Etiqueta: cine chileno

Christian y David Abarca, abarcando el territorio chileno

David & Joseph, rumbo al Sur

Cristian y David Abarca, abarcando el territorio chileno
Cristian y David Abarca, abarcando el territorio chileno

Comenzaron hace veinte años, distribuyendo y vendiendo videocassettes a domicilio. Hoy, es un nombre consolidado, que representa y distribuye las principales marcas tecnológicas internacionales. No obstante, David & Joseph se abre a nuevos horizontes, no sólo de negocios, sino también geográficos. David y Cristian Abarca, cabezas principales de la empresa, incursionan en el ámbito de la producción cinematográfica por medio del patrocinio de films, mientras ultiman detalles para abrir una sucursal en Santiago de Chile.

En el sitio oficial de la compañía se lee:

David and Joseph con el propósito de apoyar la industria de jóvenes directores en Venezuela, ofrece la posibilidad de patrocinio para la producción de proyectos de cortos o largos audiovisuales para cine y televisión, documentales y óperas primas. Los proyectos aprobados en co-producción pueden contar con cámaras FullHD, luces HMI /Fresnels o Leds, lentes Canon, sistemas de monturas para lentes de 35mm redrockmicro, filtros y demás accesorios requeridos para la producción.

Para evaluar el proyecto se requiere de sinopsis, registro de derechos, propuesta de dirección, locaciones, plan de rodaje, trailer o demo y curricula de los miembros principales del equipo técnico y actores.

Acaso, el más conspicuo de sus proyectos sea Paquete #3, ópera prima, largometraje de ficción del colega Alfredo Hueck.

¿Cómo y por qué esta tienda especializada en electrónica y suministros con una historia de 20 años a cuesta, ha pasado a convertirse en una suerte de productora de noveles directores y jóvenes promesas?

Cristian Abarca: Ahora que el cine venezolano está tomando impulso, queremos colaborar con nuevos talentos, con jóvenes que no tienen capacidad económica para adquirir equipos. Queremos poner nuestro grano de arena para el desarrollo del cine venezolano.

David Abarca:Y participar de alguna forma, desde luego. Más allá de que nuestro nombre aparezca en los créditos, queremos sentirnos parte de la película con la que colaboramos. Como en el caso de Alfredo (Hueck y Paquete# 3), por ejemplo.

Todo el proceso se ha ido dando de forma gradual, poco a poco, casi sin que se notara. David & Joseph comenzó vendiendo cintas (video cassettes) exclusivamente. Y si alguien se acercaba y no tenía el presupuesto para pagar el material bruto, se le donaba.

CA:Alfredo es un caso. Hace tiempo nos pidió que le donáramos un par de cintas de Beta Digital para uno de sus proyectos.

David aclara que es su empresa, David & Joseph, la que hacía el donativo y no los grandes consorcios que representan en Venezuela, como Sony, JVC, Canon, entre otros.

DA: Nosotros comenzamos pues ayudando con lo que teníamos, con lo que podíamos. Sucede que desde hace tres o cuatro años comenzamos a tener más hasta que nos dimos cuenta de que teníamos recursos suficientes para hacer una película. Entonces, ¿por qué no tener un kit de equipos para una producción y por qué no hacer una película? Así arrancamos.

Su primer proyecto grande fue Paquete# 3 de Hueck.

DA: Lo conocemos desde que estudiaba, hace más de 10 años. Y hemos participado en casi todos sus proyectos.

CA: Desde sus primeros trabajos. Incluso llegó a hacer un video para nosotros.

DA: De modo que ya existía una relación sólida cuando vino a plantearnos el proyecto. Dos meses antes de comenzar a rodar se reunió con nosotros. En principio fuimos muy claros. Le dijimos que podíamos ayudarlo con nuestros equipos, pero no con efectivo. Empezamos una serie de reuniones con los jefes de departamento y al final nos dieron las listas de requerimientos y allí evaluamos cuál la mejor manera de ayudarlo.

CA: Nos mostró su demo. Nos gustó. Y allí decidimos meternos en el proyecto.

No obstante, no se deciden por cualquier proyecto.

DA: Nos interesa apoyar proyectos ecológicos, ambientalistas y deportivos en lo que se refiere a documental. En ficción no tenemos ninguna línea definida. Pero sí nos interesan proyectos que destaquen los valores venezolanos.

David y Cristian provienen de una familia oriunda de Chile, de exiliados del golpe contra Allende. Y ahora planean un regreso a sus orígenes.

DA: Pronto abriremos nuestra primera sucursal fuera de Venezuela, en Santiago de Chile. El cine chileno está viviendo un auge similar al venezolano y consideramos que hay grandes posibilidades de expansión. Vamos allá con la misma idea que aplicamos en Venezuela: ayudar a los cineastas emergentes. En este sentido, nos hemos reunido con Sony Consumer en Chile para tener en nuestra tienda productos para el territorio chileno.
En Venezuela ya tenemos la representación para productos consumer de la misma marca.

Nuestra apertura es inminente.

