Amazon quiere leer tu guión, ver tus demos y producir tu película

Amazon Studios

Amazon Studios

Esto es grande señores. Puede que muchos no se hayan enterado y no haya repercutido en la red con la fuerza que merece. Quizás, el anuncio de Facebook Messages y de The Beatles en la iTunes le hayan restado atención. Pero es grande: Amazon incursiona en la producción cinematográfica.

Entra a escena Amazon Studios, un enorme proyecto del gigante de ventas online para producir películas. Pero no las películas de los consagrados de Hollywood, sino las pequeñas producciones de cineastas independientes y jóvenes que buscan hacer carrera en el mundo del cine.

Amazon quiere leer los guiones de aspirantes a guionistas y ver las películas de prueba (test movies, animatics) o demos de los aspirantes a cineastas de todo el mundo. Hay más de dos millones y medio de dólares en premios. Habrá concursos anuales y mensuales. Y nada más este mes, los premios ascienden a 140 mil dólares: 100 mil para la mejor película y dos premios de 20 mil dólares para sendos guiones. Y, si la película llegara a ser producida y estrenada en las salas de cine, el guionista o realizador original recibirá un bono de 200 mil dólares.

Si además, la película supera los 60 millones en recaudación, recibirá un nuevo bono de 400 mil dólares. Nada mal, ¿no? Para comenzar, Amazon ha firmado un acuerdo con Warner Bros. Pictures. La idea de Amazon es democratizar el proceso de producción cinematográfica, darle mayores oportunidades a los nuevos talentos y abaratar los costos de producción, sin dejar de hacer dinero, claro está. Los guiones y demos serán reseñados, criticados y revisados por los usuarios de Amazon, lo que en teoría garantiza un estrecho contacto con el público desde el principio del proceso de proceso de producción. Sí, todo el asunto tiene un cierto sabor de “filmmaking open source” y “crowdsourced production”. Sólo que con mucho dinero de por medio.

Pendientes entonces con esto.

Vía | Media Decoder | Amazon Studios | Twitter

Harmony Korine se suma a Cinema Reloaded, interesante experimento del Rotterdam Film Festival

Harmony Korine

Harmony Korine

Aquí en BlogaCine hemos hablado con anterioridad de experiencias cinematográficas de crowd sourcing y crowd funding: A Swarm of Angels y Star Wreck, dos experimentos realizados y financiados en masa, por usuarios de todo el mundo a través de la red. También reseñamos la existencia de redes sociales dedicadas al desarrollo y financiamiento de proyectos. A saber, PopTent, IndieGoGo y, más recientemente, Kick Starter.

Sin embargo, habíamos pasado por alto una de las experiencias más interesantes: Cinema Reloaded. Creado por el Festival de Rotterdam, se trata de un ambicioso experimento de realización cinematográfica en la era digital. El proyecto, lanzado en diciembre pasado, tiene como principal objetivo permitir la interacción directa entre cineastas y su público, para distribuir y financiar sus proyectos en línea, bajo una modalidad que combina el crowd sourcing y crowd funding.

Como en los casos de IndieGoGo o Poptent, básicamente se trata de buscar financiamiento a través de los amantes del cine de todo el mundo, a través de un proceso coordinado y ejecutado vía web. Los usuarios colaboran invirtiendo en los proyectos pequeñas cantidades, comprando monedas de 5 euros. De esto modo, se convierten en coproductores del proyecto (sólo hay que invertir 5 monedas —25 euros— para que tu nombre aparezca en los créditos del film), lo que les permite interactuar directamente con el realizador, asistir al estreno de la película vía web (en video por demanda) o asistir al estreno en la próxima edición del próximo Festival de Rotterdam.

Imagen de previsualización de YouTube

Cinema Reloaded también vendrá acompañado de un año de discusiones y debates sobre las cuestiones y problemas suscitados por la experiencia, tanto en el festival como en línea. De paso, los realizadores bloguearán sobre la experiencia.

Hasta ahora, hay tres participantes: el argentino Alexis Dos Santos, con su proyecto Random Strangers; Ho Yuhang, de Malasia, cuyo proyecto no tiene título aún y el estadounidense Harmony Korine. Sí, el mismo de Julien Donkey-Boy, Gummo y Mister Loney. Korine se sumó apenas esta semana y ha escrito un primer post de antología:

Me gusta el cine me hace sentir muy bien. como cuando a veces como chocolate y gotea por mis mejillas y me recuerda la primera vez que le toqué los pezones a una niñas. su nombre era looloo y apestaba a palomitas de maíz. looloo trabajaba en un cine y a finales de los años 80 me dio una buena paja, de las de verdad, mientras yo veía la película goodfellas…

Así, todo en minúsculas. Para no perdérselo.

