6 min de lectura

Se han hecho tantas películas sobre la relación conflictiva entre cine y sus escritores que no me queda sino sospechar que no existe trabajo más traumatizante que el de los guionistas. No es para menos. Cuando no te pagan mal —si es que te pagan—, te imponen cambios caprichosos o arbitrarios, estás a merced de la pericia (o impericia) de actores y directores y al final, tu texto va a terminar a la basura. Literalmente. Nada más devastador que tu obra dependa de la decisión de otros.

En un intercambio de emails con un conocido bloguero y twittero (¡madre mía! ¡qué palabras!) local caímos en el tema de la literatura en el cine. O de cómo el cine suele retratar el proceso creativo. Sobre todo, el proceso creativo de la escritura.

F. Scott Fitzgerald, por ejemplo, consideraba degradante el trabajo de guionista y le dedicó 17 ácidos cuentos en los que se reservaba para sí mismo, mucho del vitriolo que destinado a la industria hollywoodense. Los cuentos fueron recogidos en el volumen The Pat Hobby Stories.

Le comentaba yo al twittero que no se trata de un tema fácil de retratar en el cine. Y, como en el caso de Fitzgerald con su personaje de Pat Hobby, guionista alcohólico y fracasado, muchas películas prefieren retratar al escritor como un perdedor: cuando no atraviesa por un bloqueo creativo, su vida personal es un desastre y sus finanzas simplemente producen esa mezcla de repulsa y vergüenza que en Venezuela llamamos “grima”.

Si el tema se trata mal, el resultado suele ser, invariablemente, un bodrio. Es uno de los temas favoritos delos estudiantes de cine y guionistas noveles (junto con el del serial killer). Pero cuando se hace bien, a la manera de Fitzgerald por ejemplo, el resultado siempre es una excelente historia. A continuación, sin ningún orden en específico, les presento mis 10 películas favoritas sobre escritores.

Guionistas

1Sunset Boulevard, de Billy Wilder

Obra maestra definitiva de Wilder, tiene como protagonista a un guionista que, adivinen… Sí. adivinaron. Tiene problemas económicos. En el cine los guionistas se la pasan pelando. Y debe escribir la película que supondrá el regreso al estrellato de una actriz del cine mudo a quien nadie contrata ya. Las cosas terminan muy mal. Pero esto lo sabemos desde el principio.

2Barton Fink, de los hermanos Coen

La extraña y surreal comedia de los Coen es acaso una de las películas que mejor describe al escritor atrapado en ese caos que los escritores estadounidenses llaman “development hell”: el desarrollo de un proyecto entendido como un infierno. El dramaturgo con bloqueo creativo interpretado por John Turturro está vagamente inspirado en Clifford Odets, y su colega, el escritor alcohólico y violento, encarnado por John Mahoney, recuerda a Fitzgerald y a Faulkner.

3The Front, de Martin Ritt

Ritt dirige esta agridulce comedia en la un don nadie interpretado por Woody Allen acepta servir de “frente” a un grupo de escritores vetados de trabajar por la famosa lista negra del senador McCarthy. Sin su humor, este retrato de los devastadores efectos de la censura política, sería imposible de ver.

4Adaptación, Spike Jonze

En este film dirigido por Spike Jonze, Nicholas Cage interpreta a un guionista que, como en el caso de Barton Fink y su guión sobre lucha libre, debe adaptar una obra literaria que, a decir verdad, no le interesa mucho y que tiene fama de ser inadaptable (El Ladrón de Orquídeas). Es prácticamente un retrato de la procrastinación del escritor. Cage también interpreta a su hermano gemelo, un guionista amateur con más entusiasmo que talento. Años antes, el mismo actor había ganado un Oscar por su interpretación de un guionista beodo en Leaving Las Vegas, de Mike Figgis.

Escritores

5Wonder Boys. Dirigida por Curtis Hanson.

Wonder Boys retrata al típico escritor cuya vida personal es un desastre épico. Pero, lo interesante es que en este caso, el escritor interpretado por Michael Douglas tiene una suerte de bloqueo al revés: no puede parar de escribir y trabajar en una obra que ya tiene más de mil páginas y sigue. Es el bloqueo creativo, pero por perfeccionismo. Ahora, el personaje de Douglas sería un bloguero, prolífico y genial.

6Deconstructing Harry, Woody Allen.

El de escritor es uno de los papeles favoritos de Allen. Lo ha sido en Annie Hall, en Hannah y sus hermanas y en Manhattan, por ejemplo; pero Deconstructing Harry es quizás su mejor mirada al proceso creativo y la difusa frontera que separa la vida personal de la obra artística, la ficción de la realidad.

