Publicada en

Azú (Trailer)

Azú, alma de princesa, la nueva película de Luis Alberto Lamata se estrenara el 05 de Julio en las salas de Cine del país

Sinopsis
1780. Azú es la historia de un grupo de esclavos, que huyen de una hacienda de caña de azúcar, en busca de un cumbe. Ellos son perseguidos por Don Manuel Aguirre, un hacendado que se obsesiona ciegamente por Azú, la única mujer que integra el grupo de fugados, una hermosa esclava con un destino ancestral. La magia y espesura de la selva se unen en una historia femenina cargada de acción, misticismo y lucha por la identidad.

Publicada en

Una mirada al mar supera la marca de los 50 mil espectadores

Una Mirada al Mar, de Andrea Ríos, sólida en la cartelera
Una Mirada al Mar, de Andrea Ríos, sólida en la cartelera

La obra de Andrea Ríos, un pequeño film de corte familiar e intimista, se ha mantenido firme en la cartelera venezolana por más de siete semanas. Una nota de prensa de la distribuidora Amazonia Films, da cuenta del fenómeno:

Una mirada al mar, producción de Villa del Cine, distribuida por Amazonia Films llega a su 7ma semana de éxito total, la cinta dirigida por Andrea Ríos y escrita por María Nella Alas, llega al Cine Las Tapias, del Centro Comercial Las Tapias de Mérida, luego del indudable éxito obtenido en ciudades como Barquisimeto, Valencia y Caracas.

El largometraje que expone un mensaje de reconciliación y amistad goza de la simpatía del público con más de 55.000 espectadores desde su estreno el pasado 8 de julio, datos que la colocan entre las películas nacionales más vistas del año.

Dice la sinopsis del film:

Rufino, un señor de 71 años, queda viudo y decide volver al pueblo donde conoció a su esposa. Allí se reencuentra con sus paisajes y su gran amigo Gaspar, pintor que se ha hecho cargo de una pequeña niña huérfana de ocho años llamada Ana E., con quien Rufino se verá obligado a permanecer bajo el mismo techo, a pesar de su hostil convivencia. La soledad de estos personajes los enfrenta, iniciando trazos hacia un nuevo camino para superar el abandono.

Hace poco, Rodrigo Llamozas, de Cameo Marketing Audiovisual, arrojaba luces sobre el cliché de un cine venezolano compuesto sólo de películas de “barrios y malandros”.

Aún cuando para muchos estamos viviendo una nueva era de oro del Cine Venezolano (o al menos una era que brilla como si fuera de oro), hay un porcentaje del público que sigue creyendo que nuestro cine es de barrios y malandros, que los cineastas y los guionistas no buscan historias diferentes a “las mismas de siempre” y que habiendo tantas cosas buenas de nuestro país para contar, las películas Venezolanas repiten y repiten y repiten lo mismo

Aparte de la calidad técnica, que ciertamente ha mejorado enormemente en los últimos años, la gran excusa para no ir a ver Cine Venezolano es esa, que son todas iguales, que son todas de barrios, que son todas de malandros

¿Pero es esto cierto? ¿De verdad son todas así? ¿La gente no quiere ver ese tipo de películas? ¿No quiere ver esas historias? (…)

El 50.7% de los espectadores que han visto Cine Venezolano desde el 18 de enero del 2008 hasta la fecha de hoy, lo han hecho asistiendo a ver cuatro películas de barrios y malandros

El 8.9% de las películas acapara el 50.7% de los espectadores. A lo mejor me equivoco, pero esto lo que parece indicar es que al público SI le gustan las películas de barrios y malandros, con historias que sean “las mismas de siempre”. O al menos no les importa que las películas sean así

Una mirada al mar, ciertamente, no encaja dentro de los parámetros del cliché y parece ser una de las consentidas del público nacional. ¿Será acaso una muestra de que el gusto de nuestro público comienza a expandirse, a cambiar?

Una mirada al mar está protagonizada por Yucemar Morales, el conocido actor, Fernando Flores, Asdrúbal Meléndez, Zoe Bolívar, Bebsabé Duque, y la primera actriz Loly Sánchez; la obra goza por exponer hermosos escenarios de Todasana y las playas de San Pedro en el Edo. Vargas.