Finalmente, David y Cristian abarcan explican que continuarán expandiendo el kit de equipos que destinarán a su paquete de ayuda para nuevos cineastas con cámaras más profesionales, de gama alta y más equipos.

DA: Nuestra idea es colaborar.
CA: Poner nuestro grano de arena.

Post Mortem, la política vista desde el abismo

Post Mortem, de Pablo Larrain
Post Mortem, de Pablo Larraín

Este fin de semana he visto Post Mortem, tercer film del chileno Pablo Larraín. Ese fin de semana también se conmemoraron 38 años del sangriento golpe de Estado que derrocó el gobierno socialista del presidente Salvador Allende. No obstante, no reparé en la coincidencia hasta sentarme a escribir estas líneas.

Como Tony Manero, su anterior obra, Post Mortem es un film descarnado, hipnótico, duro, difícil de ver. Protagonizado por un reprimido Alfredo Castro, quien encarna a un empleado de la medicatura forense de Santiago, tan taciturno como arribista y obsesivo; y Antonia Zegers, quien da vida a una desquiciada vedette, el film vivisecciona el conflicto entre lo individual y lo colectivo, entre lo personal y lo político, en los días previos y posteriores al golpe de Estado de Pinochet.

Es tambien el retrato del ascenso al poder de un personaje amoral y alienado y violento, que en el camino ha perdido de vista la humanidad. La propia y la de sus semejantes. Larraín hinca el escalpelo en el espinoso tema del compromiso político. En medio de un baño de sangre muestra cómo el compromiso es expresión muchas veces de frustraciones o mezquinas ambiciones. Es la media sonrisa de orgullo y satisfacción de Cornejo cuando el militar golpista le comunica que ahora es funcionario al servicio del ejército chileno.

Pero a veces la posición política es expresión del infantilismo o el delirio, como la alucinada descripción del Dr. Castillo del advenimiento del utópico Hombre Nuevo.

Post Mortem | Trailer

La película narra con frialdad y lucidez cómo en tiempos de conflictividad política se desatan los demonios personales, cómo los defensores de la democracia a veces no buscan otra cosa que satisfacer sus deseos de revancha, de venganza o ascenso social. O simplemente burocrático, como en el caso de Cornejo. También cuenta cómo en tiempos violentos, ni siquiera la ciencia tiene la última palabra pata juzgar la Historia: después de practicarle la autopsia al cadáver del presidente derrocado, Cornejo y Sandra discuten el diagnóstico. Para él, el presidente se suicidó. En cambio, ella opina que fue asesinado…

Post Mortem nos muestra cómo cuando se trata de conflictos políticos nunca hay respuestas claras, inequívocas. Que desde el tumulto, no se sabe cuál es el bando de los buenos y cuál el de los malos. Así lo ha explocido su realizador:

En Chile sigue habiendo un grupo disparatado de personas que piensa que Pinochet es fantástico, aunque el consenso dice ahora que las dictaduras ya no son bienvenidas. Pero eso no estaba tan claro entonces. Las imágenes del filme están en la onda de ese estado mental. Por eso su paisaje político es tan extraño, ambiguo y delirante.

Un hecho histórico así polariza fuertemente a la población. Aquél día la gente estaba muy confusa. Ahora sabes quién era el bueno y quién era el malo, pero entonces la información era muy desconcertante.

Un film notable, sin lugar a dudas.

Ha muerto el cineasta chileno Raúl Ruiz

Raúl Ruiz, creación, locura y escalofríos
Raúl Ruiz, creación, locura y escalofríos
Uno de autores del cine mundial más importantes, el chileno Raúl Ruiz, acaba de despedirse.

Tras de sí deja una larga, prolífica obra de más de 100 películas. Vanguardista, surrealista, autor en todo el sentido de la palabra, Ruiz no temía pasearse por los territorios del cine experimental, del cine de bajo presupuesto o del cine de gran producción y enormes presupuestos.

Su obra se pasea sin problemas por formatos, formas, géneros, países, temas y épocas. Era uno de los pocos cineastas a los que la influyente Cahiers du Cinema dedicó un número monográfico. Su figura, a estas alturas, había adquirido dimensiones de cineasta de culto. Tenía 70 años cuando perdió su batalla contra el cáncer que le fuera diagnosticado hace un año.

Rescato del archivo un post con fragmentos de su visión sobre el arte cinematográfico.

Raúl Ruiz: la creación como locura, como escalofrío

(…) Sobre el conjunto de su obra, Ruiz dice:

Los puentes se van volviendo más importantes que lo que conectan. Por ejemplo, siempre me ha gustado jugar con formas proyectadas, con sombras chinas. Así como un chico. Soy muy infantil para filmar. Y estas sombras chinas al principio eran eso, no más. Decorativas. Y poco a poco empezaron a adquirir una función hasta que se transformaron en una teoría. Y eso me ha pasado con muchas otras cosas. Invento un recurso. Y el recurso al final tiene un sentido.

No obstante, esto tiene su lado negativo:

Las películas casi por definición quedan inacabadas, porque se acaban en la próxima. O cuatro películas después.

Ruiz, quien también es profesor de cine, hace un balance de las nuevas generaciones de cineastas en formación.

Imagen de previsualización de YouTube

Para él, el saldo de la industrialización del cine, ese Santo Grial para tantas cinematografías emergentes, no ha sido del todo positivo:

Eso hace que las obras tengan que tener algo en común y parecerse, y los alumnos aprenden una técnica de fabricación, pero se les olvida la creación como locura, como escalofrío.

Además, para él, la influencia de la publicidad en el lenguaje cinematográfico de las nuevas generaciones ha sido nociva, lo que se nota en películas planas.

La gente tiende a focalizar y se aburre rápido, porque no hay información lateral, no hay situaciones suplementarias y por lo tanto no hay polisemia o polifonía. Las imágenes quieren decir una sola cosa. Eso está tomado de la publicidad.

Imagen de previsualización de YouTube

Buena parte de la voluminosa obra Ruiz está constituida por cine no narrativo. Esta otra entrevista explica que es posible hacer una película sin argumento.

Finalmente, sobre el cine digital, dice:

Yo preferiría seguir trabajando en cine, porque toda mi vida he hecho cine. Pero ya no hay películas que no se hagan en digital. Es inevitable el digital. El mundo va a estar lleno de salas digitales. Se va a proyectar por satélite. Ya pasa en Canadá, que hay un solo empleado en la sala. Abre la puerta, cobra los boletos, vende caramelos y bebidas, aprieta un botón y empieza la película. Después la gente se va y cierra.

Pero los problemas que plantea el digital son lo que, según Ruiz, lo hace más interesante.

Vuelve casi imposible el primer plano, porque se ven los poros, el maquillaje, cosas que a mí no me chocan, pero que extrañan. De repente tres primeros planos de la misma persona parecen tres personas distintas. La fotogenia, o sea aquello que hace distinguible a un personaje, hace implosión. Hay demasiada información. Es mejor usar planos de conjunto. Eso hace que haya que inventar un nuevo tipo de puesta en escena y que todos los elementos que están a la vista converjan o diverjan y jueguen entre ellos entre convergencia o divergencia. Y ese es un problema completamente nuevo.

Música Campesina de Alberto Fuguet, Música para el desarraigo [BAFICI 2011]

Música Campesina de Alberto Fuguet

Durante los próximos días estaremos publicando algunas reseñas y críticas de películas que nuestra amiga Patricia Kaiser nos está haciendo llegar desde el Bafici.

(Por Patricia Kaiser desde Buenos Aires) Hay muchas razones para largarse de su país. Y el amor puede ser una de ellas. ¿Pero hay tantas razones como para no volver? Encontrarse a uno mismo, puede ser una de ellas. Alejandro Tazo, como el té, está buscando la respuesta a esa pregunta.

Llegado a Estados Unidos por amor, al ser abandonado por una novia gringa, con la que vivió la típica luna de miel de una extranjera liada con un ciudadano chileno; Tazo decide instalarse en Nashville, para probar suerte y vivir la típica aventura de un extranjero descubriendo el mundo. Realmente Tazo, no tiene ni la menor idea de su itinerario ni de su futuro. Y sólo está claro en que está despechado por su novia, y en que no quiere volver a su país de origen, en el estado emocional en que se encuentra.

¿Pero qué hacer en Nashville? Al principio busca hospedajes baratos. Luego intenta conseguir trabajo, desde limpia baños en un hotel, pasando por plomero de segunda, hasta de vendedor en una tienda de música. Una de sus pasiones. La ciudad no se la pone fácil, entonces decide recorrer sus espacios, buscando respuestas a las mil preguntas que le rondan la cabeza. Y para ello usa su mayor talento: su encanto.

Música Campesina de Alberto Fuguet

La película tiene, de manera bastante extraña, la estructura de una road movie, podrías permitirnos el término de road city. Deambula por sus espacios, por sus bares, por su gente. Intenta mimetizarse con esa cultura que le es ajena, y a la que por momentos, odia o ama. Por lo que como todo filme de viajes, más que transformarse el entorno, que en este caso es siempre la misma ciudad; quien se transforma es el viajero.

Quiere ser aceptado por la sociedad, pero no le gusta esa sociedad. Transforma su cuerpo, su vestimenta, pero esta más bien lo delata, como la patética figura de alguien que busca desesperadamente aceptación (o quizá pasar desapercibido). Domina parcamente el inglés y se forza y estudia por mejorarlo; pero su cerebro está cansado y sólo le pide volver a su español natal. Realmente Tazo, está entre dos aguas. Simplemente sufre de desarraigo.

Un desarraigo que Fuguet nos muestra, en un par de excelentes monólogos que sostiene con una camarera y con los compañeros que le alquilan el sofá de la casa; y en los argos silencios y acciones que emprende Tazo en su viaje. Es por cómo se mueve Tazo en la ciudad, o en los lugares donde habita, que se nota la añoranza que Tazo tiene, quizá no por su vida pasada, sino por una vida que aún no ha descubierto cuál es.

Música Campesina de Alberto Fuguet

Los primeros 15 minutos de la peli, dan una excelente cuenta de ello. Sin diálogos, centrado en Tazo y las decisiones que toma, los gestos que nos muestra, la necesidad de transformar su primera morada en un hogar (como ordena sus artículos de aseo personal en el baño, es revelador). También da cuenta de la intención del director, la puesta en escena plateada. Largos planos, algunos de más de 3 minutos, largos silencios, y la poca movilidad de la cámara (pues realmente Tazo no se mueve hacia ningún lugar); nos dicen muchos más, que las (pocas) palabras que el prota y los personajes pasajeros con los que se topa.

Al final, Tazo descubre que su país, lo ha llevado consigo siempre, y en un bar de “Ven con tu guitarra y canta”, se declara chileno, y toca una canción de su país, en español, con la que define toda su vida, y también su meta. Como era de esperarse, las calles de Nashville lo esperan para otra noche de ronda.

Hay que celebrar en este filme, la excelente actuación de Pablo Cerda en el papel de Tazo. El hombre se tira la película al hombro, y la sostiene. También, como es obvio por el título escogido, la banda sonora y el diseño de audio, son excelentes. El tema principal, que cierra los créditos, es una melodía que no me será fácil olvidar.

Ficha Técnica:
Guión y Dirección: Alberto Fuguet; Fotografía: Ashley Zeigler; Edición: Sebastián Arraigada; Producción: Alberto Fuguet, Ted Fishcher, Sarah Childress, Mauricio Varela. Reparto: Pablo Cerda, James Cathcart, Cole Kinnear, Ezra Fitz, Karen Davidovich Whitehouse. 110 min. (Chile/EEUU, 2011)

Filmografía del director:
Velódromo (2010), 2 horas (2009, cortometraje), Se arrienda (2005) Las hormigas asesinas (2004, cortometraje).

A continuación pueden ver el trailer:

Baby Shower, cine chileno de terror

Baby Shower, cine chileno de terror [trailer]

Baby Shower, cine chileno de terror
Baby Shower, cine chileno de terror
El cine chileno sigue sorprendiéndonos con sus apuestas al cine de género. Antes hemos reseñado películas chilenas de artes marciales y hace poco se anunciaba una versión porno de la historia de los mineros chilenos. Ahora nos llega una noticia sobre una película de terror, Baby Shower, escrita y dirigida por el conocido libretista de TV, Pablo Illanes.

Illanes explica:

Son casi todas mujeres y creo que en esta película todas liberaron a la bestia, la bestia que llevan dentro. Se nota eso. Es una actuación más visceral. Esa es la sensación que me ha dejado la película después de haberla visto 144 veces.

Todos los que estábamos involucrados en el proyecto sabíamos que no iba a ser fácil. No era una película de living, de una cámara y gente conversando. Nada en contra de ese cine, que me encanta, pero esto en particular demanda más. Trabajar con efectos especiales siempre es complejo y trabajar con emociones más efectos especiales… Es una película sobre el resentimiento y la tensión post resentimiento. Y tiene mucho que ver con un universo femenino…

La historia, como su mismo título lo sugiere, gira en torno a la celebración de un baby shower —un rito completamente misterioso para quien escribe— y, por tal razón, tiene como protagonistas principales a personajes femeninos:

Cuatro ex compañeras de colegio celebran el embarazo de una de ellas. El lugar escogido para los festejos es una casa de campo ubicada a una hora de la ciudad. Ha pasado el tiempo desde la última vez que se vieron y una traición cometida recientemente amenaza con destruir la amistad que ha cultivado. La revelación de un macabro secreto y una serie de violentas muertes ocurridas en el sector amenazan con transformar este
baby shower en una pesadilla de la que costará mucho despertar…

Baby Shower está protagonizada por Ingrid Isensee, Patricia López, Claudia Burr y Francisca Merino. Se estrena en Chile en enero próximo.

Imagen de previsualización de YouTube
Post Mortem, de Pablo Larrain

Post Mortem, el golpe de estado de Pinochet visto desde una morgue [trailer]

Post Mortem, de Pablo Larrain
Post Mortem, de Pablo Larraín

La última cinta del realizador chileno Pablo Larraín, Post Mortem, fue la que acaso causó mayor impecto en el último festival de Venecia. Favorita para los premios, al término de su proyección, el público le prodigó una ovación de pie de seis largos minutos.

La trama del film transcurre en los días terribles del golpe de Estado contra Salvador Allende y tiene como protagonista a un empleado de una morgue, apolítico y alienado emocional, admirador de Fidel Castro que sin embargo apoya el golpe por conveniencia, y que está obsesionado con una cabaretera. El actor Alfredo Castro es el encargado de interpretar al taciturno y errático personaje.

Mario Cornejo trabaja en la morgue como el escribano a cargo de redactar los reportes de las autopsias realizadas por los doctores forenses. En los días que rodean el Golpe de Estado de 1973 se ve envuelto en una historia de amor con una bailarina del Bim Bam Bum.

