Razones para amar u odiar a Quentin Tarantino

2
680
Quentin Tarantino, ¿a favor? ¿En contra?
1 min de lectura

Son las 7 y media de la tarde y, como siempre a esta hora, estoy atascado en el tráfico insólito de esta condenada ciudad petrolera.

Mi iPod se descompuso, maldita sea, por lo que tengo que morir con la radio. Las emisoras que no ponen música vomitiva, transmiten esos programas de periodistas “polémicos” tan en boga en estos días. Todos hablan de lo mismo. A favor. En contra. Pero de lo mismo. Y al mismo tiempo. Siempre en parejas.

El canal clásico, para colmo, está transmitiendo un programa de hip-hop comprometido. Qué les puedo decir.

Recorriendo el dial, por fin tropiezo con algo que suena bien. Interesante. Conocido. ¿Qué es? ¿Badalamenti? Sí, confirman mis sospechas, los locutores: es Angelo Badalamenti.

Se trata de un programa sobre cine. Mira, qué bien, me digo: de cine. Hablan de David Lynch. Un locutor le pregunta al otro si entendió Lost Highways y si quiere que se la explique. El otro, ofendido, se apresura a mentir que sí, que desde luego la entendió, de cabo a rabo.

Entonces, ocurre lo inevitable y todo se echa a perder. Uno saca a relucir aQuentin Tarantino. El otro replica con el calificativo de rigor (“sobrevalorado”). Y el programa se vuelve un toma y daca sobre el director de Pulp Fiction. Por poco se van a las manos. Sobreviene la confusión. La manía de polarizarnos en torno a un tema o personaje nos tiene muy jodidos a los venezolanos, me digo…

Como quiera que se acerca el estreno de Inglorius Basterds, quisiera ir zanjando de una buena vez el asunto. Vamos a ponernos de acuerdo desde ahora para poder disfrutar –o aborrecer– la película después: ¿qué es les parece Tarantino? ¿Por qué les gusta? ¿Por qué lo odian?

Anuncios

2 Comentarios

  1. Ayer me vi este film: http://www.notquitehollywood.com.au/ . No sabía nada de él hasta hace como un mes atrás. Alguien la conoce?
    [youtube hfUxtKAkju8

    youtube]

    En “Not Quite Hollywood” (y su respectivo tag-line “The Wild, Untold Story of Ozploitation!”) sale el mismísimo Tarantino en calidad, no de director o de guionista, sino de fan (pregunto: de qué tipo de cine no es fan este señor?).

    La película es un cocktail sugestivo que toca los puntos neurálgicos de cómo el cine B (o hasta “Sub-B” según algunos) de Australia logró empujar a la industria fílmica hace 30 ó 40 años atrás.

    En el documental Tarantino cuenta qué escenas intentó “copiarse” (u homenajear) del cine de género de Australia de los 70s y 80s. Comenta sobre las influencias de este cine en “Kill Bill” (y uno que pensaba que toda influencia pudiera venir de Asia). Incluso cuenta su anécdota de cuando “Kill Bill Vol. 1” fue estrenada en Sidney, y de sus escenas favoritas del cine australiano (no hay película que no haya visto y la recuerda a la perfección, el tipo es un enfermo de verdad). Además, el tipo osa (si, osa se escribe así, sin H y sin Z) en prácticamente amenazarnos de muerte a quien sea cinéfilo y no haga un recorrido por este contagioso y desfachatado cine.

    Pero a todo esto, el documental trae mucho más. Habla sobre la importancia del cine de Australia a raíz de esta época, de cómo se intentó prohibir la exportación de muchas películas que “no representaban la identidad del australiano” (cuando para los realizadores entrevistados es todo lo contrario), acerca de la popularidad de los desnudos frontales, ”, el tema de la taquilla, la era de oro de los autocines y del típico versus entre el cine “cultivado”, de “intelectuales y el cine explotación de tetas, pandillas, vómitos, groserías, metralletas, terror, decapitaciones y muchas, pero muuuuchas carreras de autos. Los tipos no eran para nada “suaves” y las anécdotas son simplemente demenciales. Tendrían que verlo para entenderme. Por supuesto “Mad Max” sale nombrada.

    A todos los fans de Tarantino recomiendo ampliamente este documental que es sin lugar a duda de los trabajos más graciosos y completos que haya podido ver, desde… que veo cine.

    Con la película les pasará por la mente toda la filmografía de Quentin y creo que estimula a seguirlo tomando en cuenta, para odiarlo o amarlo. Véanla… fascinante película.

    Y como cuenta el mismo trailer oficial al comienzo: “NOT POOFTERS ALLOWED”, una censura ficticia que se inventaron en Australia para muchos títulos. Vendría a ser algo así como que este trailer “No es apto para maricones”.

    Saludos…

Comments are closed.