Nikon D90: hacer cine con una cámara de fotos


Nikon D90 D-Movie Mode 720p Footage from Kurtis Kronk on Vimeo.

Siempre que tomo una cámara fotográfica en mis manos y hago una foto en pobres condiciones de luz, al ver el resultado pienso lo mismo: ¿por qué no se puede hacer algo así con una cámara de video?

Por “algo así” me refiero a la calidad final de la imagen. Sí, yo sé la razón por la que no se puede hacer: el enorme sensor de estas cámaras se calentaría tanto que el plástico se derretiría en las manos del fotógrafo.

Pero al mismo tiempo sé que, a estas alturas del partido, no hay nada imposible. Y casi todo se puede hacer. Como en efecto se está haciendo. Tal parece que mis plegarias comienzan a ser atendidas.

Primero, días atrás, fue la nueva Lumix DMC-LX3, una pequeña maravilla capaz de hacer excelentes imágenes pero, además, video de alta definición, 720p con sonido. En ese momento pensé que era la cámara de mis sueños, con lo mejor de ambos mundos (del mundo del tiempo detenido, la fotografía, y del mundo del tiempo fluido que es el video).

Mas ahora ha salido al mercado la Nikon D90, que no sólo es capaz de capturar hasta cinco minutos de video a una resolución de 1280×720 pixeles progresivos, sino que además lo hace a una velocidad de 24 cuadros por segundo. La gente de Nikon asegura que esta función, que ellos llaman D-Movie, hace de la la D90 la primera cámara SRL digital con capacidad para hacer video de alta definición.

Pero lo que hace realmente a la Nikon D90 una cámara fuera de serie es la posibilidad de jugar con la profundidad de campo, tal cual como si se tratara de una cámara de cine. Sí, estamos hablando de una cámara que puede y debe usar toda clase de lentes intercambiables: desde los grandes angulares más extremos, hasta los teleobjetivos más largos, pasado por zooms con toda clase de distancias focales.

y a todo lo anterior, hay que añadir el tema de la excelente performance que parece demostrar en condiciones de baja luminosidad, como el primer video que ilustra este artículo.

¿Haría una película con una de estas cámaras? Probablemente no. Aún no. La D90 tiene algunas limitaciones, sobre todo en lo que respecta al control manual de la exposición en el modo D-Movie. Además, no tiene entrada de audio (aunque sí micrófono incorporado), pero esto no es nada que uno de esos nuevos grabadores diminutos, como el nuevo PCM-D50 de Sony (o su anterior modelo, el PCM-D1) no pueda remediar.

No obstante, lo intentaría. Y si no funciona, pues trataría de hacer una película compuesta por fotos fijas únicamente. Como esta.

Vía | Prolost

Related Posts with Thumbnails
%d personas les gusta esto: