Publicada en

Carlos, de Olivier Assayas, por fin se estrena en Venezuela

Edgar Ramírez
Edgar Ramírez como Ilich Ramírez, Carlos
La larga espera de los espectadores venezolanos toca a su fin: se estrena en nuestro país Carlos, el film que pusiera el nombre del actor criollo Edgar Ramírez en el panorama cinematográfico mundial.

Dirigido por Olivier Assayas, en principio como serie de TV y luego como largometraje, Carlos relata el origen, auge y caída de uno de los terroristas más (tristemente) célebres de la historia del siglo XX: el venezolano Ilich “Carlos” Ramírez Sánchez.

Explica la sinopsis oficial del film:

Ilich Ramírez Sánchez, “Carlos”, durante dos décadas fue uno de los terroristas más buscados del planeta. Entre 1974, en Londres, donde intentó asesinar a un hombre de negocios judío, y 1994, en que fue arrestado en Jartum, vivió varias vidas bajo varios seudónimos siguiendo su camino a través de las complejidades de la política internacional de la época. ¿Quién era Carlos? ¿Cómo se las arregló para mantener unidas sus variadas personalidades? ¿Quién era antes de comprometerse en cuerpo y alma en una lucha interminable?

Carlos protagonizó la historia del terrorismo internacional de las décadas de 1970 y 1980, desde el activismo propalestino hasta el Ejército Rojo Japonés. Figura al mismo tiempo de la extrema izquierda y mercenario oportunista a sueldo de los servicios secretos de potencias de Oriente Próximo, formó su propia organización, instalada al otro lado del telón de acero y que estuvo activa durante los últimos años de la Guerra Fría.

La película está protagonizada por Edgar Ramírez, Alexander Scheer, Nora Von Waldstatten, Ahmad Kaabour, Christoph Bach, entre otros.

Publicada en

Al César lo que es de Edgar (Ramírez, actor revelación en Francia)

Edgar Ramírez besa el triunfo
Edgar Ramírez besa el triunfo

A estas alturas, ya muchos de ustedes lo saben: nuestro compatriota venezolano Edgar Ramírez, ha ganado el premio César al actor revelación en Francia. Los premios César son el equivalente francés al premio Oscar. Los otros nominados eran Arthur Dupont (Bus Palladium), Grégoire Leprince-Ringuet, (La Princesse De Montpensier), Pio Marmaï, (D’Amour Et D’Eau Fraîche) y Raphaël Personnaz, (La Princesse De Montpensier).

Ramírez fue reconocido por su interpretación del terrorista venezolano Illich Ramírez, en Carlos, una teleserie y un largometraje cinematográfico dirigido por Oliver Assayas. Según cuenta los despachos noticiosos, el actor venezolano leyó su discurso de agradecimiento directamente de su teléfono inteligente.

Vía | El Universal

Publicada en

Ganadores de los Golden Globes Awards 2011, casi casi… (actualizado)

Edgar Ramírez, Olivier Assayas

Carlos se impone en los Golden Globes
Carlos se impone en los Golden Globes
Atención: actualización importante al final de la nota

Después de seguir un rato anoche la transmisión de los Golden Gobles Awards 2011, me quedó la certidumbre de que quizás en un futuro no muy lejano, estos premios desbanquen a los Oscars y los Emmy como los premios cinematográficos y televisivos más importantes de la industria audiovisual estadounidense. Por su doble vertiente, que conjuga cine y televisión, drama y comedia, series, miniseries y películas para cine ambos medios, los Golden Globes tienden a ser el puente ideal entre formatos, géneros y medios. Y esto, en un panorama determinado por la migración de talento entre el cine y la TV —jóvenes que van de la pantalla chica a la gran pantalla, veteranos que vienen de vuelta de la gran pantalla a la chica—, y donde las fronteras entre formato y género tienden a difuminarse.