Publicada en

Hoy se estrena ‘Una Mirada al Mar’ en Venezuela

Una mirada al mar, de Andrea Ríos
Una mirada al mar, de Andrea Ríos

Es viernes, día de estrenos en nuestro país. Tal y como ha sido la tendencia en estas últimas semanas, un nuevo film venezolano llega a las salas de cine. Esta vez se trata de Una mirada al mar, ópera prima de Andrea Ríos.

Rufino, un señor de 71 años, queda viudo y decide volver al pueblo donde conoció a su esposa. Allí se reencuentra con sus paisajes y su gran amigo Gaspar, pintor que se ha hecho cargo de una pequeña niña huérfana de ocho años llamada Ana-E, con quien Rufino se verá obligado a permanecer bajo el mismo techo, a pesar de su hostil convivencia. La soledad de estos personajes los enfrenta, iniciando trazos hacia un nuevo camino para superar el abandono.

Una mirada al mar está protagonizada por Fernando Flores, Asdrúbal Meléndez, Yucemar Morales, Zoe Bolívar, Loly Sánchez y Juliana Cuervos. Escrita por la desaparecida Marianela Alas, es una nueva producción de la Fundación Villa del Cine.

Publicada en

El Taita Boves, al Goya

El Taita Boves, al Goya

‘Taita’ Boves, el implacable retrato cinematográfico de José Tomás Boves, uno de los antihéroes más aterradores de nuestra independencia, ha sido seleccionado por Venezuela como la película que habrá de representarnos en los premios Goya, otorgados por la academia de cine española, en la categoría: Mejor Película Hispanoamericana. La decisión estuvo a cargo de un jurado integrado por los cineastas Roman Chalbaud, Efterpi Charalambidis y John Petrizzelli.

Sigue leyendo El Taita Boves, al Goya

Publicada en

Proyectos ganadores del Concurso Internacional Primer Largometraje del ALBA “Día de Fiesta”

Día de Fiesta, película del ALBA

Día de Fiesta, película del ALBA
Día de Fiesta, película del ALBA

Estos son los Proyectos ganadores del Concurso Internacional Primer Largometraje del ALBA “Día de Fiesta”:

  • República de Ecuador: La Banda, de Gabriel Páez
  • Estado Plurinacional de Bolivia: Las perdices y el zorro, de Fernando Vargas
  • República de Cuba: Subir al Cielo, de Arturo Santana
  • República de Paraguay: Patria Imaginada, de Marcelo Martinessi
  • República de Nicaragua: Día de Fiesta, de Mariano Marín
  • República Bolivariana de Venezuela: Rueda Libre, de Jackson Elizondo

Vía | Fundación Villa del Cine

Publicada en

Muerte en alto contraste, trailer de la nueva película de César Bolívar

erich-wilpret
Erick Wildpret y Norelys Rodríguez, Muerte en alto contraste
Erich Wildpret y Norelys Rodríguez, Muerte en alto contraste

Ya está en la red en trailer oficial de Muerte en Alto Contraste, la nueva película de César Bolívar. Autor de clásicos policiales del cine venezolano de los 80 como Homicidio Culposo, Más allá del silencio y Colt Comando, después de un largo período de inactividad, Bolívar regresa al género que mejor supo hacer.

Muerte en alto contraste, primer film de acción policial de la Villa del Cine, narra la historia de Gabriel (Erich Wildpret), un joven que siendo parte de un grupo táctico de la policía, decide tomar la justicia en sus propias manos con el fin de vengar el asesinato de sus padres ocurrida cuando era niño. En su afán de venganza, se relaciona con Pepe Grillo (José Manuel Laguardia, Full Chola), periodista de gran olfato para los crímenes, que le ayudará a adentrarse en lo más profundo de las redes culpables de su desgracia. Pero para cumplir su cometido, Gabriel deberá correr el riesgo de perder a Raquel (Norelys Rodríguez), su única esperanza para un nuevo comienzo.