Sobre Mario Cornejo, el personaje principal, Larraín ha dicho:

En lo cotidiano todos somos raros. Subimos a un taxi, se nos caen las monedas y no abrimos bien la puerta. La vida no es tan orgánica como el cine, pero cuando la representas tal cual es, la gente cree que lo que haces es raro. No duerme con gente que duerme con otra gente, cuando le preguntan si es católico responde que sólo cuando lo necesita y, finalmente, ayuda a un opositor superviviente que provoca el asesinato de la enfermera que le asiste.

Según he podido leer, la película retrata de forma espeluznante el desolador clima emocional que siguió al golpe de Estado.

En Chile sigue habiendo un grupo disparatado de personas que piensa que Pinochet es fantástico, aunque el consenso dice ahora que las dictaduras ya no son bienvenidas. Pero eso no estaba tan claro entonces. Las imágenes del filme están en la onda de ese estado mental. Por eso su paisaje político es tan extraño, ambiguo y delirante.

Un hecho histórico así polariza fuertemente a la población. Aquél día la gente estaba muy confusa. Ahora sabes quién era el bueno y quién era el malo, pero entonces la información era muy desconcertante.

Desde luego, hay que mencionar lo que todos los artículos y críticas destaca: la escena de la autopsia del presidente derrocado, Salvador Allende, quien se suicidó en medio del asalto militar al palacio presidencial de La Moneda. No cabe la menor duda de que secuencia provocará una que otra polémica en Chile, habida cuenta de que el suicidio del presidente sigue siendo un asunto controvertido, pues hay quienes prefieren pensar que fue asesinado.

Polémicas aparte, en declaraciones a la prensa, Larraín ha destacado la relación madura que mantiene Chile con su cine:

Chile es un país maduro. Después de 20 años de democracia puedes hacer una película como esta con dinero público. Es un gran lugar en el que vivir.

Post Mortem | Trailer

Post Mortem | Ficha técnica y artística

  • Director: Pablo Larraín
  • Productor: Juan de Dios Larraín
  • Guión: Pablo Larraín, Mateo Iribarren
  • Consultor de Guión: Eliseo Altunaga
  • Director de Fotografía: Sergio Armstrong
  • Directora de Arte: Polin Garbisu
  • Jefa de Producción: Ruth Orellana
  • Montajista: Andrea Chignoli
  • Diseño de Sonido: Miguel Hormazábal
  • Postproductor: Alejandro Atenas

Elenco Principal

  • Alfredo Castro (Mario)
  • Antonia Zegers (Nancy)
  • Jaime Vadell (Doctor Castillo)
  • Amparo Noguera (Sandra)
  • Marcelo Alonso (Víctor)
  • Marcial Tagle (Capitán Montes)

Post-Mortem y la “des-ideologización” del golpe de Pinochet

En una entrevista publicada por la agencia EFE, el realizador chileno Pablo Larraín habla de su última cinta, Post-Mortem, actualmente en competencia en Venecia. En la entrevista, Larraín cuenta que su cinta explora el golpe contra Allende desde una perspectiva que elude la ideología. Es, sin lugar a dudas, una cinta que dará de qué hablar, sobre todo porque presente una reconstrucción de la autopsia de Salvador Allende. No será la primera vez que Larraín, hijo de una dirigente de la derecha chilena y autor de la estupenda Tony Manero, se vea envuelto en una polémica.

Un lugar lejano, de Jose Ramon Novoa

El cine venezolano y las postulaciones al premio Oscar 2011, algunos apuntes (y una encuesta)

Un lugar lejano, de Jose Ramon Novoa
Un lugar lejano, de José Ramón Novoa, lejos del Oscar
Nuevamente la controversia rodea la selección de la película venezolana a ser postulada a los premios Oscars, aunque esta vez no ha alcanzado las dimensiones épicas de polémica del 2005, cuando Secuestro Express perdió ante 1888.

El detonante ha sido la exclusión de Un Lugar Lejano, de José Ramón Novoa, del proceso de selección. Un lugar… había participado el año pasado a pesar de que, según su director, no cumplía con algunas disposiciones de la Academia estadounidense relativas a la fecha de estreno. Novoa alega que debido a las irregularidades del año pasado, la exclusión de su película del proceso de este año es ilegítima y por tal motivo, elevará su protesta ante la academia estadounidense misma. En solidaridad con su marido, Elia Schneider retiró su película, Des-Autorizados.

La Nana Vs. Dawson Isla 10

Catalina Saavedra es La Nana
Catalina Saavedra es La Nana
Chile vivió el año pasado un episodio similar al de Venezuela en 2005. La controversia tuvo como protagonistas a La Nana, del joven realizador Sebastián Silva y Dawson Isla 10, de Miguel Littin. La Nana, un pequeño film intimista de bajo presupuesto, rodado en 15 días en una sola locación y en video de alta definición, venía de ganar dos premios importantes en el festival de Sundance. Dawson Isla 10, una de las películas más caras de la historia del cine chileno, dirigida por un consagrado del cine latinoamericano, se basaban en las memorias de un ministro del gobierno de Bachelet.