Piénsese, por ejemplo, en el caso de un talento emergente como Edgar Ramírez, midiéndose con un consagrado como Al Pacino, por su trabajo en una miniserie que ha sido estrenada, en su versión original de 5 horas, como un largometraje en el Festival de Cannes. Un trabajo destinado a la televisión que, por su excelencia, merece su estreno en el festival de cine más importante del mundo. Y acaso sea su carácter heterogéneo lo que precisamente le valió el premio. Carlos, la miniserie, le ganó a series producidas por el gigante HBO, uhna de las cadenas más innovadoras en el formato. Y aunque los venezolanos tuvimos la suerte de ver a un compatriota compartir el escenario con los grandes de la escena cinematográfica mundial, un verdadero logro para Edgar Ramírez, igual lamentamos que el protagonista de Carlito’s Ways, Al Pacino, le haya arrebatado su Globo de Oro al protagonista de Carlos.

De resto, acaso no hubo muchas sorpresas anoche. The Social Network resultó la protagonista en la categoría dedicada al cine y al teleserie Glee, en la categoría de TV.

A continuación, la lista completa de ganadores:

Cine

  • Película, drama: ”The Social Network”.
  • Película, musical o comedia: ”The Kids Are All Right”.
  • Película extranjera: ”H‘vnen” (Dinamarca) .
  • Director: David Fincher, ”The Social Network”.
  • Actor, drama: Colin Firth, ”The King’s Speech”.
  • Actriz, drama: Natalie Portman, ”Black Swan”.
  • Actor, musical o comedia: Paul Giamatti, ”Barney’s Version”.
  • Actriz, musical o comedia: Annette Bening, ”The Kids Are All Right”.
  • Actor de reparto: Christian Bale, ”The Fighter”.
  • Actriz de reparto: Melissa Leo, ”The Fighter”.
  • Película animada: ”Toy Story 3”.
  • Guión: Aaron Sorkin, ”The Social Network”.
  • Música original: Trent Reznor, Atticus Ross, ”The Social Network”.
  • Canción: ”You Haven’t Seen The Last of Me” (compuesta por Diane Warren) , de ”Burlesque”.

Televisión

  • Serie, drama: ”Boardwalk Empire”, HBO.
  • Actor, drama: Steve Buscemi, ”Boardwalk Empire”.
  • Actriz, drama: Katey Sagal, ”Sons of Anarchy”.
  • Serie, musical o comedia: ”Glee”, Fox.
  • Actor, musical o comedia: Jim Parsons, ”The Big Bang Theory”.
  • Actriz, musical o comedia: Laura Linney, ”The Big C”.
  • Miniserie o película: ”Carlos”, Sundance Channel.
  • Actriz, miniserie o película: Claire Danes, ”Temple Grandin”.
  • Actor, miniserie o película: Al Pacino, ”You Don’t Know Jack”.
  • Actriz de reparto, serie, miniserie o película: Jane Lynch, ”Glee”.
  • Actor de reparto, serie, miniserie: Chris Colfer, ”Glee”.

Actualización: aprovechamos la oportunidad para aclarar que no somos los autores de la crítica sobre Carlos, publicada meses atrás. El verdadero autor es Vicente Ulive, quien en ese momento nos envió su nota a nuestra consideración y que publicamos como blogger invitado.

Publicada en

El actor venezolano Edgar Ramírez ha sido nominado al Globo de Oro

Edgar Ramírez, como Carlos
Edgar Ramírez, como Carlos
Edgar Ramírez, como Carlos, nominado a los Globo de Oro

La nominación de Edgar Ramírez, por su papel en Carlos, el telefilm/teleserie de Olivier Assayas sobre la vida del terrorista venezolano Ilich “Carlos” Ramírez, acaba de ser anunciada por la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood (HFPA). La noticia tiene ardiendo a las redes sociales en Venezuela y constituye el broche de oro para un año signado por la reconciliación del público venezolano con su cine.

Edgar Ramírez competirá contra Idris Elba, de Luther; Al Pacino, de You Don’t Jack; Dennis Quaid, de The Special Relationship y Ian McShane, de Pillars of the Earth.

Los Globos de Oro, por otra parte, tendrán en su edición del 2011, un marcado sabor latino. Aparte del venezolano Edgar Ramírez y el telefilm de Assayas —también nominado al premio de mejor película o serie para la televisión—; además ha sido nominada la película más reciente del mexicano Alejandro González Iñárritu, Biutiful, como mejor cinta extranjera; y la colombiana Sofía Vergara, por su trabajo como Gloria Delgado Pitchett en el hilarante sitcom Modern Family, en la categoría de actriz de reparto.

La ceremonia de entrega tendrá lugar el 16 de enero en el hotel Beverly Hilton de Los Ángeles, en California.

Golden Globes Awards 2011 | Lista completa de nominaciones

Publicada en

Carlos, de Olivier Assayas, una reseña

Edgar Ramírez

Póster de Carlos de Olivier Assayas
Póster de Carlos, de Olivier Assayas
Vicente Ulive-Schnell es venezolano, escritor y cineasta, y reside en París. Ya ha visto Carlos, de Olivier Assayas, la biografía cinematográfica y televisiva (sí, seguimos con el tema de las teleseries) de Ilich Ramírez, mejor conocido internacionalmente como Carlos. A continuación, su reseña sobre el filme:

“Carlos” de Olivier Assayas: un “superfilm”, de guerrillero a mercenario

Una de las películas más esperadas en Francia este año es sin duda la cinta de Olivier Assayas, “Carlos”, que intenta dar vida a la historia del terrorista venezolano. Dirigida por el respetado y discreto cineasta galo que ha producido algunas joyas recientes como “Clean” (2004) y “Boarding Gate” (2007) y protagonizada por el venezolano Edgar Ramírez, “Carlos” fue precedida de una agresiva campaña publicitaria que seguramente dará los resultados esperados en taquilla.

Ahora bien, a pesar de todos los aspectos positivos que podemos encontrar en la película, el trabajo de Assayas peca de los mismos errores de muchos biopics recientes: la pérdida de la línea narrativa dentro de la vida de un personaje tan fascinante y contradictorio que el propio director parece querer filmar hasta el más mínimo detalle. Error de edición o cameraman gatillo alegre, “Carlos” se presenta como una serie de televisión y/o una película de 3 horas. Esto estaría bien si fuese la primera vez en años que se le ofrece al espectador esta propuesta, pero después del “Ché” de Soderberg, con sus dos partes y sus “proyecciones especiales” en ciertos teatros de las más de cinco horas seguidas, se hubiese esperado que Assayas pensara mejor cómo presentar su trabajo.

El propio Assayas describe el proyecto como un “superfilm”, una película que no se adscribe al formato televisivo o cinematográfico sino que “cuestiona las fronteras del cine” (revista Trois, mayo de 2010). “Carlos” nace de una apuesta de Canal+ de dar rienda libre al director, lo cual le permitió imponer criterios imposibles dentro del cine convencional: rodar sin una estrella de renombre, en lengua extranjera y de duración excesiva.

Entonces, después de haber aclarado esto, vale la pena hablar de los méritos y las limitaciones de la cinta. Todos estos son un subproducto de la escogencia de rodar un “superfilm” de la parte de Assayas. Resulta que la película se balancea entre la estética y la narrativa del telefilm y el cine, a veces de manera violenta y forzada. Para empezar, el etalonaje de los colores y la escogencia de una imagen lavada/sobreexpuesta parece responder a las necesidades del telefilm más que al cine, por lo cual el espectador acostumbrado al ambiente sombrío desarrollado por Assayas en “Clean” se sorprenderá. Sin embargo, cuando la película flexiona sus músculos de superproducción cinematográfica, como en todas las reproducciones de las ciudades y países de la época: Damasco, Beirut, Argelia, París, etc., el resultado es totalmente convincente. Decenas de extras, automóviles de la época, cigarrillos; Assayas trabajó meticulosamente todos los detalles, lo cual se erige en uno de los puntos más favorables de la película.

Edgar Ramírez es Ilich Ramírez, 'Carlos'
Sin duda, la revelación de la película y su aspecto más glorioso se resume en dos palabras: Edgar Ramírez. Impresionante. Brutal. Crudo y creíble

Es por esto que el trabajo decepciona cuando vira furiosamente hacia las técnicas del telefilm en medio de una puesta en escena magistral. ¿Tiene otra explicación el hecho de que todas, absolutamente todas las transiciones entre escena y escena, se realicen con fundido a negro? Y me permito una digresión personal: ¿Puede haber algo más aburrido y poco creativo que el fundido a negro, seguido de un fade-in en la próxima escena? Esto responde evidentemente a una necesidad televisual, un cariñito a Canal+ para que puedan insertar propagandas donde mejor les plazca. Sin embargo, cuando el espectador asiste al cine espera ver algo más que una serie proyectada en la gran pantalla.

