Publicada en

Revelando los secretos de la tribu

yanomami_esculpe_lizot

Un niño yanomami esculpe a un bien dotado Lizot

Semanas atrás, Tuki Jencquel, realizador venezlano me invitó a ver Secrets of the Tribe, de Jose Padilha. Como algunos recordarán, Secrets of the Tribe toma como punto de partida el libro Darkness in El Dorado: How Scientists and Journalists Devastated the Amazon, de Patrick Tierny, para elaborar un alucinante retrato de una tribu nunca estudiada: la tribu de los antropólogos. En especial de los antropólogos que han estudiado a nuestros yanomamis.

Jencquel llegó a la producción de una manera muy particular. Durante años había preparado un proyecto sobre los yanomamis —un tema, junto a de la antropología, que le interesaba desde su infancia— y, cuando estaba bien encaminado, supo la noticia de que el brasileño Jose Padilha, autor de Bus 174, se disponía a rodar un documental muy parecido al suyo. Desde Alemania, averiguó el teléfono de Padilha y lo llamó, para advertirle que él también tenía una película en marcha. Pero para su sorpresa, lejos de molestarse, Padilha le ofreció trabajo como director asistente. Y fue así como se sumó al equipo.

Good y su prometida, Yarima

El documental, producido por la BBC y cuyos derechos de transmisión han sido adquiridos por HBO, se vale de un estilo casi clínico, científico, antropológico pues, para presentar un grupo variopinto de estudiosos que parece sacado de una novela de Conrad. No en vano, el título de la larga denuncia de Tierny alude a la famosa novela de Conrad, The Heart of Darkness. Un grupo de científicos sociales locos que lo mismo habrían realizado experimentos poco ortodoxos con los indígenas de amazonas (Napoleon Chagnon), se casaron con alguna niña indígena y se la llevaron a vivir a los Estados Unidos (Kenneth Good, autor de Into the Heart), o se aprovechan de la situación para dar rienda suelta a supuestas inclinaciones pedófilas con los niños yanomamis (de lo que se acusa al lingüista Jacques Lizot, alumno dilecto de Claude Lévi-Strauss).

Pero el estilo clínico, en apariencia objetivo, del documental parece lograr el efecto contrario (o, acaso, el deseado): subrayar la locura que parece contagiar a todos los involucrados. Uno ve misioneras católicas que parecen justificar las prácticas de Lizot (bueno, después de todas las denuncias de pedofilia contra los santos varones de la iglesia, ¿quién puede escandalizarse?), y un espectáculo musical, realmente alucinante y terrorífico, kitsch en tecnicolor, ideado por Sting. Hay entrevistas con Charles Brewer-Carías (inserte su comentario aquí) y con Tierny, quien ciertamente, némesis de Chagnon al fin, parece compartir su delirio.

Quizás esta sensación de desmadre psicológico que transmiten toda cada una de las entrevistas a los involucrados, se derive del contrapunteo que Padilha establece el testimonio de sus “sujetos de estudio”, varios indígenas yanomamis. Que, para sorpresa de muchos antropólogo, resultan ser seres humanos, de carne y hueso, con miedos, prejuicios, necesidades. Vida propia, en fin. Finalizada la proyección, uno no puede dejar de cuestionar, no ya la ética del conducta individual de los antropólogo, o la de sus estudios; sino cuestionar la ética de toda la antropología como ciencia social.

Lizot y Chagnon

Cuando hace casi una década Tierny vino a Venezuela a promocionar su libro, escribí un reportaje para una revista venezolana. En esos días se hablaba de Constituyente y refundación de la patria. Alguna elección estaba cerca y una comisión parlamentaria de asuntos indígenas se apresuró a promover una investigación sobre las denuncias.

¿Y qué pasó? Nada.

¿No es trágico? ¿No es escandaloso? ¿Acaso no es triste?

9 comentarios en “Revelando los secretos de la tribu

  1. Escalofriante viejo. De repente no tiene nada que ver (o quizas si) pero me hizo recordar a los cineastas del falso documental que aparece en la trama de Holocausto Canibal. Te vuelves a preguntar quienes son realmente los salvajes.

    pd. Que pana Jose Padilha.

  2. Curioso. Cuando vi la foto que tienes allí (la de Good y su prometida) recordé automáticamente el documental "Hearts of Darkness: A Filmmaker's Apocalypse" (brutal!) sobre la locura del rodaje de "Apocalypse Now". Es decir, el helicóptero de fondo y el tipo se me parecieron a varias de las imágenes de Coppola en ese documental.

    Según el link hacia Amazon con el libro de Joseph Conrad "The Heart of Darkness", esa nueva edición tiene una sección referida a la película de Coppola; más el documental-making de "Apocalypse Now" no tendría nada que ver con el libro (quizás inspiración?).