La comisión terminó eligiendo la película de Littin y poco después La Nana fue nominada como mejor película extranjera a los Globos de Oro, tradicionalmente considerados como la antesala del Oscar. En cambio, la cinta de Littin no consiguió su nominación. Curiosamente, una de las cintas protagonistas de la noche del Oscar 2010 fue Precious, de Lee Daniels, también ganadora de Sundance el mismo año que La Nana. Silva y Daniels han terminado trabajando juntos.

Para Silva, en la elección de la película de Littin, fue determinante el aspecto generacional:

En Chile la candidata es escogida por un pequeño comité que lidera Andrés Wood (Machuca, La buena vida) y sus integrantes son de otra generación. Creen que el cine político tiene más oportunidades que el cine intimista. Perciben el cine de forma diferente, creen que filmes de mucha producción y estrellas deben ser la bandera del cine chileno… Se apresuraron en su decisión, no lo meditaron, no tomaron en cuenta el éxito de La Nana en EE UU.

Fue un error muy caro para el cine chileno, aunque este año tal parece que no se repetirá: la comisión de selección ha sido ampliada de 5 a 40 personas e incluye a representantes de distintos oficios y generaciones. Puede que sea esa la solución para evitar nuevas controversias en un futuro. O mejor, tal y como lo ha sugerido Caupolicán Ovalles hijo, la creación de la Academia de Ciencias y Artes Cinematográficas de Venezuela. Ahora, cuando se habla de una nueva reforma a la Ley de Cine, puede que sea el momento propicio para dotar ese anhelo de una sólida base jurídica.

Nuestra comisión actual está presidida por Ovalles y, con él, son doce sus integrantes: el director Alejandro Bellame (El tinte de la fama), las realizadoras Solveig Hoogesteijn (Maroa), Efterpi Charalambidis (Libertador Morales), Marilda Vera y Carmen L’Roche (Perros Corazones), la productora Irlanda Rincón, el sonidista Carlos Bolívar, el actor Rafael Ángel Gil, el guionista y script doctor Frank Baíz, el crítico Alfonso Molina, el periodista Robert Gómez y Claudia Nazoa.

¿Cuánto cuesta el Oscar?

Mía Maestro en Secuestro Express
Secuestro Express, apoyada
Los estudios y distribuidoras suelen invertir entre 5 y 25 millones de dólares para promocionar sus películas entre los miembros de la Academia. Estamos hablando de cientos de anuncios en prensa especializada (For your consideration) dirigidos a los votantes, giras promocionales de actores y miembros clave del equipo de producción y realización, entrevistas, ruedas de prensa, proyecciones, distribución de miles de copias en DVD, material promocional y contratación de agencias de relaciones públicas para diseñar estrategias de lobby.

Es un montón de dinero. El apoyo de una distribuidora poderosa, o un gran estudio, no es determinante a la hora de elegir una película para optar al Oscar a la mejor cinta extranjera. Pero cómo ayuda. Por esta razón, Secuestro Express —distribuida por Miramax— puede que fuera mejor candidata que 1888. O La Nana, a pesar de ser una cinta de bajo presupuesto, mucho mejor que Dawson Isla 10. Una vez conseguida la nominación, el respaldo económico es fundamental.

Sin embargo, la mayoría de las películas postuladas llega sin el respaldo de una distribuidora. Pero ocho o nueve de cada diez, lo consigue inmediatamente después de su postulación. Ese fue el caso de la venezolana El Tinte de la Fama, de Alejandro Bellame. Postulada en septiembre, a principios de octubre conseguía el apoyo de un agente de ventas.

¿Para qué sirve un Oscar (o cualquier otro premio cinematográfico internacional)?

Afiche de la película peruana La Teta Asustada
La de los años ochenta del siglo pasado fue una de las décadas más fructíferas del cine venezolano. La producción era constante y la respuesta del público fue entusiasta. Entre 1986 y 1987 se registró el pico máximo de producción y taquilla. Buena parte de ese éxito se le debe a un hecho que, si bien se trata de un hito de la historia de nuestro cine, por otro lado, se le suele mencionar tan sólo como una nota al margen, un mero accidente sin consecuencias en el devenir del cine venezolano. Nos referimos a la Cámara de Oro que recibió Oriana, ópera prima de Fina Torres, en Cannes, 1985. La verdad es que esa Cámara de Oro reforzó el vínculo entre el espectador venezolano y su público. Ese premio confirmó que nuestro cine podía apuntar más alto, más allá del mero cine de explotación de la violencia y la miseria y nuestro público respondió, entusiasmado.

