Inicio Política

Política

Cine y política están íntima, estrechamente relacionados. Aún cuando una película no pretenda serlo, inevitablemente será expresión del momento político del lugar en el que fue concebida y realizada. Directa o indirectamente, toda obra fílmica lo es. Desde El Nacimiento de una Nación en adelante, prácticamente no hay película que no lo sea. En un sentido u otro. Porque política y el cine al fin y al cabo comparten un fin último en común. El del incidir en la realidad. Para bien o para mal. Para develarla u ocultarla. Mantenerla o cambiarla. Dependiendo del contexto, una comedia romántica podría una obra subversiva o de propaganda. En un momento determinado, podría recordarnos la capacidad subversiva del amor. Y en otro, puede hacernos olvidar que existe. A continuación encontrarán una serie de artículos sobre la relación esa relación, escritos y publicados en los convulsos días de la polarización y la violencia política en Venezuela.

No hay publicaciones para mostrar