Este va-et-viens entre televisión y cine resulta catastrófico en otras partes de la película, sobre todo en lo que respecta a las decisiones de edición y ritmo. Si bien es cierto que las series televisivas se caracterizan por una aceleración de la trama, un apogeo y una resolución que nos conducirá hacia el capítulo siguiente, hacer esto en una película varias veces, parece ser una idea malísima, si tomamos “Carlos” como referencia. La cinta empieza de manera explosiva, imponiendo un ritmo frenético que nos mantiene pegados al asiento, de hecho, no ha pasado ni media hora de largometraje y ya estamos siguiendo a Carlos en el famoso secuestro a la OPEP. Acá veremos asesinatos, sangre, acción… Y luego pasaremos dos horas y media viendo a Carlos filosofar sobre el imperialismo, beber y comer, todo a ritmo de caracol escargot francés.

Sin embargo, se puede creer que estamos siendo demasiado injustos o severos con la película. Es verdad: personalmente, la ocasión desperdiciada me duele más que la película mala desde el principio. Porque “Carlos” tenía todo para ser una película memorable. “Carlos” podía haber sido la película del año. Han sido las pequeñas cosas, la idea estrafalaria de hacer un “superfilm”, la edición de serie de televisión, las transiciones dignas de 24 con Kiefer Sutherland, lo que opaca los elementos más geniales de la cinta.

Sin duda, la revelación de la película y su aspecto más glorioso se resume en dos palabras: Edgar Ramírez. Impresionante. Brutal. Crudo y creíble. Si no fuera por el trabajo del venezolano, esta cinta iría directo a la sección straight-to-DVD, de películas sin distribución. No digo esto como apologista de Ramírez, soy de los que, después de haberlo visto en 3 o 4 películas, todavía no lo había visto actuar. Ya fuese con su interpretación “no puedo creer que esté en esta película” de la serie Bourne, su caricatura malandra-risible a lo DJ 13 en Domino, o el peor Cyrano en la historia de la obra, admito que el nombre de Ramírez no me inspiraba para nada confianza (ni hablamos de cuando se le ocurrió hacer Venezzia).

En cambio, en “Carlos”, Edgar Ramírez *es* la película. Aparte de un trabajo físico remarcable que lo lleva a engordar, adelgazar y cambiar de apariencia a lo largo de su interpretación, el venezolano convence, se muestra carismático y nos lleva de la mano en la transformación del personaje de un “guerrillero” a un vulgar mercenario.

Este último aspecto es el otro gran logro positivo del trabajo de Assayas. El director francés se esfuerza en interrogar el ethos de su protagonista y nos conduce a través de su “lucha” contra la opresión mundial que desemboca, predeciblemente, en el mercenariato a favor de los intereses más retrógrados del planeta. Assayas logra seguir a su personaje en esta transformación, en gran parte debido a un gran reparto que nutre el discurso revolucionario de la época.

Es por todo esto que es lamentable que las cuestionables escogencias técnicas y estéticas hayan perturbado la historia. No es exagerado decir que cualquiera que vea la película encontrará, fácilmente, 20 minutos de sobra que se hubiesen podido eliminar en la edición para darle más fuerza a la narración. Es una lástima que, si comparamos el trabajo de Assayas con la excelente “Mesrine” de Jean-François Richet del año pasado, podemos entender lo que “Carlos” hubiese debido ser. Rodada directamente para el cine, la doble película con Vincent Cassel a la cabeza sigue la vida real del enemigo público número uno de Francia, quien se escudaba en un discurso anarquista. “Mesrine” se destaca porque Richet intenta construir y resaltar la interpretación de Cassel. Assayas, en cambio, parece haber hecho todo lo posible por estorbar el excelente trabajo de Ramírez.

En fin, dado el desierto cinematográfico actual, “Carlos” es una película altamente recomendable, insisto, gracias a Edgar Ramírez. Pero igual que el terrorista venezolano pasó su vida pensando en lo que pudo haber logrado, la cinta de Assayas, buena ma non tropo, nos hace extrañar lo que la película hubiese podido ser al simplemente ponerse de acuerdo sobre qué filmar: un telefilm o una película.

Vicente Ulive-Schnell.