Pero un premio internacional no sólo sirve para impulsar una cinematografía en el ámbito interno, sino también para darla a conocer en el externo, en el internacional. El circuito de festivales es, en esencia, un sistema snobista siempre buscando lo más in, lo más guay, lo último, lo máximo, lo más cartelúo. Una película premiada arrastra otros cintas de su misma nacionalidad. Y otros premios. Después del éxito de La Teta Asustada (Claudia Llosa) en Berlín y el Oscar, no hay festival que no incluya alguna película peruana en su selección. De repente, el cine peruano se ha puesto de moda…

Es por esto que una nominación al Oscar—o un premio internacional importante, en todo caso— beneficiaría al cine venezolano en conjunto. Nos beneficiaría a todos. Nuestros doce jurados en pugna están obligados a escoger no sólo la mejor película, sino la justa, la correcta, la que es —tienen de dónde, pues el 2010 no ha sido un mal año para nuestro cine. Esos doce jurados tienen la obligación de dejar a un lado prejuicios e intereses personales, deben hacer oídos sordos a polémicas insustanciales y concentrarse en su labor.


lananathumb

El chileno Sebastián Silva (La Nana) prepara película producida por Lee Daniels (Precious)

Catalina Saavedra es La Nana

La Nana se estrena en España y el diario El País entrevista a su autor, el realizador chileno Sebastián Silva e indaga en las razones que llevaron a Chile a no postular la película al premio Oscar en la categoría de película en habla no inglesa.

La cinta había realizado un exitoso recorrido del circuito internacional de festivales, comenzando con Sundance, donde había ganado dos premios. Pero a pesar de haber sido nominada a los Globo de Oro, premios considerados como una antesala de los Oscars, el país austral postuló otra cinta, Dawson Isla 10, del veterano Miguel Littin. La Nana, una pequeña película intimista, rodada en 15 días y en video digital y dirigida por un joven casi desconocido, llevaba todas las de perder ante una de las producciones más caras del cine chileno, dirigida por un consagrado y basada en la vida de un ministro entonces en ejercicio.

Sobre la polémica decisión, Silva comenta al País de España:

¿El Oscar? Mira, en Chile la candidata es escogida por un pequeño comité que lidera Andrés Wood (Machuca, La buena vida) y sus integrantes son de otra generación. Creen que el cine político tiene más oportunidades que el cine intimista. Perciben el cine de forma diferente, creen que filmes de mucha producción y estrellas deben ser la bandera del cine chileno… Se apresuraron en su decisión, no lo meditaron, no tomaron en cuenta el éxito de La Nana en EE UU.

Después del éxito de La Nana, Silva ha rodado Gatos Viejos y se prepara para asumir la dirección de Second Child, un film producido por Lee Daniels, director de Precious.

Cogí velocidad. Reconozco que me ha ido muy bien, porque no he parado. Tras el debut llegó La Nana, ahora acabo de rodar Gatos viejos, y en cuanto acabe, me voy a Nueva York a preparar Second child. Ahora me voy a Nueva York a cerrar el reparto. Tengo que encontrar ochos niños que serán las estrellas de la película. Es un guión complicado, porque cuenta la historia de un niño homosexual de ocho años que busca afecto. Gatos viejos tiene mucho de ¿Quién teme a Virginia Woolf? y de ¿Qué fue de Baby Jane? La protagonista es una mujer mayor, que ha maltratado durante años a su hija (Claudia Celedón, la patrona en La Nana), y que no quiere que ésta se entere de que empieza a sufrir senilidad. Y Saavedra encarna a la novia de la hija, porque el lesbianismo de la hija también provoca agrias disputas familiares.

Por si fuera poco, Silva también está en conversaciones con HBO para desarrollar una serie, La vida aburrida de Jecqueline.

Buscamos mostrar a la protagonista en su ocio absoluto, metiéndose en internet, devolviendo unas sandalias y después vuelve a su casa y come cereales y después come cereales y se mete a internet. Una vida aburrida…

Ya lo sabemos, hay reveses que pueden resultar mucho más exitosos que un triunfo.

…Y La Nana fue nominada a los Globos de Oro

Catalina Saavedra es La Nana

Santiago de Chile. Hace tan sólo unas pocas semanas. Un comité de expertos delibera sobre cuál cinta representará a Chile en la categoría de mejor película extranjera en los Oscar. Hay dos fuertes candidatas. La primera La Nana, del joven realizador Sebastián Silva, es la gran favorita. Cine nuevo, cine joven, de escaso presupuesto, cámara al hombro y digna heredera del Dogma95, a principios de año la película se ha anotado un éxito internacional al ganar en el Festival de Sundance como mejor película internacional y mejor actriz, para su protagonista, Catalina Saavedra. También ha sido premiada los festivales de Huelva, Lima, Guadalajara y ha conseguido una nominación en los Independent Spirit Awards.

Imagen de previsualización de YouTube

Pero a La Nana le ha salido una competidora temible: Dawson Isla 10. La cinta más cara de la historia del cine chileno, está dirigida por una leyenda del cine latinoamericano, Miguel Littin, dos veces nominado al Oscar. Es además, la adaptación de las memorias como prisionero de la dictadura militar del actual ministro chileno de Obras Públicas, Sergio Bitar.

¿Y cuál fue la película postulada? Sí, acertaron o estaban dateados: Dawson Isla 10. Silva, director de La Nana, no tardó en criticar duramente la decisión y la polémica se encendió. Hubo cartas abiertas y cerradas, declaraciones y réplicas, grupos en Facebook a favor y en contra y no faltaron los políticos que acudieron raudos a pescar votos en río revuelto. Directores, actores, y público en general donde había unas cuantas “nanas”, acudieron al Palacio de Gobierno a protestar por lo que consideraban una injusticia.

