Publicada en

Adobe: aplicación, se alquila

Adobe alquila aplicaciones
Adobe alquila aplicaciones

Hace un tiempo atrás, Apple fue el blanco de la furia de los editores profesionales de todo el mundo cuando puso a circular una nueva versión del Final Cut Pro y anunció que no seguiría desarrollando, ni brindando soporte a la vieja versión. Adobe aprovechó la ocasión para captar nuevos clientes. Dio precios especiales a los “switchers” —usuarios del FCP que ahora se cambiaban a Adobe Premiere, incluso llegó a hacerle alguna zancadilla a Apple.

Hoy, los papeles se han invertido y es Adobe quien recibe los ataques. ¿La razón?

Sigue leyendo Adobe: aplicación, se alquila

Publicada en

Editar con gestos, a lo Minority Report

Editar con gestos, a lo Minority Report

Desde que apareció el Kinect, el artilugio que nos permite interactuar con la consola de vídeo juegos Xbox a punta de gestos y movimientos, no he dejado de soñar con una tecnología similar que nos permita controlar las aplicaciones de edición no lineal. Sobre todo, el nuevo Final Cut Pro X, cuyo diseño favorece este tipo de interacciones —por ejemplo, yo prefiero el Magic Trackpad al ratón, a la hora de editar.

Minority Report, edición no lineal, holográfica y gestual
Minority Report, edición no lineal, holográfica y gestual

Y es que un sistema basado en gestos, nos remite a los tiempos de la edición lineal en mesas Steenbeck o KEM —a los editores de mi generación, aclaro; pues otros se remontarán hasta las añejas moviolas verticales— cuando el montaje no sólo era un ejercicio mental, sino también físico.

El arribo de las pantallas táctiles, de los teléfonos inteligentes y las tabletas, acercó aún más esta posibilidad:
Sigue leyendo Editar con gestos, a lo Minority Report

Minority Report [Blu-ray]


De nuevo: $5.99 USD En Stock

Publicada en

Automatic Duck, gratis

El pato automático se despide

El pato automático se despide
El pato automático se despide
En un nuevo giro imprevisto, en la larga cadena de giros imprevistos que se desató a partir de la salida al mercado de la nueva versión del Final Cut Pro (que, en sí misma, fue otro giro imprevisto); Automatic Duck ha vuelto a poner en línea todos sus productos. Sólo que esta vez, lo más imprevisto de todo, completamente gratis. Estamos hablando de plugins que costaban poco menos de 500 dólares, cada uno.

Sí, corran a la página y descárguenlos todos. Ya yo lo hice y espero hacer pruebas en el transcurso del día.

Para entender mejor la historia, hay que explicar que los plugins de Automatic Duck sirven para importar y exportar proyectos y archivos entre diferentes programas de postproducción audiovisual. De este modo, el software permitía importar un archivo de edición no lineal, a un programa de composición gráfica, conservando su estructura original, por ejemplo.

La gente de Automatic Duck había tenido un acceso temprano al Final Cut Pro X, de modo que cuando la nueva versión de la popular herramienta de edición no lineal salió a la venta, ya habían desarrollado un plugin para exportar archivos OMF y XML, una de las omisiones más criticadas de la aplicación de Apple. Por algunos meses, el Automatic Duck’s Pro Export FCP fue el único canal que permitía al FCP X comunicarse con otras herramientas y aplicaciones. Hasta que hace unas semanas, Automatic Duck fue adquirida por el gigante Adobe y todos sus plugins desaparecieron de la página. El FCP X se quedó sin vías de comunicación.

Bonito, lo que se dice bonito, no fue.

Pero el pasado viernes, los plugins regresaron a la página. Sólo que esta vez, de descarga gratuita. Sus desarrolladores aseguran que, como nuevos empleados de Adobe, no tendrán tiempo de brindarle el debido soporte a sus plugins, pero no quieren que dejen de ser usados cuando aún son útiles.

Publicada en

Cómo corregir el color de una de zombies en FCP [tutorial]

Zombie, un tutorial

Zombie, un tutorial
Zombie, un tutorial
Puede que sea la cercanía de Halloween o el día de los muertos, festividades que aquí en Venezuela no celebramos pero que muchos de ustedes allá fuera sí, pero todos los días de esta semana, me he topado con noticias que tienen que ver directa o indirectamente con el tema de los zombies.

Hoy he encontrado uno muy interesante: un tutorial para darle a tu película de zombies, ese look de imagen lavada, emulsión vencida, donde resalta el negro y el rojo vibrante de la sangre.

Aquí se los dejo:

Publicada en

Los siete mandamientos del montaje según Edward Dmytryk

Edward Dmytryk y el oficio del montaje

Edward Dmytryk y el oficio del montaje
Edward Dmytryk y el oficio del montaje
A Edward Dmytryk se le recuerda por títulos imperecederos como Murder, My Sweet o Walk on the Wild Side, con la grandiosa Barbara Stanwyck.