    Según IMDB el documental fue estrenado en 1991. Véanlo cuando puedan. No tiene nada que ver con este post pero es una locura igual.

    o.0

  3. Todavía se pueden seguir los alegatos de Brewer-Carías (el otro yo de Chagnon en Venezuela) contra Tirney en codigovenezuela.com. Para terminar de completar el cuadro: muchos antropólogos me aseguran que, a pesar de su Pulitzer, el libro de Tirney es también pacotilla, una invectiva liberal gringa contra los "depredadores" de las selvas vírgenes y sus habitantes. Es decir: otro que se volvió loco (no necesariamente es el "bueno" de la partida).

  4. Exacto. Es lo que sugiero en el articulo.

    ¡Saludos!

  5. Sí, creo que tiene que ver. Al menos en el tema. Y resulta muy interesante que compares la foto de Good con las stills de Apocalypse Now. En el fondo, es el mito de la naturaleza demencial de la selva, del hombre occidental que enloquece al descubrirse liberado de los reglas y normas sociales. Está en el libro de Conrad y en la película. Y tras la película, en su rodaje.

    Lo que no deja de sorprenderme en el caso de Chagnon, Lizot y otros, es que sigan tan tranquilos, como si no estuviesen cuestionados. Y nadie les pide cuentas.

    Gracias por el aporte.

    ¡Saludos!

  6. Creo que sobre esa película hubo una polémica en Venezuela, por los 80 creo.

    Una pregunta: ¿en Holocausto Caníbal hay escenas de sexo explícito?

    ¡Saludos!

  7. El libro de Tierney es horripilante. Su descripción de varios "eminentes" científicos venezolanos causó controversia en la academia local, pero las considero balanceadas; están bastantes documentadas algunas barbaridades realizadas en el interior del país. Hace un par de años escribí una pequeña nota sobre el libro en la página de Marcel Roche (uno de los acusados de experimentar con indígenas) en la Venciclopedia,http://venciclopedia.com/index.php?title=Marcel_R… donde expuse algunas de las acusaciones. No he visto el documental, pero si está basado en el libro de Tierney, considero que su valor estará en nombrar nombres, como decían en la época del blacklisting hollywoodense. El que me viene a la mente como uno de los personajes más monstruosos del libro es Brewer Carias. Su descripción bien vale el precio del libro.

  8. De acuerdo al director, y hasta hace muy poco se sostuvo que las escenas eran simuladas. Pero hace poco lei una entrevista con una de las actrices donde decía que en efecto las escenas no tuvieron nada de simulado. Yo la verdad no se si creerlo.

    Reales si son las escenas de ejecuciones que aparecen en el documental dentro de la pelicula. Son ejecuciones filmadas en Centroamérica y el sureste de Asia.

    Yo no conozco cual fue la polemica de Holocausto Canibal en Venezuela, ahora con respecto a nuestro pais si hay un dato bien curioso que quizas no mucha gente sabe.

    Ruggero Deodato tuvo muchos problemas con las autoridades italianas a raiz de la pelicula, primero tuvo que comparecer ante un juez y demostrar que los actores no habian sido asesinados de verdad. Se tuvo que presentar en un tribunal acompañado de ellos.

    Segundo esta la cuestion del sacrificio de los animales, si mal no recuerdo creo que fueron varios. De eso incluso el mismo Deodato ha dicho posteriormente que se arrepiente y que desea jamas haberlo hecho. El caso es que la película estuvo a punto de desaparecer, las autoridades en Italia estuvieron a punto de destruir el negativo.

    Deodato como pudo saco la película de Italia y una de las primeras copias en formato casero, pirata por asi decirlo, aparecio en Venezuela. La distribuidora "Video Games" de Venezuela fue la encargada de editar por primera vez una version en Beta y VHS de Holocausto Canibal. Video Games hasta donde yo se, y me consta, solo distribuia peliculas porno (todavia tengo algunas) así que me parece bastante curioso que hayan decidido editar Holocausto Canibal.

    Esto lo descubrí revisando las notas de Holocausto Canibal que vienen en una de las multiples ediciones. De hecho incluyen la caratula en VHS.

  9. Muchas gracias por la info. Yo sólo la vi una vez, en su momento (probablemente la edición de Video Games) y nunca más la volví a ver. Recuerdo que todo era muy real. Y que las escenas de sexo, aunque no eran gráficas, era muy, muy, muy reales. Y eróticas.

    Lo que pasó en Venezuela, peor no sé si con esta película —aunque recuerdo que estaba en el lote—, pues creo que sucedió varios años después, es que Carlos Azpúrua promovió una investigación en el Congreso para que se investigaran, tal y como sucedió en Italia.

    Creo que nunca se investigó nada.

    ¡Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.