Imagen de previsualización de YouTube

Entonces Silva, quien en un principio había pedido a Littin que renunciara a su postulación, decidió bajar la temperatura del debate:

Siento que en algunos sectores se está intentando utilizar esta situación de manera política. La gente involucrada en La Nana y yo, nunca hemos opinado que la nominación de la película de don Miguel Littin fuera un acto de corrupción. Simplemente sentimos que fue un error. En su momento manifestamos nuestro desacuerdo con los mecanismos con que se realiza, pero no dudamos de la buena fe de quienes tomaron la decisión.

Pues resulta que hoy, a mitad de mañana, se supo que La Nana ha sido nominada como mejor película extranjera a los Globos de Oro —sí, anote usted aquí que estos premios son considerados un buen termómetro para el Oscar. Desde luego, la controversia se ha avivado.

¿Qué dice Silva al respecto?

Chile se farreó los Oscar. No creo que la película pueda ahora ser nominada, porque el país no la eligió. Además, hacer campaña para los Oscar es carísimo, tampoco estamos recibiendo apoyo económico de Chile. La verdad es que “La nana” ha sido poco apoyada por el país. Aunque podría pasar un milagro y pudiéramos llegar a las nominaciones no como película extranjera, sino que compitiendo con las películas gringas y Catalina (Saavedra) compitiendo con Meryl Streep. Ahora que la película fue nominada a la mejor película extranjera en los Globos de Oro, ganó Sundance… la verdad es que no me sorprendería que se llevara una nominación a mejor película.

A continuación encontrarán una lista de algunas nominaciones a los Golden Globes.

¿Creen ustedes que ha sido justa la postulación de Chile al Oscar? Yo, al menos, quiero ver ambas.

Mejor Película – Drama

  1. Avatar
  2. The Hurt Locker
  3. Inglorious Basterds
  4. Precious
  5. Up in the Air

Mejor Actriz – Drama

  1. Emily Blunt, The Young Victoria
  2. Sandra Bullock, The Blind Side
  3. Helen Mirren, The Last Station
  4. Carey Mulligan, An Education
  5. Gabourey Sadibe, Precious

Mejor Actor – Drama

  1. Jeff Bridges, Crazy Heart
  2. George Clooney, Up in the Air
  3. Colin Firth, A Single Man
  4. Morgan Freeman, Invictus
  5. Tobey Maguire, Brothers

Mejor musical o comedia

  1. (500) Days of Summer
  2. The Hangover
  3. It’s Complicated
  4. Julie & Julia
  5. Nine

Mejor actriz en musical o comedia

  1. Sandra Bullock, The Proposal
  2. Marion Cotillard, Nine
  3. Meryl Streep, It’s Complicated
  4. Meryl Streep, Julie and Julia
  5. Julia Roberts, Duplicity

Mejor actor en musical o comedia

  1. Matt Damon, The Informant
  2. Daniel Day Lewis, Nine
  3. Robert Downey Jr., Sherlock Holmes
  4. Joseph Gordon Levitt, (500) Days of Summer
  5. Michael Stuhlbarg, A Serious Man

Mejor actriz de reparto

  1. Mo-Nique, Precious
  2. Julianne Moore, A Single Man
  3. Anna Kendrick, Up in the Air
  4. Vera Farmiga, Up in the Air
  5. Penelope Cruz, Nine

Mejor actor de reparto

  1. Matt Damon, Invictus
  2. Stanley Tucci, The Lovely Bones
  3. Christopher Plummer, The Last Station
  4. Christopher Waltz, Inglorious Basterds
  5. Woody Harrelson, The Messenger

Mejor Película animada

  1. Coraline
  2. The Fantastic Mr. Fox
  3. Cloudy with a Chance of Meatballs
  4. The Princess and the Frog
  5. Up

Mejor película extranjera

  1. Barria
  2. Broken Embraces
  3. A Prophet
  4. The White Ribbon
  5. The Maid

Mejor director

  1. Kathryn Bigelow, The Hurt Locker
  2. James Cameron, Avatar
  3. Clint Eastwood, Invictus
  4. Jason Reitman, Up in the Air
  5. Quentin Tarantino, Inglorious Basterds

Mejor guión

  1. Up in the Air
  2. It’s Complicated
  3. District 9
  4. The Hurt Locker
  5. Inglorious Basterds

Mejor banda musical

  1. Michael Giacchino, Up
  2. Marvin Hamlisch, The Informant
  3. James Horner, Avatar
  4. Abel Krozeniowski, A Single Man
  5. Karen O. and Carter Burwell, Where the Wild Things Are

Mejor canción

  1. “I Will See You,” Avatar
  2. “The Weary Kind,” The Crazy Heart
  3. “Winter,” Brothers
  4. “Cinema Italiano,” Nine
  5. “I Want to Come Home,” Everybody’s Fine