Publicada en

Le voyage dans la Lune, de Méliès, vuelve a la vida y en colores

Un colorido viaje a la Luna

A finales de la década de los 90, fue hallada en Barcelona una joya cinematográfica irrepetible: una copia del primer film de ciencia ficción y primer film narrativo de la historia del cine, Voyage dans la Lune, del ilusionista francés George Méliès. Pero lo que hacía especial, única e irrepetible esta copia eran sus colores: acaso era la última copia coloreada a mano por el mismo Méliès, cuadro a cuadro, que había sobrevivido al paso del tiempo. Continúa leyendo Le voyage dans la Lune, de Méliès, vuelve a la vida y en colores

Publicada en

Blogacine en La Agenda Éxitos: consejos para sobrevivir al holocausto zombie

Cómo sobrevivir a los zombies

La semana pasada se estrenó en Venezuela (y en buena parte del mundo), la segunda temporada de la teleserie The Walking Dead. La adaptación televisiva de la novela gráfica de Robert Kirkman ha desatado un verdadero furor dónde se ha transmitido.

Como la cartelera cinematográfica venezolana está algo lenta, nos pareció una ocasión propicia para hacer un breve repaso de este popular subgénero del terror y la comedia. Continúa leyendo Blogacine en La Agenda Éxitos: consejos para sobrevivir al holocausto zombie

Publicada en

Tarkovsky, el tiempo, el montaje y la esencia del cine

Andrei Tarkovsky, tiempo y cine

Andrei Tarkovsky, en su testamento cinematográfico, titulado hermosamente Esculpir en el Tiempo, explica, con tanta claridad que parece clarividencia, la esencia del cine: el trabajo con el el tiempo. Continúa leyendo Tarkovsky, el tiempo, el montaje y la esencia del cine

Esculpir en el tiempo (R) (9a.Edic.2008)


De nuevo: $21.34 USD En Stock

Publicada en

Los Pájaros, de Alfred Hitchcock, rodaje tortuoso para una historia espeluznante

The Birds, pájaros reales y pájaros animados
The Birds, pájaros reales y pájaros animados

Como lo comentaba en mi último programa de radio, no tuve conciencia de lo difícil que debió ser el rodaje de The Birds, de Alfred Hitchcock, hasta que me topé con una anécdota del escritor, actor y director Peter Bogdanovich:

Sucede que yo estaba en Los Ángeles por un rato en 1962, cuando Hitch estaba filmando The Birds, y visité su set el día que ellos estaban film,ando la secuencia en la que un par de centenares de pericos vivos entran por la chimenea de la sala de estar del personaje de Rod Taylor.

Toda el área había sido cerrada con grandes láminas de plástico para que los pájaros no pudieran salir del set. Los actores —Taylor, Tippi Hedren, Jessica Tandy, y Verónica Cartwright, que entonces tenía 12 años— debían, por supuesto, reaccionar aterrados a esta invasión. Los encargados de las aves literalmente vaciaron los pájaros por el pozo de la chimenea, y aunque los actores corrían aterrados de forma adecuada, los pequeños pájaros más bien parecían presas de un terror mortal. En vez de atacar, volaban alrededor buscando una salida.

Hitchcock, extraordinariamente tranquilo y alegre, gritó “¡Corten!” y le pidió a los actores “salirse” del set para que los encargados de las aves pudieran comenzar la ardua tarea de tratar de recuperar todos los pericos para otra toma.

Cuenta el director de The Last Picture Show que la secuencia no resultó y tuvo que ser arreglada con un proceso especial de animación desarrollado por Disney. La misma técnica se usaría en el plano final de la cinta, en el que el automóvil cruza un campo dominado por amenazadores pájaros.

Finalmente, en su post Bogdanovich recomienda el documental de 80 minutos sobre la realización del film que acompaña la edición de colección en DVD de la cinta.

Publicada en

NASA descubre un Tatooine en una galaxia no tan lejana

Luke reflexiona ante el crepúsculo binario de Tatooine
Luke reflexiona ante el crepúsculo binario de Tatooine

Es quizás la secuencia más emotiva de toda la saga de La Guerra de las Galaxias. Su momento de mayor lirismo. Una escena cinematográficamente perfecta.

Luke Skywalker acaba de discutir con sus tíos. Quiere dejar su vida de granjero e ir a la academia. Sabe que allá fuera hay una rebelión en curso. Hay batallas y aventuras. Su tío le pide quedarse una temporada más. El muchacho deja el vaso de leche azulada sobre la mesa y sale, molesto.

Afuera, atardece. Los dos soles de Tatooine caen lentamente sobre el horizonte. Luke admira el espectáculo y acaso medita sobre su vida. La música de John Williams le envuelve, creando un clima de nostalgia.

Los espectadores en la sala, la mayoría preadolescentes, comprendemos lo que le sucede. Que a pesar de que el muchacho haya vivivo hace muchos, muchos años, en una galaxia muy, muy lejana; sus problemas son idénticos a los nuestros. Simpatizamos, empatizamos con el personaje.

Todo lo anterior viene a cuento porque la semana pasada, justo cuando salía al mercado la nueva edición en Blu Ray de la serie, supimos que la nave espacial Kepler ha descubierto un planeta que orbita en torno a dos estrellas. Nick Gautier, uno de los científicos que trabaja en el proyecto, explicó a los medios:

Es el mejor ejemplo que tenemos de un mundo como Tatooine de Star Wars. No esperamos encontrar a Luke Skywalker o cualquier otra cosa viviente allí. Pero si uno pudiera visitarlo, vería un cielo con dos soles, como que el Luke vio.

El Kepler 16b, como se le conoce, no está en una galaxia muy lejana que se diga. Apenas a 200 años-luz de La Tierra, de modo que pudiera ser observado por los aficionados a la astronomía. Los científicos convocaron a John Knoll, pionero desarrollador del Photoshop y supervisor de efectos de las tres primeras cintas de Stars Wars para conversar sobre la coincidencia:

Cuando Lucas tuvo la visión de Tatooine, él estaba usando una especie de taquigrafía visual para mostrar sin palabras que no estábamos en la Tierra, sino en este exótico lugar. En la película, la imagen llega en un momento muy emotivo. Se trata de una escena memorable. Kepler 16b es una prueba inequívoca y dramática de que las estrellas realmente se forman alrededor de los binarios. Es posible que haya una verdadera Tatooine por ahí, que un planeta así pudiera existir. He estado en el Tatooine de ficción. A diferencia de Kepler 16b era un lugar muy caliente. Y voy a ser honesto con ustedes: se parece un montón al norte de África.

Vía | Studio Daily