto sabor de “filmmaking open source” y “crowdsourced production”. Sólo que con mucho dinero de por medio.

Pendientes entonces con esto.

Vía | Media Decoder | Amazon Studios | Twitter

Publicada en

El cine venezolano y las redes sociales, una relación exitosa [segunda parte]

taita_boves_thumb

Afiche de Cheila, una casa pa Maita
Afiche de Cheila, una casa pa' Maita, de Eduardo Barberena
Desde que escribí y publiqué ayer la primera parte de este artículo —un poco atropellado y desorganizado, despelucado, ustedes disculpen, pero es que a veces me gusta usar el blog como si fuera bloc de notas— sucedieron un par de cosas muy interesantes. O acaso una sola, no sé. Quizás, se trata de dos eventos aparentemente inconexos que obedecen al mismo principio. Al principio de la sincronicidad de Jung.

¿Que qué pasó?

Bueno, para empezar, después de redactar el artículo fui a la página de la BBC porque me interesaba leer y reseñar una nota sobre el narco cine en México. Y allí en BBC Mundo me topé con una noticia sobre los experimentos de dos investigadores para predecir el éxito de una película basándose en los datos de búsquedas de Google. Sí, sobre el mismo fenómeno que había descrito en mi post anterior, sólo que lo que yo veía como consecuencia —en pasado—, los investigadores lo veían en tiempo futuro. El nuevo estudio se parece al que reseñamos en abril pasado, sólo que en vez de usar los datos de Twitter para predecir el posible desempeño de un film en taquilla, usa los datos de buscadores de Internet. Y, como yo pude observar más o menos empíricamente en este blog, efectivamente existe una relación entre cine, internet y redes sociales, aunque no estoy seguro de qué cosa determina a la otra. Creo además que el cine venezolano no es la excepción.

El segundo ejemplo de sincronicidad vino de la mano de Inti Acevedo. A Inti, editor de Esquizopedia y colaborador de Alt1040, le pasó lo que a mí con el artículo de la BBC. Ayer cargó BlogaCine y descubrió que yo estaba pensando justo lo mismo que él. En el pasado Nokia Talk, donde por fin nos conocimos personalmente, habíamos comentado someramente la forma en la que algunos realizadores venezolanos estaban usando sin complejos las redes sociales para promover sus películas. Ahora compruebo que tanto a él como a mí el tema se nos quedó clavado en algún rincón oscuro del subconsciente y esta semana afloró. Hoy, Inti ha tomado el testigo cual corredor de relevo y publicó en Alt1040, un excelente artículo en el que analiza muchos de los aspectos que yo pensaba tocar en esta entrega (eso me pasa por dejar para hoy lo que debí escribir ayer). Ahora, que me ha ahorrado algo de trabajo, no me queda más que recomendar ampliamente la lectura de su post y yo puedo ir directamente al grano.

En su artículo, Inti comenta cómo hasta mediados de esta década, el monopolio de la opinión pública estuvo concentrado en pocos medios de difusión masiva. Hasta la irrupción de la Web 2.0. Casual o causalmente, esto coincidió con un cambio importante en nuestro cine.

Fue la suma de pequeños detalles. Primero, el principal ente financiero del cine en Venezuela, el Centro Nacional Autónomo de Cinematografía (CNAC) puso límites al proceso de realización de un film. Toda película financiada por el instituto debía terminarse en el plazo de un año (o poco más, con causas justificadas). En los años noventa y a comienzos de esta década, la producción de una película podía perpetuarse lo que parece una eternidad. Hubo y hay incluso películas que superan la década, estancadas en su proceso de postproducción, sin motivo aparente. Yo sospecho que la razón es económica: resultaba más rentable no terminar la película que estrenarla, pero eso es materia para un nuevo post. El resultado de la nueva política del CNAC, fue una mayor presencia de cine venezolano en nuestras pantallas. Hoy, por ejemplo, se está exhibiendo la bicoca de cinco cintas criollas y está a punto de estrenarse una sexta.

Luego, a mediados de década, el mismo instituto equilibró la relación entre el financiamiento de óperas primas y películas de veteranos, lo que propició la emergencia de una nueva generación de realizadores. Antes, apenas se financiaba una ópera prima por cada cuatro películas de veteranos. Los nuevos cineastas, con mayor o menor fortuna, están renovando nuestro lenguaje cinematográfico y expandiendo el horizonte temático y estético de nuestro cine.

La Villa del Cine
La Villa del Cine
Finalmente, en 2007, se creó la Villa del Cine, una poderosa productora estatal que comenzó a filmar y estrenar película tras película, contribuyendo así a mantener una presencia sostenida del cine criollo en nuestras pantallas.

De modo pues que cuando llegaron las redes sociales, el cine venezolano ya estaba allí.