El guión del film está firmado por el mismo Bolívar y José Antonio Varela (La Clase). La dirección fotográfica es de Jhonny Febles, y la dirección de arte es de Rafael Straga. Ignacio Márquez se encarga del reparto y el montaje fue realizado por Bolívar y Jonathan Pellicer.

Además de Erich Wildpret y Norelys Rodríguez, el reparto está integrado por figuras legendarias del cine, la televisión, la radio y el teatro venezolano: Juan Manuel Laguardia, Luigi Sciamanna, Juan Manuel Montesinos, Julio Alcazar, Manuel Salazar y Carmen Julia Alvarez, Nohely Arteaga y Alberto Alifa.

En el pasado festival de Mérida, Muerte en Alto Contraste se llevó cinco de los premios principales:

  • Mejor Montaje: Julio César Bolívar y Jonathan Pellicer por Muerte en alto contraste (César Bolívar) en el Festival de Cine Venezolano de Mérida 2009
  • Mejor Dirección de Fotografía: Jhonny Febles por Muerte en alto contraste en el Festival de Cine Venezolano de Mérida 2009
  • Miejor Actor: Erich Wildpret por Muerte en alto contraste en el Festival de Cine Venezolano de Mérida 2009
  • Mejor Dirección Compartida entre Eduardo Barberena (Cheila, una casa pa’Maíta) y César Bolívar (Muerte en alto contraste) en el Festival de Cine Venezolano de Mérida 2009
  • Premio Especial del Jurado: Muerte en alto contraste en el Festival de Cine Venezolano de Mérida 2009

Aunque su estreno es inminente, Muerte en Alto Contraste se está exhibiendo en el marco del Festival de Cine Latinoamericano.

Muerte en alto contraste | Trailer

Publicada en

Manos Mansas, documental venezolano, en salas de cine

Manos Mansas

Manos Mansas
Manos Mansas
Manos mansas, el largometraje documental que la Villa del Cine y los hermanos Luis y Andrés Rodríguez estrenan en las salas de cien de Venezuela tiene como tema central el trabajo infantil. Pero no cualquier trabajo infantil.

Manos mansas tiene como protagonistas a niños venezolanos que, desde su más temprana edad, se dedican a cultivar y perpetuar el legado de sus padres, bien sea en la agricultura, la pesca artesanal o la dura supervivencia en el paisaje urbano capitalino.

Dos, pues, son los temas principales del trabajo de los Rodríguez: la lucha por la supervivencia y el amor al trabajo.

Según la nota de prensa:

Manos mansas es una producción de Villa del Cine, que fue realizada en distintas geografías venezolanas como son el páramo Los Colorados, del estado Mérida, lugar en que habita la señora “Chana” y sus hijos que se enfrentan al clima inclemente en completa comunión con la naturaleza; Punta de Garza ubicada en la isla de Margarita, escenario que alberga a los niños Melvin y Pochocho, hijos de pescadores que con entusiasmo se entregan a la aventura de seguir los pasos de sus padres y embarcarse en un peñero para practicar la pesca artesanal; y Caracas, lugar en que vive Ronald Rodríguez de 28 años, que relata algunas vivencias de su infancia, donde el maltrato físico por parte de su padrastro le termino acarreando una fractura en la columna que le obliga a utilizar muletas permanentemente.

El film está siendo distribuido por Amazonia Films y se estará exhibiendo en las salas de cine de La Previsora, el cine Trasnocho Cultural y en la red de Salas de la Cinemateca Nacional.

Sobre los autores:

Luis Alejandro y Andrés Eduardo Rodríguez (Caracas 1974), son realizadores audiovisuales integrales. Antes de dedicarse a la dirección de documentales, trabajaron en el área social, específicamente con niños en estado de abandono. Dicha experiencia los lleva a definir un interés y apego por personas marginadas que tiempo atrás no tenían la posibilidad de expresarse. De esta manera se acciona una filmografía que cuenta con más de cuarenta documentales, entre algunos se pueden destacar: Somarí del Guaikerí, Hidalgo de coche, Pan de cada día, El esplendor y la espera, La siembra de un cantor, Alí Primera: Herido de Vida, Pasajero Detente, Elisabeth Schön: Alma fugitiva, Después de la lluvia, entre otros. Manos mansas es su primer largometraje documental transferido a 35 mm.