También se le recuerda por ser uno de Los Diez de Hollywood, víctima de la caza de brujas de McCarthy y por haber sucumbido ante el comité de actividades antiamericanas, después de pasar unos cuantos meses encarcelado.

Dmytryck también escribiría On film editing, un manual que devendría en verdadera Biblia del montaje.

En el texto, el legendario editor y realizador condensaría su filosofía del oficio de la edición en siete grandes postulados:

Nunca hacer un corte sin una buena razón. Y la única razón para hacer un corte y añadir otro plano es mejorar la escena.

Si un nuevo corto o un nuevo plano, no contribuyen a alcanzar los objetivos de la escena, es mejor no cortar ni añadir nada. Para Dmytryck, si la puesta en escena o el movimiento de cámara eran lo suficientemente poderosos, era mejor reducir el montaje a su mínima expresión. Un buen ejemplo es el montaje en los musicales.

Cuando existen dudas sobre el fotograma exacto donde cortar, es mejor que sobre a que falte. Añadir unos poco fotogramas a una escena que ha sido recortada demasiado, provoca saltos en la visualización de la escena, y un corte lleno de tales añadidos dificultan la una visualización apropiada y el juicio perceptivo, imposible.

Con toda seguridad, Dmytryk habla de los cortes en moviola, cuando los empalmes de la película se realizaban con cinta adhesiva transparente. En esos casos, uno siempre se guiaba por esta regla. Era mejor que sobraran fotogramas que recortar luego, que añadir los ya cortados y convertir el empalme en un empaste imposible de cinta adhesiva.

Siempre que sea posible, cortar en movimiento. Crear una suerte de distracción es también un principio a trabajar en el corte de la acción

Un corte en movimiento contribuye a la invisibilidad del corte, del montaje. En este caso, el timming del corte es fundamental: en el momento exacto de la acción. Ni muy pronto, ni demasiado tarde.

Lo fresco es preferible a lo rancio. En el arte, la obviedad es un pecado.

O, en otras palabras, la misión primordial del editor es mantener la atención del espectador centrada en la acción, con nuevos punto de vista.

Todas las escenas deben comenzar y terminar con una acción continuada. De forma subconsciente se le debe sugerir al espectador que lo que está viendo es un fragmento de vida en movimiento, no un escena ensayada dentro de un marco visible.

Nuevamente, el objetivo del editor es no aburrir a la audiencia con planos estáticos, “donde no suceda nada”. Una escena dinámica contribuye a la invisibilidad de la técnica de edición y fortalece la sensación en el espectador de estar presenciando un fragmento de vida, de realidad en movimiento.

El corte debe estar motivado por los valores, no por la correspondencia entre planos. Los requerimientos dramáticos de la película siempre deben privar por encima de la mera estética de la edición.

Y, finalmente:

Substancia, primero. Forma, después. Las habilidades técnicas no cuentan para nada si son sólo usadas para manufacturar películas que tienen poco que ver con la humanidad.

Vía | Everything2

Publicada en

¿Por qué Apple hizo el FCPX?

El nuevo y polémico Final Cut Pro X
El nuevo y polémico Final Cut Pro X

Sachin Agarwal trabajó en el desarrollo de FCP durante seis años antes de dejar Apple y fundar Posterous. En un post publicado el 30 de junio pasado, explica por qué la compañía de la manzana rediseñó su popular suite de edición no lineal y diseño gráfico:

El objetivo de todos los productos de software de Apple es vender más hardware. Incluso, el sistema operativo Mac está tratando de que la gente compre más equipos Mac. El mercado profesional es demasiado pequeño para que Apple se preocupe por él. En lugar de tratar de conseguir que cientos o incluso miles de profesionales de vídeo compren los nuevos Macs, pueden rasguñar el mercado de “prosumidores” y vender cientos de miles a aficionados como yo.

Millones de personas están comprando teléfonos y cámaras que pueden grabar vídeos de alta definición, y muchos de ellos están buscando la manera de editarlos. Sé cómo usar Final Cut Pro, ya que trabaje en su desarrollo durante 6 años, pero para la mayoría de la gente es demasiado complejo. FCP X de Apple permite ir más allá del espacio profesional, y vender a un grupo mucho más grande en busca de mejores herramientas.

En su post también habla de que Apple no compite con las prestaciones de sus productos, que el nuevo Final Cut Pro X no trata de hacer más que los productos equivalentes de la competencia, sino de hacerlo mejor. Pero, en todo caso, Agarwal cree que la nueva aplicación crecerá con el tiempo y que se trata de un excelente comienzo.