Aunque aún seriamente lesionado por su leyenda negra (un cine de putas, policías y malandros que se oye mal). O, peor aún, como en el caso de las películas de la Villa del Cine o de Secuestro Express, de Jonathan Jakubowicz, la cinta venezolana más exitosa de la década, por un nuevo fenómeno: la polarización política. A pesar de la Web 2.0 y de la explosión de los blogs de cine.

No es pues exclusivamente la emergencia de la Web 2.0 lo que revirtió las tendencias de opinión pública negativas sobre nuestro cine, sino la llegada de un nuevo tipo de red social basada en la personalidad virtual, en la transparencia, la honestidad y en la comunicación directa, sin intermediarios.

A pesar de su sencillez, el uso de los blogs seguía siendo complicado para la gran mayoría de los internautas. El blog demanda además, tiempo y esfuerzo no remunerado (al menos, no de la manera tradicional) para mantenerse a flote. Como los tiburones, blog que se detiene, se hunde. Y en lo que al cine venezolano se refería, de alguna manera, el bloguero seguían siendo intermediaris entre las películas y su público. Por muy personal que sea la bitácora, reproduce la relación vertical de emisor-receptor (aunque en este caso, los receptores podían replicar y cuestionar al emisor. Y vaya si lo han hecho). Existe algún componente impersonal en esa relación.

María Fernanda León y Jean-Paul Leroux en Las Caras del Diablo
María Fernanda León y Jean-Paul Leroux en Las Caras del Diablo

Facebook y Twitter, en cambio, se basan en la construcción de una personalidad virtual y de relaciones online, donde no tiene mucho sentido ni cabida el anonimato. La relación que se establece entre sus usuarios es horizontal y, la mayoría de las veces, recíproca. Su uso es extremadamente sencillo y, lo más importante, elimina todo tipo de intermediarios. De allí, el secreto de su éxito.

Era lógico que cineastas, artistas, productores, exhibidores, críticos y distribuidores miraran como sumo interés el fenómeno. Ahora podían establecer con su público una comunicación franca y abierta, directa, personal. Ya no dependen exclusivamente de un gran medio o de un bloguero, para promocionar sus cintas o discutirlas con los espectadores. Podían ahorrarse el inmenso trabajo de llevar un blog. Ahora hablan directamente con su público, con la confianzuda actitud del “negocio atendido por su propio dueño”. El crítico, incluso, ha descendido de su pedestal, para convertirse en el pana, el amigo experto en un tema que conversa con sus otros panas. Nada más hay que ver el caso del jocosamente llamado “experimento fallido” de Sergio Monsalve, quien cada semana publica en su perfil de Facebook, un video con sus observaciones sobre las películas en cartelera.

En una red social basada en la transparencia, en la identidad virtual y las relaciones, hay poco lugar para el prejuicio, para la leyenda negra sobre nuestro cine y para la polarización política. Al menos, no sin un buen debate, sin una buena pelea virtual. En esos casos, muchas veces sucede como con aquel pesado que nos caía pésimo hasta que le conocimos y descubrimos otra persona.

Los espectadores, progresivamente, descubrieron que el cine venezolano acaso no era tal y como lo pintaban. Que algunas veces es mejor y hasta más simpático; y que otras no. Que a veces puede ser peor. Pero, en uno u otro sentido, la experiencia sigue siendo personal y directa.

Finalmente, la cita que siempre cito.

Hace 40 años, el realizador francés François Truffaut profetizó que las películas del futuro serían tan íntimas como un diario, como una confesión o una autobiografía y que su número de espectadores sería proporcional a la cantidad de amigos del realizador. Ya saben por dónde voy… Hoy, las nuevas tecnologías digitales ciertamente nos permiten hacer películas tan íntimas como si fueran nuestro diario, en video de alta definición y sonido envolvente. Y esas películas tienen hoy tanto público como amigos tenemos en nuestro perfil de Facebook, seguidores en Twitter y subscritores en nuestro blog.

Publicada en

El cine venezolano y las redes sociales, una relación exitosa [primera parte]

Póster de la película Habana Eva

Hermano Pelicula Venezolana de Marcel Rasquin
Hermano, de Marcel Rasquin
En todos los años que llevo escribiendo este blog, no había sucedido.

Desde hace tiempo he venido notando cómo existe cierta correspondencia entre la lista de artículos más leídos y la taquilla o asistencia de una película venezolana. Usualmente, la semana que antecede y la posterior al estreno de una cinta venezolana, los posts que he escrito y publicado sobre la película en cuestión, comienzan a ubicarse entre los más leídos. Incluso, me atrevería a afirmar que la curva estadísticas de vistas de página de un artículo sobre una película venezolana, coincide más o menos con su desempeño en taquilla. Procuraré algunos datos de taquilla esta semana, para hacer la prueba.

La suposición no es del todo descabellada. El 70 por ciento de las vistas de tales artículos vienen desde Google. Es decir, algún usuario googleó el título de la película y el post de BlogaCine apareció entre los primeros resultados. Y debemos suponer que si alguien googlea buscando información sobre tal o cual película, es porque le interesa, porque le ha llamado la atención como para obligarlo a acudir a Google.

La lista de los artículos más leídos de esta página se renueva semanalmente. Es decir, cada siete días se eliminan automáticamente los posts que menos lecturas registran. Por eso, hasta ahora, son raros los artículos que permanecían más allá de un mes en la lista. Menos aún si tenían que ver con una película venezolana determinada, cuyo promedio en pantalla es de quince dís.

Hay artículos que todos los días tienen cientos y hasta miles de vistas, pero que no aparecen en la lista. Por ejemplo, las galerías fotográficas de Megan Fox, Jessica Alba y, la más vista de la historia de esta humilde página, la de Liz Gallardo. O el chiste del Día de los Inocentes sobre las escenas más ardientes del cine venezolano (sí, aún hoy siguen cayendo por inocentes y dejando mensajes insultantes en Youtube). He configurado el programa para que no muestre esos post específicos y le dé oportunidad a lecturas verdaderas (y productivas).

Pero hay otros posts exitosos que no tienen que ver con muchachas ligeras de vestimenta (o, para usar la búsqueda de Google que todos los días atrae a cientos de visitantes a BlogaCine: “mujeres sin ropa”). Está el artículo sobre las mutaciones de físicas de Michael Jackson, las instrucciones para hacer un estabilizador de cámara casero o cómo escribir un guión de cine (que no es más que un enlace a la página del guionista y script doctor venezolano, Frank Baiz).

Volviendo al tema, decía al comienzo de este artículo que nunca había pasado que todos los posts que aparecen en la lista de los más leídos estén relacionados con películas venezolanas. Y este año ha sido más o menos una constate desde que se estrenara SubHysteria, de Leonard Zelig.

Todo lo anterior viene a cuento porque ayer rebotaba en varios medios la noticia de que el cine venezolano se reencontraba con su público este año, entre otras cosas porque la taquilla ha sido superior a la del 2009. En realidad, yo creo que más que con su público, nuestro cine se ha reencontrado con los grandes medios de difusión masiva y comienza a vencer el viejo prejuicio contra nuestra películas. La leyenda negra sobre el cine venezolano que en los años noventa pasó de ser un decir popular a una tendencia informativa, cede terreno ante el empuje y la contundencia de las redes sociales y la mensajería instantánea.

La tendencia informativa negativa comenzó a revertirse a mediados de década con el advenimiento de la llamada Web 2.0, que permitió el surgimiento de nuevas formas de comunicación y propició la erosión de los grandes medios de difusión masiva como formadores de opinión. No obstante, de alguna manera la Web 2.0, si bien afectó el poder los medios tradicionales, por otro lado permitió el surgimiento de nuevos forjadores de tendencias de opinión pública. Más pequeños o modestos, pero intermediarios entre el público y su cine al fin. Verbigracia, los blogs sobre cine.

Lo que sucede ahora es muy diferente. Pero eso será para mañana, Dios mediante, porque ya tengo que ponerme a trabajar…

Actualización: ya está publicada la segunda entrega.

Publicada en

Ken Loach sube sus películas a Youtube

Ken Loach

Ken Loach en Youtube
Ken Loach en Youtube
El veterano realizador británico Ken Loach, nombre clave en la cinematografía mundial, tiene un canal en Youtube en el que ha subido parte de su filmografía: The Films of Director Ken Loach.

Lo mejor de todo es que las películas se pueden ver sin pagar un penique. una muy interesante iniciativa que parece presagiar hacia dónde van los tiros en lo que se refiere al futuro de la distribución y exhibición del cine.

Desafortunadamente, algunos de los títulos fundamentales de su obra han sido retirados del canal a pedido de los dueños de los derechos de distribución y exhibición en determinados países. No obstante, el realizador asegura en un mensaje que ya está tratando de solucionar esos inconveniente.

Pero todavía se pueden ver Land and Freedom, Cathy Come Home o The Gamekeeper, entre otros.

Vía | Intermediarte

Publicada en

Blogdanovich, el nuevo blog de Peter Bogdanovich

Peter Bogdanovich

Peter Bogdanovich
Peter Bogdanovich
Pues sí, Peter Bogdanovich se ha unido a la blogósfera con un blog alojado en IndieWire.

Bogdanovich es director, actor y escritor. Es el autor de cintas de culto como Nickelodeon, The Last Picture Show o Paper Moon (tan sólo por nombrar tres de sus clásicos de los 70).