Manos mansas | Trailer

Publicada en

Cheila, una casa pa’ Maita, a partir de hoy en salas de cine de Venezuela

Endry Cardeno

Afiche de Cheila, una casa pa Maita
Afiche de Cheila, una casa pa' Maita, de Eduardo Barberena
Hoy se estrena en Venezuela Cheila, una casa pa’ Maita, la esperada cinta de Eduardo Barberena, con guión del dramaturgo Elio Palencia, ganadora del premio a la Mejor Película en el pasado Festival de Cine de Mérida.

…Es la historia de una mujer encerrada en el cuerpo de un hombre que regresa de Canadá a pasar las navidades con su familia en la linda casa que hace algún tiempo, con todo su esfuerzo, pudo regalarle a su Maíta. En la búsqueda de hacer realidad su sueño de cambiar su sexo y ser “una mujer total”; al momento de regresar a su país natal, encuentra la hermosa “quinta” en completo deterioro y ocupada por un caótico tropel de hermanos, cuñadas y sobrinos, situación que le desvelará una dura verdad acerca de la relación consigo misma y su familia. Cheila, una casa pa’ Maíta, llegará a nuestros cines con una compleja historia que retrata un mundo en que los sacrificios, la falta de tolerancia y la búsqueda de sí mismo luchan por la supremacía.

Se trata, a mi juicio, no sólo de una de las propuestas más arriesgadas realizadas en lo que va de década en el cine venezolano (ni hablar de la década pasada), sino además una de las más sólidas y maduras. El sólido guión del dramaturgo Elio Palencia —también autor de la pieza original—, examina con acuciosidad la humanidad de sus personajes. No se trata de una historia fácil, de soluciones aleccionadoras, donde los personajes se redimen al final tan sólo por cumplir el imperativo de Disney de que en toda película, alguien debe ser feliz antes de que comiencen los créditos —usualmente con una intención pedagógica, lo que degrada al arte al nivel de sermón dominical.

En Cheila no hay sermones, ni la oposición de buenos o malosy la preocupación del ascenso social, tan recurrente en nuestras cintas los últimos años, se encuentra ausente. Desaparecido el barrio como escenario y su problemática como factor totalitario determinante para el devenir de la trama; queda una historia que pone el acento en la interioridad, en la complejidad del conflicto de sus personajes. Como apuntó Endry Cardeño (Cheila), en la presentación de la cinta ante la prensa, era la primera vez que le pedían interpretar un personaje transexual que no fuera cómico, que no hiciera payasadas o que no tuviera que “enseñar las tetas”.

El tema mismo de la transexualidad o reasignacion de género, está manejado con no menos riesgo, dejando a un lado las convenciones timoratas políticamente correctas del el tratamiento visual de las minorías. Todo lo contrario, Cheila se burla de los tópicos en torno al tema con desparpajo, sin tapujos: una historia tan madura que no teme dejar a un lado la solemnidad y burlarse de sí misma, sin caer en el astracán televisivo y sin el enfoque folklorista de la impepinable reflexión acerca de “la venezolanidad” o “venezolanitud”.

Idéntica madurez se aprecia en la dirección de la Eduardo Barberena, quien parece consciente de que no se trata de probar nada sobre sí mismo, sino desaparecer detrás de sus personajes y sus acciones. Barberena cumple con el mandato clásico de dejar hablar a la obra por sí misma, sin imponerle nada.

Así mismo, hay que destacar la elección del reparto, elegido con puntillosa exactitud por el también actor William Cuao. En esta cinta hay interpretaciones manejadas con bravura, como el de la extraordinaria Violeta Alemán, quien compone una madre llena de contradicciones acerca de su relación con su hijo transexual. Una madre dura, pero no exenta de ternura. Pero ella no es la única, pues cabe destacar el trabajo del resto del elenco, empezando por el de Endry Carreño.

Aura Rivas, Elodie Bernardeau, Luke Grande, Rubén León, Nelson Acosta, Freddy Aquino, Moisés Berroterán, Verónica Arellano, Carolina Torres, Glenis Colina, Guillermo Londoño, Víctor Soto y Rhandy Piñango, acompañan a Cardeño. La partitura musical y la producción estuvieron a cargo de Nelson Carranza.