7Misery de Rob Reiner.

Como Woody Allen, el del escritor es uno de los personajes favoritos de Stephen King. Practicamente sus mejores novelas tienen a escritores como protagonistas. De Salem’s Lot a Saco de Huesos, pasando por The Shinning y The Body, por mencionar sólo algunas. En Misery, King explora el lado terrorífico de la fama del escritor comercial y convierte una fanática demente en un poderoso símbolo de las presiones del mercado. No puedo dejar de estremecerme a pensar en cierta escena de esta película en la que sale a relucir una mandarria.

8Naked Lunch, David Cronenberg

Se trata de la adaptación de un libro también considerado imposible de adaptar al cine: The Naked Lunch, de Willian Burroughs. Tambien hay que agregar que acaso pocos estaban interesados en adaptarlo. David Cronenberg lo consiguió. Drogas, alucinaciones y misoginia se mezclan en un plano narrativo situado entre la realidad y la ficción, para contar un oscuro episodio de la vida de Burroughs.

9Antes de que anochezca, Julian Schnabel

Dirigida por Julian Schnabel y protagonizada por Javier Bardem, se trata de la adaptación de las memorias del poeta cubano Reinaldo Arenas. Homosexual, perseguido y encarcelado en Cuba y posteriormente exiliado, Arenas fue siempre un marginado independientemente del lugar donde estuviera. La cinta es una recapitulación de la larga lucha que libró por su libertad e independencia artísticas.

10Swimming Pool, de François Ozon.

Es acaso la más sexy del grupo. Ficción y realidad se mezclan en la vida de una escritora inglesa, interpretada por Charlotte Rampling, cuando irrumpe en su casa una bella y promiscua rubia francesa. Sí, tampoco puedo evitar estremecerme al recordar a Ludivine Sagnier en esta película.

Desde luego, como se suele decir en estos casos, no están todas las que son, ni son todas las que están. Pero son las que he visto y más me han gustado. Hay muchas más que seguro ustedes estarán echando de menos, como The Player de Robert Altman que, creo, tiene que ver más con producción que con escritura; Capote de Bennett Miller, que saca a relucir el lado más oscuro y egoísta del autor de In Cold Blood o The Hours, de Stephen Daldry. ¿Cuáles son sus películas favoritas sobre escritores?

Anuncios

8 Comentarios

  1. Fe de ratas Carlanga: Leaving Las Vegas la dirigió Mike Figgis, aunque ahora que lo pienso me gustaría ver esa película dirigida por Leigh.

    Por cierto esa escena de Adaptation donde Charlie Kaufman va al seminario de McKey es una de mis escenas favoritas de cualquier película. No importa las veces que la haya visto, siempre me rio como la primera vez. SIempre me he preguntado si el verdadero McKee es así de energico. Brian Cox es una pala.

    • Curioso que digas eso. Esa es una de mis escenas favoritas también. La voz en off de Kaufman se corta abruptamente cuando McKee grita: "Y ni se les ocurra alguna vez usar una voz en off en su película". Jejeje Genial!

      Lo más genial en "Adaptation" es el caso de Donald, y su nominación al Oscar. Creo que es el primer caso de nominación a alguien ficticio. Sucedió en demás festivales además.

      Por cierto, yo también he confundido a Mike Leigh con Mike Figgis más de una vez.

  2. Feliz semana.

    Me encató el post Carlanga. Hace tiemo te iba a comentar de hacer un Top 10 de películas sobre guionistas o escritores.

    Creo que nombras las 10 películas clave, aunque "Sunset Boulevard" y "The Front" no las vi.

    Muchas de las que nombras son mis favoritas también. Puedo anotar algunas más que me gustaron en su momento:

    – "Total Eclipse": para mi, uno de los mejores roles de Di Caprio (irónicamente su película menos conocida). La historia de la etapa más creativa en la vida del poeta prematuro Arthur Rimbaud. Su soberbia, infortunios y adicción a la absenta.
    [youtube rYDczkHfY6I

    youtube]

    – "Dead Poets Society": muy famosa como para comentar más. Sobre educación y literatura, y la influencia de esta en adolescentes con mucho entusiasmo. Una de mis películas favoritas de todos los tiempos. Recuerdo haberla usado en bachillerato en mi proyecto de grado. Debe ser la película que mayor cantidad de veces he visto.

