3 min de lectura

Tenía muchos deseos de ver Jack Reacher, a pesar de la mala fama que le precedía. Mala fama, todo sea dicho, acaso en buena medida injusta y azarosa.

En un destino similar —aunque no tan directo— al de The Dark Knight Rises, el estreno estadounidense de Jack Reacher se vio empañado por un nuevo tiroteo masivo en una escuela de Newtown. Y por el subsecuente debate sobre la violencia en los medios audiovisuales y el control de armas.

Enseguida, su estreno fue pospuesto en casi todo el mundo, las premieres canceladas y las alfombras rojas por las que debían pasearse sus estrellas, recogidas.

Jack Reacher, bad timing

Y es que el film dirigido por Christopher McQuarrie (guionista de The Usual Suspects) abre con una pormenorizada descripción sin diálogos de los preparativos y la ejecución de un tiroteo al azar a cargo de un experimentado francotirador.

Tan cinematográfica como escalofriante, la exhibición de la tal secuencia era imposible en las horas posteriores al aciago día del tiroteo en la escuela Sandy de Newtown. Una cuestión de bad timing.

Jack Reacher, bad casting

La segunda razón de la mala fama del film tiene que ver con la decisión reparto sobre el actor que interpreta al héroe de las novelas de Lee Child —el film en cuestión se basa en One Shot—: Tom Cruise.

Una mala decisión, según los fanáticos de las novelas.

En sus textos, Child describe a Jack Recaer, su héroe justiciero como, una mole blonda, de casi dos metros de altura. De más de 100 kilos de peso y ojos azules. Una figura amenazante para los hombres. Pero atractiva para las mujeres. Ancho de pecho, bajo índice de grasa corporal. Y masa muscular esculpida de forma natural. Mal corredor, pero buen tirador. Bueno en la cama, quiero decir. Según lo cuenta su creador.

Cruise es todo lo contrario. Cuatro centímetros más bajo que su coprotagonista Rosamund Pike, el Jack Reacher de la ficción literaria le sobrepasaría por la bicoca de 26 centímetros. Compacto, enjuto. De musculatura definida a punto de gimnasio. De cabellera oscura y ojos oscuros, Cruise es además buen corredor. Muy buen corredor.

Herzog, un villano muy malo

Pero Tom sabe capturar el alma de Jack Reacher . Y lo que le falta en estatura y rubicundez, le sobra en actitud y carácter. Tom Cruise logra salir bien librado del trance. Pero no alcanza el nivel exquisito de maldad operática y telenovelesca que consigue Werner Herzog al interpretar al villano del film.

Sí, estamos hablando del mismo Herzog.

Sí, sí, ese mismo, el director alemán.

Además de la secuencia inicial armada tan hábilmente, el film contiene una muy eficiente persecución automovilística por las calles nocturnas de Pittsburgh a bordo de un rugiente y magnífico Chevelle ’70.

Y una buena secuencia de pelea de uno contra cinco en un callejón que evita el uso y abuso del plano cerrado y la coreografía pendenciera para transmitir la sensación de violencia y dinamismo. Tiene algunos buenos diálogos en rápido contrapunto. Pero en ocasiones, se ven afectados por largas exposiciones verbales.

Como las novelas de Child, el film es un suerte de pulp setentoso que, en su mayor parte, resulta entretenido. Se estrena hoy pronto en los cines de Venezuela.

Jack Reacher [USA] [Blu-ray] (Blu-ray)


New From: EUR 19,54 EUR In Stock
buy now

Anuncios