Al final, es de agradecer una película arriesgada que no teme tratar con profundidad y al mismo tiempo desparpajo temas tan espinosos como el de la transexualidad o la sexualidad infantil. Una película que se ubica a la vanguardia del cine y la sociedad venezolanas. Que no se queda a la saga del conservadurismo de los espectadores para halagarlos con fórmulas fáciles, con finales felices de telenovela, aleccionadores o pedagógicos. Una película que invita a la reflexión y a la discusión. Una cinta madura, que no se convierte en un vehículo de lujo, muy caro, para la vanidad de sus creadores y que toca nervios culturales de la sociedad venezolana que hace tiempo ninguna otra película se había atrevido a tocar.

Sí, estamos ante otra fuerte candidata en la competencia por la postulación al Oscar a la mejor película extranjera para representar a Venezuela. Véanla y luego, discutámosla por aquí.

Cheila, una casa pa’ Maita es una producción de la Fundación Villa del Cine.

Publicada en

Convocatoria, concurso de cortos para “Día de fiesta”

Día de Fiesta, película del ALBA
Hasta el 31 de mayo estará abierto el plazo

Día de Fiesta es un proyecto de largometraje colectivo internacional que, con la participación de cortometrajes de Ecuador, Bolivia, Cuba, Dominica, Ecuador, Nicaragua y Paraguay, tendrá como tema común y fin último la celebración del bicentenario de los procesos de independencia que por estos días celebran buena parte de los países latinoamericanos.

Cada cortometraje debe desarrollar una historia de ficción, expresión de las culturas de cada país, con conflictos actuales que muestren la voluntad por alcanzar anhelos, el desafío a los obstáculos, la esperanza en el futuro, el reto de soñar. Como premisa temática para todos los proyectos, imprescindible para asegurar la unidad del largometraje, cada corto mostrará una historia contemporánea de conflictos interpersonales dentro del universo de una familia, o de las relaciones de pareja, relaciones entre padres, hijos, hermanos, abuelos u otros miembros de la familia “clásica” o de los nuevos modelos de relaciones familiares. El escenario común a todas las historias, como elemento unificador del filme, debe ser la fiesta popular vinculada con la celebración del Bicentenario de la Independencia.

Se trata de un proyecto de coproducción internacional adelantado por La Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), el Fondo Cultural del ALBA, y el Ministerio del Poder Popular para la Cultura, a través de la Plataforma del Cine y el Audiovisual, y con la Fundación Villa del Cine como principal productor ejecutivo.

El Fondo Cultural del ALBA gestionará ante el Banco del ALBA la transferencia de los recursos financieros a la Fundación Villa del Cine para la producción del proyecto ganador, asumiendo ésta como entidad productora el compromiso de administrar dichos recursos y facilitar toda su capacidad instalada para la total realización del proyecto seleccionado en la República Bolivariana de Venezuela, por un monto de ciento setenta y dos mil bolívares (BsF. 172.000,00) Dichas posibilidades de producción desde la Villa del Cine se regirán por los tiempos establecidos en el Reglamento del presente Concurso.

El plazo de recepción de proyectos para el concurso, que contará con un jurado internacional, abrió el pasado 5 de abril (2010) y cerrará el venidero 31 de mayo:

Los proyectos se estarán recibiendo desde el lunes 05 de abril hasta el 31 de mayo de 2010 en la siguiente dirección: Centro Nacional Autónomo de Cinematografía. Avenida Francisco de Miranda, frente al elevado de Los Ruíces, Centro Empresarial Miranda, Piso 2 Ofic 2M, Los Ruíces. Caracas 1071. Teléfonos: (58-212) 232.6095 / 238.7794 Fax (58-212) 232.6095. Horario de atención: de Lunes a Viernes de 8:00am a 1:00pm. Se admitirán los proyectos que hayan sido enviados por correo postal, cuyo matasellos de origen se corresponda con la fecha de cierre de la Convocatoria.

Primer Largometraje del ALBA | Bases (descargar .PDF)