White Red Panic o el resultado de filmar “en cueros”

11
692
2 min de lectura


White Red Panic (HD) from Ayz Waraich on Vimeo.

Semanas atrás, Stu Maschwitz publicó en su blog un post titulado Go Naked. No, no tenía fotos de mujeres desnudas. Con lo de “ir desnudo”, el autor de The Rebel Guide, se refería a hacer cine despojándose de todo lujo, accesorio o herramienta cuya carencia a veces nos impide poner manos a la obra.

El post venía a colación por White Red Panic, un cortometraje dirigido por un novel director llamado Ayz Waraich y que fue realizado con cerca de mil dólares como todo presupuesto. Para filmar el cortometreja, Waraich empleó la Canon HV30 Canon HV20, una diminuta cámara que cabe en la palma de la mano y cuyo costo está alrededor de los 800 dólares.

¿Cuál es pues el secreto que hace lucir a White Red Panic como una gran producción, en la que se hubiesen invertido miles de dólares?

La respuesta es sencilla: una cuidadosa elección de cada locación en función de la imagen, una aún más rigurosa planificación de antemano de cada plano, según la luz y la paleta de colores y, finalmente, una inversión de toneladas de creatividad, de ensayo y error, en la corrección de colores. Si no lo creen, denle un vistazo al siguiente “antes y después”:

Lo más curioso de todo es que Waraich no necesitó de un sistema de corrección de color de miles de dólares, como un Scratch, para lograr resultados tan profesionales. De hecho, ni siquiera empleó plugins caros. Le bastaron las herramientas nativas del Sony Vegas (sí, leyeron bien) y el Adobe After Effects.

Para enterarse de mayores detalles, pueden visitar este hilo de discusión en el que participa Waraich en persona.

Finalmente, como dice , recomendamos ver el corto en su página en Vimeo o descargarlo y verlo en un monitor de alta definición.

Anuncios

11 Comentarios

Comments are closed.