Imagen de previsualización de YouTube

Los tres realizadores deberán juntar entre 15 mil y 30 mil euros para arrancar con el rodaje de sus proyectos. Las películas deberán estar listas a principios del año que viene, para su estreno en el festival de Rotterdam.

Vía | IndieWire

¡Psst! ¡Psst! ¿Buscando fondos para tu proyecto? Kickstarter te puede ayudar

Kickstarter es una red social para emprendedores y artistas con una buena idea en la cabeza, un proyecto bajo el brazo y los bolsillos vacíos.

Funciona bajo un esquema de todo o nada y la cosa va más o menos así: te inscribes en la página, publicas tu proyecto y haces tu petición. Tienes que adjudicarle un tiempo de expiración específico. Si al cabo de ese tiempo, que puede estar comprendido entre 1 y 90 días. Durante ese lapso, los interesados en invertir en hacer realidad tu idea, aportan los recursos a través de sus respectivas tarjetas de crédito.

Si al cabo del vencimiento del período asignado para la búsqueda de recursos consigues asegurar el 100 por ciento del dinero, el sistema carga las tarjetas de tus inversionistas y recibirás luego un lindo cheque para filmar esa película con la que sueñas. Si no consigues el 100 por ciento, pues nada, te toca repensar tu idea y volver a intentarlo.

La red está dirigida a cineastas, artistas, músicos, diseñadores, atletas, aventureros, ilustradores, exploradores, curadores, promotores, actores…

¿Cansado de esperar que los organismos oficiales aprueben esa películas de zombies vegetarianos con que sueñas? Prueba Kickstarter. A lo mejor, la pegas…

Vía | The New York Times

CNAC y ANAC discuten nuevos baremos para estudios de proyectos

Nuevas convocatorias en el horizonte

Por estos días, el Centro Nacional Autónomo de Cinematografía de Venezuela, conjuntamente con los dos gremios que agrupan a productores y autores del cine venezolano, Caveprol y ANAC respectivamente, se encuentra discutiendo una serie de cambios de la forma en la que se reciben y estudian los proyectos cinematográficos.

Para empezar, se está considerando la posibilidad de que las convocatorias de recepción de proyectos sea una sola, permanente, abierta todo el año. La idea es que más que concurso, sea además un proceso orientado al perfeccionamiento de los proyectos.

Por otro lado, se están estudiando y reformulando los baremos que rigen la evaluación de los proyectos. La correcta aplicación de los baremos actuales ha sido un punto álgido en alguna de las convocatorias pasadas. Ahora, nuevamente, se busca elaborar una serie de reglas, más o menos objetivas y comprobables para evaluar los proyectos.

He revisado someramente ambas propuestas y, a primera vista, me parece que los baremos propuestos por el CNAC están mejor formulados y se basan más en datos comprobables, como la cantidad de la obras del realizador, su participación en festivales internacionales, la cantidad de espectadores que han registrado sus producciones anteriores. Los contenidos, como el guión, son evaluados según criterios más globales y equitativos.

No puedo decir lo mismo de las propuestas de la ANAC, que dejan mucho campo abierto a criterios subjetivo y a procesos más o menos arbitrarios. Me explico. Los baremos de la ANAC le asignan un total de 8 puntos al reparto, pero no explica cuáles criterios se usarán para juzgar a los actores. ¿Por qué un actor es mejor que otro? ¿Pueden esos criterios aplicarse en una país sin industria cinematográfica y con un star system en pleno proceso de extinción dada la desaparición de las telenovelas de las pantallas chicas nacionales?

Algo similar ocurre con los criterios para juzgar los guiones: ¿es la estructura dramática más importante que los personajes? ¿Es la idea más importante que la estructura? Los baremos de la ANAC desconocen la noción básica de que un guión es un continuum indisoluble entre la idea, el los personajes, el conflicto y la trama o estructura dramática (la forma en la que se desarrollan los conflictos de los personajes y determinan su evolución). Que no puede haber un buen personaje ni un buen desarrollo argumental sin un buen conflicto. Que no se puede separar la historia de sus personajes. Que una cosa sin lo otro es simplemente una historia que no funciona.

Pero no me crean. Necesito estudiar los documentos con más detenimiento. En todo caso, cada propuesta tiene sus puntos fuertes y sus debilidades. Quizás lo mejor es que se formen sus propios criterios. Para ello, anexo al final de este artículo un archivo con las distintas propuestas. La discusión está abierta y pueden enviar sus observaciones a anacgerencia[arroba]gmail.com

Baremos 2010 | Descargar

ANAC | Twitter | Facebook | Blog