    – "American Splendor": la nombro porque no solo es de mis películas favoritas de la última década, sino que no conozco otro personaje que sea escritor de comics sin saber dibujar. Eso es lo que hacía Harvey Pekar escribiendo y entregando bocetos (con rayitas y bolitas que eran figuras humanas) a Crumb, quien siendo la figura más conocida del comic underground en ese entonces. Este terminaba haciendo ilustraciones magníficas. Los comics no eran otra cosa que un documento diario de la vida de Pekar. No pasaba nada insólito en la historieta. Quizás por eso se volvió tan famosa.

    Si no han visto esta película… véanla!. La mejor actuación de Paul Giamatti, y un guión realmente gracioso y creativo.

    – "Roxanne": De las muchas versiones de Cyrano de Bergerac (una historia que siempre me ha fascinado), recuerdo con entusiasmo la hipnótica "Roxanne", de los 80s, con Steve Martin y la nariz gigante. Me parece una maravilla esa película. Siempre me hace reir.

    – "Stranger than Ficiton": si bien el escritor es más un co-protagónico, me pareció sumamente llamativa la forma en que la creación del personaje (que en realidad ya existe en la vida real… y en tiempo real) va influyendo en Will Ferrell, cual si se tratara de un guión con efecto "voodoo". Siempre la recomiendo. Además, no es la única película de Marc Foster que habla de inscritores e inspiración. Años antes había hecho mucho ruido con "Finding Neverland".

    – "Fear and Loathing in Las Vegas": aunque no es uno de mis filmes favoritos, el intento de hacer esta película me recuerda (un poco) a "The Naked Lunch". Es la historia de, posiblemente, el pico más alto del estilo "gonzo", cuyo precursor sería Hunter S. Thompson. La película está basada en el libro de Thompson y narra la concepción de este estilo de redacción a partir no solo de su genialidad sino de unas cuantas sustancias psicotrócipcas, que creo que harían ruborizar a la gente de "Trainspotting".
    Thompson era alguien que las supo usar, como muchos grandes artistas, para generar algo trascendental.

    Recomendaría esto si se ve previamente el documental "Gonzo: The Life and Work of Dr. Hunter S. Thompson".

    – "Quills": el Marques de Sade y sus cuentos prohibidos.

    Otras películas encantadoras con un escritor de protagonista serían "Sideways", "The Shining" y "As Good As It Gets". El gran y lógico cliché es (aparte del trastorno ciclotímico o el estado depresivo) el impedimento de no poder concluir adecuadamente la obra, hasta no resolver algún problema existencial del presente (o del pasado), o perturbado por algún suceso que le cambia la dirección a la historia (o la complica). Algo así como el escritor aficionado, Benjamin Esposito, en "El Secreto de sus Ojos".

    También están las películas de gente muy enchufada en una lectura y que se meten en ella creando paralelismos, como es el caso de "The Number 23" o la clásica "Never Endig Story". U obsesivos y novedosas tramas como en "The Pillow Book": "Dos cosas no nos han de faltar: las delicias de la carne y las delicias de la literatura."

    Un datico más: Hace no mucho salió el documental de Lance Bangs y Spike Jonze, acerca de Maurice Sendak, escritor e ilustrador de libros infantiles. Se titula "Tell Them Anything You Want" y ya ha sido lanzado en DVD. Un pedacito aquí: http://tinyurl.com/y8k4w42

  3. Interesante recopilación. Hecho en falta EL SUEÑO DEL MONO LOCO del director español Fernando Trueba. El protagonista (Jeff Godblum) es un escritor norteamericano que ocasionalmente trabaja como guionista en Francia.

    Creo que el oficio de guionista es antinatural (lo digo como guionista y director). Si realmente te gusta escribir, haces novelas. Hacer guiones consiste muchas veces en plasmar los sueños de otros y por ese motivo, no se debería tener amor a la obra creada.

  4. Yo estuve recordando en estos días sobre otras historias sobre escritores.

    A mediados de los 90s Michael Keaton protagonizó dos películas interesantes: "The Paper", sobre el trabajo reporteril en un periódico. El filme es de Ron Howard. La otra película es "Speechless" acerca de dos redactores de discursos para candidatos presidenciales (opuestos), y en plena campaña.

    También olvidé mencionar lo que sería mi filme favorito de Todd Solondz, "Storytelling" (de 2001). Si mal no recuerdo la película se divide en dos grandes capítulos (de humor negro devastador y cruel): "Fiction" y "Non-Fiction".
    [youtube NjXWjurXoNA

    youtube]

    También están las diversas historias que se han hecho en el cine sobre Capote.

    Chau!

Comments are closed.