Publicada en

Venezzia, a partir de hoy en los cines de Venezuela

Ruddy Rodríguez y Alfonso Herrera protagonizan Venezzia
Ruddy Rodríguez y Alfonso Herrera protagonizan Venezzia
Llevo años leyendo e investigando sobre la situación de Maracaibo y la industria petrolera en los días de la II Guerra Mundial, justo antes e inmediatamente después que el ataque japonés a Pearl Harbor llevara a los Estados Unidos a involucrarse en el conflicto. Se trata de un período histórico muy interesante y poco explorado de nuestra historia.

Pero un buen día viene un jurado del CNAC y me cuenta que acaba de leer un guión cuya trama transcurre en la misma época y tiene como telón de fondo el mismo hecho histórico…

Se trataba de Venezzia, ópera prima de Haik Gazarian, protagonizada por la venezolana Ruddy Rodríguez y Alfonso Herrera. Escrita a ocho manos por Jörg Hiller García; Edgar Ramírez; Alberto Arvelo y Valentina Rendón; se trata de una coproducción entre La Villa del Cine y Alter Producciones.

¿Qué va a pasar con mi proyecto ahora?

Pues seguirá inalterable. Desde un principio lo vi más como una novela que como una película. O acaso como una serie de televisión. O una telenovela. La situación política, ideológica, económica y social del momento era tan compleja, que sería muy difícil sintetizar en dos horas de proyección. De todas formas, todavía me queda un buen trecho de investigación por recorrer.

Sigue leyendo Venezzia, a partir de hoy en los cines de Venezuela

Publicada en

Alberto Arvelo y el problema del guión en el cine venezolano

Hace unas pocas semanas, la cinta venezolana Cyrano Fernández obtuvo los premios al Mejor Actor (Edgar Ramírez) y del Público, en el último Festival de Cine de Málaga, en España.

La gente del Centro Nacional Autónomo de Cinematografía, CNAC, no quiso dejar pasar la ocasión, y entrevistó a su director, el realizador merideño Alberto Arvelo. La entrevista apareció publicada en la miscelánea informativa que el instituto distribuye casi a diario, vía correo electrónico.

Entre las diversas cuestiones que aborda Arvelo, me llamó la atención su reflexión sobre la deficiencia del guión en el cine nacional, algo que no duda en calificar como uno de los mayores obstáculos para su pleno desarrollo:
Sigue leyendo Alberto Arvelo y el problema del guión en el cine venezolano

The Liberator [Blu-ray]


De nuevo: $13.99 USD En Stock

Publicada en

Cyrano Fernández, detras de cámaras

jessika-grau-cyrano.jpg

Estrenada el viernes pasado, Cyrano Fernández ha trepado pronto a los primeros lugares del ranking de recaudación de taquilla de la cartelera venezolana. Según RoRRo, insider del sector:

Cyrano arrancó (viernes y sábado) muy parecido a 13 segundos y Puras joyitas, películas con una cantidad de copias similar — y ambas alcanzaron más de 360.000 admitidos en su corrida…llévatela…”

A continuación encontrarán cinco capítulos del Detrás de Cámaras del filme. Además, en la página web de la película, podrán bajárselos en formato para Quicktime a una mayor resolución, y para su iPhone.
Sigue leyendo Cyrano Fernández, detras de cámaras

Publicada en

Cyrano Fernández, el estreno venezolano de hoy

jessika-grau-cyrano-edgar.jpg

Cyrano Fernández, el último filme de Alberto Arvelo, finalmente llega hoy a las salas de cine de Venezuela.

Y digo finalmente porque se trata de una de las películas nacionales más esperadas de este año. Y aunque desde hoy el público venezolano podrá asistir masivamente a los cines, unos cuantos privilegiados han podido verla ya. Como los habitantes del barrio San Miguel, en la caraqueña Cota 905, por ejemplo, quienes el pasado lunes disfrutaron de una multitudinaria proyección al aire libre, y a la que asistieron desde los protagonistas del filme (la llegada de Edgar Ramírez provocó un tumulto femenino que obligó detener la proyección momentáneamente) hasta personalidades de la cultura, vida política y farándula venezolana. Cómo lamento que compromisos de trabajo me impidieran asistir.
Sigue leyendo Cyrano Fernández, el estreno venezolano de hoy