Su filmografía como actor también es extensa, pero acaso ustedes puedan recordarlo como el Dr. Elliot Kupferberg, psiquiatra de la psiquiatra de Tony Soprano, en Los Sopranos. Finalmente, es el autor de una extensa entrevista a nada menos y nada más que a Orson Welles, un libro prácticamente de texto, de cabecera, imprescindible para todo aquel interesado en el cine.

Acerca de su nueva aventura, Bogdanovich comenta:

Un par de personas me sugirió escribir un blog sobre viejas películas. Yo no tenía ni idea de lo que era un blog. ¿Una burbuja (“blob”)? ¡No, un blog! Eventualmente fui guiado al mundo informático del siglo XXI. Y encontré que es una forma de comunicarme con ustedes muy agradable y personal, en la que si estás interesado en ver la película que estoy recomendando, tú puedes prácticamente pulsar un par de botones y verla, o al menos, en un día o dos. Y lo mismo vale para los libros que trataré de convencerte que leas. Se siente más como una experiencia íntima de uno a uno —aquí estoy, en tu computadora privada, hablándote…

Esperemos que lo mantenga lo suficiente. Pero por si acaso, vayan añadiéndolo a sus marcadores.

Vía | El diario de Satán

Publicada en

#NokiaTalk: BlogaCine es parte de Veneblogs, la red publicitaria de blogs venezolanos

BlogaCine | Blog Venezolano sobre Cine

BlogaCine | Blog Venezolano sobre Cine
La estrella blanquinegra, logo de esta página
Si están asistiendo al #NokiaTalk, de seguro ya lo sabrán. La gente de 2punto1, es decir, Hugo Londoño, Guillermo Amador e Inti Acevedo (¿o es SanDiego?), han creado la red publicitaria de Venezuela, Veneblogs. Y nos han invitado a participar.

¿En qué consiste el asunto?

Nuestra pasión son los blogs y generar contenido de calidad desde Venezuela. Conocemos los blogs de nuestro país desde su esqueleto. Queremos publicar anuncios realmente magnífcos al lado del mejor contenido generado por venezolanos en Internet.

Esta es una red publicitaria creada desde la pasión y el conocimiento profundo de los blogs como herramientas de publicación y comunicación. No somos una red tradicional. Nuestro enfoque principal es publicar a los mejores anunciantes de Venezuela en los mejores blogs del país. Permitiendo la creación de campañas innovadoras, ágiles y llenas de entusiasmo. Cada blog de nuestra red ha sido seleccionado por su gran calidad de artículos e información, cantidad de visitas, excelencia en el diseño e influencia. De hecho, aunque servimos más de 2 millones de impresiones al mes, anunciar en Veneblogs tiene que ver más con influencia que con números, permitiendote llegar a un target específico de venezolanos interesados en el cine, la tecnología, las nuevas tendencias y muy bien informado, que tienen muchas ganas de comprar productos de vanguardia.

Bueno, ya sabes dónde poner el anuncio de tu película de bajo presupuesto, ultraviolenta, gore y sexy que ningún medio tradicional se atreve a publicar. ¡Claro que en Veneblogs!

Publicada en

En el #NokiaTalk, Venezuela

#NokiaTalk

#NokiaTalk
#NokiaTalk
Este martes 31 de agosto (2010) estaremos asistiendo —como espectadores, valga aclarar— al Nokia Talk, edición Venezuela. Se trata de “un encuentro colaborativo entre periodistas, blogueros, desarrolladores y activistas digitales”. Con anterioridad, el encuentro se ha realizado en Miami y Bogotá.

Acerca del evento, dice la nota de prensa de HAZ Comunicaciones:

En (…) Caracas se presentará contenido de innovación que generará valor a los activistas digitales locales. Se mantendrá la dinámica colaborativa de las ediciones de Miami y Bogotá, donde los participantes pueden crear y debatir sobre los medios sociales en la región. Se tocarán temas como el crecimiento de la Plataforma Ovi, el desarrollo de aplicaciones y experiencias de mejores prácticas en la evolución de las redes sociales en el país.

La conferencia contará con la presencia de alrededor de 70 especialistas en la Web 2.0. Entre los presentadores de Nokia estarán Gastón Guarrochena, hablando acerca de la situación de los Servicios en América Latina; Saulo Passos, de Social Media y Jorge Lizarazu, de Ovi AppWizard.

Además estarán reconocidos blogueros y tuiteros venezolanos como Hugo Londoño del blog Con-Café, Guillermo Amador de El Modulor, el Chef Pocho Garcés, el compositor y cantante Víctor Escalona y los ingenieros creadores de @Hoyquehay en Twitter, hablando de iniciativas exitosas en redes sociales. También estará la periodista Mirelis Tovar contando sus experiencias de periodismo en Twitter.

Podrán seguir todas las incidencias del evento a través del hastag de Twitter, #NokiaTalk.