La Villana (The Villainess), amor y ultraviolencia

La Villana (The Villainess Ak-Nyeo), de Byung-gil Jung, toma prestadas ideas de La Femme Nikita y La Totale! para realizar un gran espectáculo de artes marciales ultraviolentas, con planos imposibles y espectaculares coreografías, pero que no deja de lado el amor, la ternura y el humor.

0
1069
2 min de lectura

La Villana (The Villainess, Ak-Nyeo) comienza con uno de los planos secuencias más complejos, violentos e intensos de los últimos años. Son ocho minutos de la más pura y dura ultraviolencia a la que nos tiene acostumbrados el cine asiáticos. Pero como también nos tiene acostumbrados el cine coreano, pronto hace un giro e introduce un género nuevo. O varios. No importa.

Las tramas principales recuerdan a dos películas francesas en particular. La primera, la de la asesina nata, reclutada y entrenada por una organización gubernamental secreta, parece inspirada en La Femme Nikita, de Luc Besson. La segunda, la de la relación romántica entre espías que ignoran la su condición, es muy similar a La Totale! de Claude Zigi (que luego James Cameron usó como base para True Lies).

Pero como también suele ser común en el cine asiático y, en particulr, el coreano, ambas tramas está unidas por la historia mayor de una venganza no consumada durante años. Y, como en el caso de La Femme Nikita, es la historia de una mujer que busca recomponer su vida después de años de maltratos, abusos y violencia.

En el caso de Sook-hee, protagonista de La Villana (The Villaines, Ak-Nyeo), esa nueva vida consiste en una modesta y anónima madre soltera, con una igualmente modesta carrera como actriz de teatro.

No obstante, la violencia siempre busca abrirse paso en su vida.

La Villana (The Villainess), humor, amor y surrealismo

La Villana (The Villainess, Ak-Nyeo) contiene extraordinarias coreografías de acción, violencia y destrucción. De ese tipo de planos que te hacen preguntarte “ey, ¿cómo hicieron eso?” Es particularmente impresionante la pelea a espadas sobre motocicletas a toda velocidad. Y la persecución automovilística y enfrentamiento final en el autobús.

Pero la película, en ese sentido, no se agota sólo en la espectacularidad. A comienzos la historia, hay un plano secuencia donde la violencia es desplazada por el absurdo, el surrealismo y el humor. De hecho, la violencia está ausente en buena parte de la historia. Por momentos, la trama se tiñe de ternura. De un humor dulce más propio de una comedia romántica que de un film de artes marciales ultraviolento.

La Villana (The Villainess, Ak-Nyeo) está escrita y dirigida por Byung-gil Jung (el mismo de la excelente Confession of MurderNae-ga sal-in-beom-i-da). Está protagonizada por Ok-bin KimHa-kyun ShinJun Sung y Seo-hyeong Kim.

Anuncios
Reseña Panorama
The Villainess (Ak-Nyeo), de Byung-gil Jung
Compartir
Artículo anteriorRED Digital Cinema y Foxconn producirían cámaras 8K a precios accesibles
Artículo siguienteJessica Jones regresa a su manera
Carlos Caridad Montero es cineasta y escritor. Autor del film 3 Bellezas, editor de Blogacine y del diario audiovisual Selfiementary (Youtube).

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.