¿Se puede editar profesionalmente con iMovie en el iPad 2?

iMovie en el iPad 2, ¿sólo para aficionados?

iMovie en el iPad 2, ¿sólo para aficionados?

Sí, es la pregunta que más de un editor, de un director o más de un postproductor se debe estar haciendo desde que Apple presentara ayer la nueva versión de su popular iPad. Al menos, fue la primera pregunta que yo me hice al ver el nuevo iMovie en acción.

Pero, al parecer, la respuesta es no. No, al menos, un trabajo profesional. Esto, según el reporte del famoso bloguero y experto en gadgets, Robert Scoble:

El nuevo Garageband y iMovie son realmente chéveres; no obstante, el iMovie no pudo importar (video) directamente de mi Canon 5D Mark II. De modo que no es una herramienta profesional. Está diseñada para la gente que tiene un iPhone 4 y quiera trabajar ese video; o trabajar con el video de las cámaras del propio iPad —que son cámaras con muy buena calidad—, cargarlo en iMovie y editarlo allí. Yo pudiera degradar mis videos (tienen que ser videos a 720p y mi Canon filma a 1080p) y además (el iPad) exige videos compatibles con el codec H.264. No es una herramienta para el usuario profesional.

Bueno, dicho sea de paso, también está el asunto del almacenamiento. El modelo de menor costo, apenas tiene cabida para 16Gb, que el equivalente a una de las tarjetas que suelo usar en mi cámara, o el equivalente a 44 minutos de video 1080p. Los modelos siguientes vienen con capacidades de 32 y 64Gb, así que tampoco es mucho el material que uno puede guardar allí.

De modo pues que el popular y deseado dispositivo portátil de Apple sigue siendo bueno para consumir contenido, pero no para producir. A menos que sean cosas muy puntuales, como un guión. O quizás, esto cambie cuando aparezca en la tienda iTunes, alguna aplicación de edición no lineal, profesional o semi profesional, que llene el nicho que iMovie ha dejado vacío. Por otro lado, sólo espero que el nuevo Final Cut Pro, que algunos han probado y que, aseguran, es realmente increíble, permita usar el iPad 2 como una interfaz táctil para editar como en los viejos tiempos.

Apple iMovie 09, aún sin timeline

El nuevo Apple iMovie 09 de iLife

Y lo volvieron a hacer.

Hace poco más de una década, iMovie, el software de edición no lineal, gratuito y casero de Apple, fue una de las herramientas que encendieron la mecha de la revolución del cine digital. Aunque básico y limitado, no impidió que se convirtiera en una de las herramientas más populares de edición. Hubo incluso quien lo usara para editar un largometraje completo. Por ejemplo, Jonathan Caouette, autor del ensayo autobiográfico Tarnation.

Pero en 2006, o 2007, ya no recuerdo bien, con el advenimiento de ese fenómeno llamado YouTube, los desarrolladores de Apple lo reescribieron por completo. La idea era hacer de iMovie una herramienta para videoaficionados y usuarios de YouTube. Y, por alguna razón desconocida (y desconcertante), decidieron eliminar el timeline.

Desde entonces, no hubo manera de usarlo.

Como decía Tarkovski, la materia prima del cine es el tiempo. La edición no es más que la manipulación del tiempo cinematográfico para alcanzar un determinado efecto dramático, narrativo o estético. De allí el tan necesario concepto de una línea de tiempo continua, o timeline, en la edición no lineal: el lienzo donde se manipula el tiempo. En inglés, picture es pintura, pero también película.

Una aplicación de edición no lineal no tiene mucho sentido sin un timeline. Y eso es, precisamente, de lo que carece iMovie.

Ayer fue la última Keynote de Apple en la MacWorld. Fue además, una presentación sin Steve Jobs. En lugar del evangelista de Apple estuvo Philip Schiller, gerente de mercadeo de la compañía de la manzana. Muchos se esperaban algo especial. Cuando Schiller comenzó a hablar de iMovie, tuve la esperanza de que le hubieran devuelto el timeline.

Pero no. Aunque el software tiene sus mejoras con respecto a su versión anterior, el timeline al parecer no es una de ellas. En todo caso, el timeline tal y como lo conocemos. Según puede apreciarse en el demo del software, el nuevo timeline es una línea discontinua, o varias filas ordenadas unas debajo de las otras.

Como en la versión anterior, en el nuevo iMovie se le da más importancia a la biblioteca de video que al timeline, lo contrario de casi o todas las aplicaciones de edición no lineal o de composición gráfica. Da la impresión de ser un software de edición diseñado con la misma idea de una aplicación para catalogar y procesar fotografías, tipo iPhoto o Aperture.

La interface pareciera tener también un montón de comandos escondidos y menús emergentes. Incluso, la pista de audio está oculta. No sé si todo esto sea del todo funcional. Supongo que la única manera de saberlo es probar el software. Espero hacerlo pronto.

iMovie es parte de la suite de Apple, iLife.

¿Bye, bye, iMovie?

De vez en cuando, Apple deja boquiabiertos, confundidos y rabiando a muchos de sus usuarios al actualizar alguno de sus productos. Ha pasado en más de una ocasión con su inmensamente popular reproductor de música iPod. Ha sucedido con alguna de sus aplicaciones profesionales.

Y esta vez le ha tocado el turno al venerable iMovie, su sistema de edición no lineal para principiantes.

La nueva versión, la iMovie ’08 es una nueva aplicación. Por completo. Funciona más como el iPhoto que como la anterior iMovie 06. Es decir, es más un organizador que un editor. Es al video casero, lo que el iPhoto a la fotografía digital para aficionados.

iMovie ’08 ha perdido su timeline (y sus pistas de audio), su capacidad para hacer capítulos exportables al iDVD o, simplemente, para exportar de vuelta a una cámara, el video ya editado. También ha dejado en el camino el uso de plantillas prestablecidas y plug ins. Y al digitalizar un video, esta nueva versión reduce la resolución del material al capturar tan un sólo campo de la imagen. Sin lugar a dudas, Jonathan Caouette se las habría visto negras de haber querido editar Tarnation en iMovie 08.

Resulta que lo que a primera vista pareciera un total sinsentido, no lo es tanto cuando se toma en cuenta el auge del video en la web. Pues iMovie ’08 ha sido concebido para satisfacer la demanda de un sistema de edición de sencillo uso para editar videos cortos, cuyo destino es YouTube y similares: con esta versión, bastarían tres o cuatro clicks para subir tu video a la web.

Pero no por esta razón, ha cesado la controversia. Unlocking iMovie ’08 es una página dedicada a recopilar información sobre las maneras de “engañar” la nueva aplicación. También es un buen lugar para dejar quejas y reclamos. Por otro lado, MacWorld ha publicado su debida reseña sobre iMovie ’08. ¿Su conclusión? Que se trata de una buena herramienta para el video en la web, pero los usuarios con mayores necesidades deberán seguir usando la versión ’06.

Afortunadamente, al instalar el nuevo iMovie, el instalador se cuida de no borrar la versión anterior. ¿Acaso un indicio de que la gente de Apple sabía que despertaría la ira de sus usuarios?