La continuista mecánica

2
467
2 min de lectura

Youngfrank20Investigadores de la Universidad de California han inventado un artilugio que permite manejar y registrar, de forma simultánea, las posiciones de los actores, del equipo de rodaje, de la iluminación y el sonido. En resumen, el invento es capaz de automatizar el proceso de registro de continuidad de un filme.

Una de las pesadillas más recurrentes de todo realizador gira en torno a los problemas de continuidad de su película.

¿Ha notado alguna vez cómo cambia el peinado de una actriz entre dos tomas? ¿Ha visto cómo la luz no es la misma entre un plano y otro a pesar de ser una misma escena? ¿Ha visto desaparecer como por arte de magia los anteojos que llevaba puestos el héroe antes de cruzar una puerta? ¿Ha visto alguna vez cómo en una persecución, extrañamente, perseguidor y perseguido cambian de puesto o avanzan en direcciones opuestas?

Esos son errores de continuidad.

Dado que las películas no se filman en orden cronológico, es bastante usual que se comentan errores de este tipo. Errores que se pagan caro en el montaje, porque a veces hacen imposible la edición de una escena.

El departamento de continuidad, usualmente integrado por mujeres ?¢?Ǩ?Äùno sé la razón de esto?¢?Ǩ?Äù, es el encargado de evitar que sucedan estas metidas de pata.

Pero, como ya se sabe, errare humanum est.

Por eso, los investigadores del programa de Tecnología Avanzada aplicada a la cinematografía, han creado un sistema compuesto por varios sensores que, diseminados en el set, recolectan los datos necesarios para llevar la continuidad del filme.

El sistema podría convertirse en una herramienta imprescindible en la realización de los planos de efectos especiales, generalmente realizados contra pantallas verdes (green screen), donde el equipo de rodaje en pleno debe imaginar objetos, locaciones y hasta personajes que luego serán añadidos en la fase de postproducción.

Habrá que decirle adios a los errores…
No obstante, hay quien usa los errores de continuidad como un efecto cómico, como Mel Brooks en la desopilante Young Frankenstein. Brooks cambia, entre escenas, la posición de la joroba de Igor (en la foto), el personaje interpretado por el genial ?¢?Ǩ?Äùy nunca llorado lo suficiente?¢?Ǩ?Äù, Marty Feldman.

Un chiste que, a la larga, da pie a un intercambio verbal sin desperdicio:

FREDERICK FRANKENSTEIN: Sabes Igor, soy un cirujano brillante. Acaso pueda ayudarte con esa joroba.

IGOR: ¿Cuál joroba?

Anuncios

2 Comentarios

Comments are closed.