essays on prejudice

Samsung LED Cinema Screen, el comienzo del fin de la cabina de proyección

3 min de lectura

El pasado viernes fue inaugurada en Estados Unidos la primera sala de cine con el sistema Samsung LED Cinema Screen. La sala está ubicada en un suburbio de Los Ángeles, Chatsworth, en un complejo de Pacific Theatres. El primer film que proyectará es Ready Player One, de Steven Spielberg. No podía ser otro.

La tecnología ha sido desarrollada por Samsung. Consiste básicamente en una gigantesca pantalla LED, una televisión enorme. Desde luego, esto vuelve obsoletas e innecesarias las cabinas de proyección. Lo que, seguramente, traerá como consecuencia que más de un nostálgico del “cine de antes”, se ponga en pie de guerra desde ya.

La Samsung LED Cinema Screen, la pantalla de la sala inaugurada el viernes, tiene una longitud de 10 metros de ancho por 5 de alto. Puede exhibir imágenes a un máximo de resolución de 4K y multiplica por 6, más o menos, la luminosidad de los actuales sistemas de proyección.

Esto resuelve uno de los más grandes dolores de cabeza de los directores de fotografía al trabajar en 3D. Con los actuales sistemas, los films en 3D pierden entre un 25% y un 50% de luminosidad al ser proyectados. El nuevo sistema tiene una relación de contraste de infinito a uno. Una mayor amplitud de rango dinámico, con colores más profundos y negros puros.

Samsung LED Cinema Screen, otros usos

Gracias a su poderosa luminosidad, la Samsung LED Cinema Screen permite la exhibición de películas con las luces encendidas. Esto posibilita darle otros usos a las salas de cine. Como albergar competencias de video juegos o eventos deportivos. O, como en el caso de las salas de la cadena Alamo Drafthouse, combinar cena, bebida y película.

Sin embargo, por ahora el sistema de exhibición Samsung LED Cinema Screen tiene algunas desventajas. La primera es su precio. Entre los 500 mil y 800 mil dólares. Muy superior a los 300, 150 mil dólares de los proyectores láser actuales.

La segunda desventaja es el sonido. Los sistemas de audio actuales incluyen bocinas ubicadas tras la pantalla, cosa imposible con la Samsung LED Cinema Screen. De modo que, aunada a la instalación de la pantalla, los dueños de salas deben reconfigurar sus instalaciones de sonido.

Y, por último, la Samsung LED Cinema Screen demandará un archivo especial de exhibición con diferentes valores de luminosidad y color de los actuales DCPs. No obstante, ya Samsung ha comenzado a equipar salas de postproducción para atender esta demanda.

Por ahora existen pocas salas en el mundo con sistemas Samsung LED Cinema Screen. Hay dos en Corea del Sur, una en Zurich, otra en Shangai y una más en Bangkok. Samsung espera tener instaladas unas 30 hacia finales de año.

Sony’s Crystal LED, la apuesta de la competencia

Sony, el competidor japonés del gigante surcoreano, no se ha quedado atrás y durante la conferencia del NAB ha presentado su propio sistema de exhibición para salas de cine, Sony’s Crystal LED.

Como en el caso del equipo de Samsung, las dos principales desventajas de sistema de Sony son el alto costo y el manejo del sonido.

Lo que sí parece seguro es que nos acercamos a un nuevo cambio de paradigma. Uno que amenaza con revolucionar la forma en la que hemos visto cine desde el mismo día de su invención. 

Anuncios
Share:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: